04 junio 2015

Madrispaña (centralismo y provincianismo se complementan)

Artículo publicado en CTXT
Poco a poco, la mayoría de los medios de información de ámbito autonómico y local han acabado editando o emitiendo desde Madrispaña, con todos los sentidos atentos a lo que ocurre o pueda ocurrir en la villa y corte, sobre todo en las calles Génova y Ferraz.
Durante la campaña electoral y también después de los comicios recién celebrados, que eran locales y autonómicos, quedó probado que el virus Madrispaña sigue extendiéndose, ¡qué digo extendiéndose!, se consolida e incluso ha creado cepas autóctonas.alvo sorpresa mayúscula, las elecciones legislativas refrendarán el centralismo más centralista de todos: el que anida en todos nosotros —poco o mucho, sigue vivo y coleando.
El centralismo caló tanto y tan bien que incluso lo necesitan sus combatientes más firmes, incluidos numerosos catalanistas, galleguistas y vasquistas. Madrid, Madrid, Madrid y dale con Madrid… no hay forma de que lo entiendan: ¡no es Madrid, es Madrispaña! Más simple: es el Estado.
..
Viñeta, La Boca del Logo
Hay cosas que las dejó atadas
y bien atadas
Los famosos demócratas de toda la vida, más los partidos de la eterna Transición y numerosos medios arrasan: España es Madrid... ¡pobres madrileños!
En un ayuntamiento andaluz el PSOE gana las elecciones locales… pero la derrota del PP madrileño, según informan los más listos de quienes trabajan la actualidad.
La mayoría de los votantes valencianos apoyan a los partidos de centro y de la izquierda… luego, gran derrota del despacho de la calle Génova ...¿?
En tres ciudades gallegas ganan las “mareas”… pero no han perdido votos el conservador Negreira y la socialdemócrata Barcón, sino que Rajoy y Sánchez han sido políticamente fulminados; patético, pero cierto. Y lo más patético: a Rajoy y Sánchez esas alusiones les hacen políticamente felices…
Así en toda la piel de toro... perdón, ¡toro bravo!
Coñas aparte, convendría que los medios “de provincias” se lo hicieran mirar. Es comprensible que los partidarios de Madrispaña claven hondo la espada, al fin y al cabo quieren que atraviese el hígado de la convivencia interterritorial, tanto da que lo hagan por interés como porque están convencidos de que el mosaico de las Españas necesita liberarse de “las singularidades regionales” —esta es su expresión preferida—; pero resulta grotesco que un medio de Cádiz, por poner un ejemplo, intente convencer a su público y a sus clientes de que la calidad de vida de los residentes en el municipio depende fundamentalmente de ser más o menos amigo de los inquilinos de la calle Genova.
En A Coruña ya hay quienes susurran que el absurdo túnel de O Parrote, las comunicaciones con el puerto exterior y el arreglo de los desastrosos mercados de Santa Lucía y Durmideiras, entre otros retos pendientes y obras en curso, se cumplirán tarde, mal y arrastras por haber desalojado a Rajoy de la alcaldía ...¿?
..
Tal como antetitulaba Vázquez Montalbán: «Del alfiler al elefante»
El provincianismo que embota la inteligencia de numerosos medios locales y autonómicos es sólo un detalle, cierto, pero es el alfiler que desnuda el aguijón centralista, que es duro y se hunde hasta el tuétano.
Los medios (no todos) contribuyen a que perviva Madrispaña para informar y deformar.
Es patético a la vez que peligroso que decenas de miles de orensanos, onubenses o castellonenses sigan creyendo que el único poder del Estado sigue estando en Madrid, todo lo demás es subsidiario, como cuando un agente de la brigada político-social coincidía contigo en el cine y te detenía por pitar el himno que acompañaba un reportaje del No-Do.
Por cierto, el Estado no tiene una sola sede… ninguna en la calle Génova y en la de Ferraz, tampoco. Y en cuanto al poder, ya se verá.

2 comentarios:

  1. Hola amigo Félix, es una lástima ese desprecio a los territorios. Con diálogo y madurez como hicieron los países de nuestro entorno, podemos pasar esta página.

    Necesito hacerte una pregunta y con sumo respeto fuera de tema. Pero no sabía donde hacerla: Siempre he leído que La Iglesia Católica no ha firmado La Declaración Universal de Derechos Humanos: acaso puede hacerlo sin que La Iglesia Católica sea Estado? Que yo sepa el que firma son los Estados. Me consta que El Vaticano (observador en la ONU) tampoco ha firmado la Declaración, pero crees que la Iglesia Católica lo apoya de muchas formas? Además si tenemos en cuenta que el cabeza de la Iglesia Católica tiene su propia autonomía en cuanto al Estado y poderes. Conoces la Declaración, Dignitatis Humanae: Sobre la libertad Religiosa?

    Objeto y fundamento de la libertad religiosa: 2. Este Concilio Vaticano declara que la persona humana tiene derecho a la libertad religiosa. Esta libertad consiste en que todos los hombres han de estar inmunes de coacción, tanto por parte de individuos como de grupos sociales y de cualquier potestad humana, y esto de tal manera que, en materia religiosa, ni se obligue a nadie a obrar contra su conciencia, ni se le impida que actúe conforme a ella en privado y en público

    ¿Entonces por qué dicen que la Iglesia coacciona?

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión (personal), que la Iglesia Católica no haya firmado ese protocolo tiene relativa importancia política.
      El Estado del Vaticano SÍ es un Estado; sui géneris, pero Estado al cabo.
      La Iglesia Católica apoya los derechos humanos en general, pero tiene detalles poco o nada edificantes y una laguna de vasta extensión derivada de su sexismo: sigue "en deuda" con las mujeres, a las que infravalora y menosprecia doctrinal e institucionalmente, y también con los/las homosexuales.
      El catolicismo (por el Vaticano) tiene los engranajes oxidados: camina por detrás del "tiempo", sobre todo en el Primer Mundo.
      En todo caso, no es un defecto (o rémora) exclusivo del catolicismo, todas las versiones del cristianismo acusan problemas similares, así como el resto de las religiones. Más fácil: ¡son religiones!; es decir, cada una de ellas constituye una suma de creencias y "costumbres" que básicamente son de orden PRIVADO; toda fe requiere "solidez", axiomas, dogmas, principios inamovibles.
      Por otro lado, el paso del tiempo y los avances (de todo tipo) están convirtiendo lo que fue un acierto hace 17 siglos en un error de futuro: la institucionalización y politización del cristianismo dio ventajas y sigue dando ventajas (¡desde Constantino el Grande!); pero también ha generado más y más obligaciones, que en gran medida NO asume ninguna religión "institucional". En España y otros países, pocos, el catolicismo ni siquiera ha actualizado sus relaciones con la Hacienda pública, ¡ni con la Justicia!, tal como demuestra el caso de presunta pederastia investigado en el arzobispado de Granada (por citar sólo el caso más reciente).
      El catolicismo nada en un mar de contradicciones y poco a poco las va pagando. Quizá no tenga otra salida y por eso prefiere vivir en esa tensión. Creo que le costará mucho superar su histórico y cómodo "sí pero no".
      E insisto, es mi opinión y el asunto es muy complejo e imposible de tratar en un blog y mucho menos en un comentario.
      Saludos.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.