27 junio 2015

Sólo un fanático o quien miente por interés puede afirmar que la religión es ajena a la maldad

Una religión "verdadera" sirvió para justificar o disculpar las matanzas
de los colonizadores y otra fe "verdadera" da sostén moral a los yihadistas
..
El presidente de Gobierno español parece estar convencido de que todos los ciudadanos somos idiotas o unos redomados ignorantes.
La ignorancia (entendida como falta de conocimientos) y la abundancia de informaciones que distorsionan la realidad (o la recrean) provocan que un elevado porcentaje de europeos (no sólo españoles) sigan creyendo en simplezas; ¿por ejemplo?, pues que los preparados homeopáticos son medicinas o que todos los directivos de los bancos y las cajas fueron ajenos a los engaños (y estafas) perpetrados en la venta de preferentes.
La última de la larga lista de estupideces políticas que ha dicho el presidente de Gobierno ha consistido en introducir una irracional defensa de la religión para valorar a conveniencia del catolicismo los actos de violencia que ayer segaron decenas de vidas en Francia, Kuwait, Somalia y Túnez --aparte de las muertes con componentes religiosos de las que nada dicen los medios.
..
Se niegan a reconocerlo, pero hay asesinos
de ayer y de hoy que matan en nombre de dios
En las acciones de los yihadistas la concepción religiosa de la vida y del mundo desempeñan un papel preeminente en la moral, el pensamiento y las decisiones de quienes aprietan el gatillo y hacen estallar las bombas.
El presidente de Gobierno tendría razón si se refiriera sólo y exclusivamente a quienes financiaron la puesta en marcha del movimiento muyahidín (germen de Al Qaeda) en el Afganistán pro soviético, o a quienes apoyaron el nacimiento de ISIS (Estado Islámico) para derrocar el régimen sirio de los al-Asad.
Para los impulsores de esas y de otras insurgencias la religión sólo tiene el valor de un instrumento; pero la religión es el sostén ideológico de la inmensa mayoría de quienes combaten en Irak y Siria, o antes en Bosnia y Chechenia, y también es el sostén ideológico de los activistas que matan inocentes en un hotel, en un tren, en un avión o en una calle de cualquier ciudad del mundo. 
Al presidente de Gobierno español y a numerosos dirigentes políticos de Occidente les quita el sueño el lento pero inexorable descrédito de la religión, de todas, a lo que contribuye poderosamente el yihadismo armado; de ahí que insistan en la falacia de que la religión es ajena a todo mal.
..
Creencias que justifican matar desde los albores de la humanidad... y ahí seguimos
Los profetas de la “corrección política” han logrado con notable éxito que la mayoría de los ciudadanos de Occidente hayan digerido (incluso olvidado) que el extremismo religioso de católicos y luteranos causó masacres en numerosos países colonizados, ¡y en la propia Europa!, acciones en las que la religión también era el sostén ideológico de la mayoría de los homicidas uniformados y sin uniformar.
La religión, por mucho que se empeñen en disimularlo los líderes de la “corrección política”, es un factor imprescindible para comprender las matanzas yihadistas y, en otro plano y más cerca, las "falsas verdades" de la religión son las que permiten entender que los nacional-católicos prefieran fomentar la caridad que la equidad, o que estén empeñados en controlar los embarazos de las mujeres, las prácticas sexuales de sus conciudadanos e incluso se opongan al derecho a morir dignamente.
La religión explica que los nacional-católicos impidan educar a los niños y adolescentes en la convivencia democrática (= tolerancia), o su malsana insistencia en que todos los menores sean instruidos en las leyendas y mentiras que sustentan el catolicismo [digo catolicismo, no cristianismo] en lugar de aprender el fenómeno y la historia de todas las creencias religiosas... ¡quita, quita!, sola hay una religión verdadera... Los rajoy son patéticos pero ideológica e intelectualmente, peligrosos.
Está probado que el presidente de Gobierno español y numerosos dirigentes de la “corrección occidentalista”, con los nacional-católicos al frente, están convencidos de que todos los ciudadanos somos idiotas o unos redomados ignorantes; más claro: cuando afirman que la religión es ajena a la maldad, mienten.
..
NOTA:
No pretendo negar los valores positivos que tienen y que han aportado las religiones, ni negar que han jugado (pasado) un papel relevante en la construcción de la cultura; pero el uso de la religión más allá del ámbito de lo privado ha servido y sirve como base para perpetrar numerosas atrocidades, así lo certifican la historia y la actualidad: esto sólo se puede negar desde el fanatismo o bien porque hay interés en seguir utilizando la religión como arma política, económica o de guerra.
..
RELACIONADOS:
El origen de El Vaticano como poder político: «El concilio de Nicea (325 dC) rompió con el cristianismo original y fundó el catolicismo»;
Un ejemplo de la moral católica: «Un sacerdote sodomizó y mató a un niño, tras cumplir una breve condena dirigió una parroquia, envejeció plácidamente y es recordado como "cura ejemplar"»;
Hay países donde la curia católica bate marca en el ámbito criminal: «La Iglesia Católica "ha tapado" casi 100.000 abusos sexuales en México».

4 comentarios:

  1. Una maldad cubierta de dulzura y de bondad, es la única que es capaz de intoxicar la mente de las buenas personas.

    ResponderEliminar
  2. He aquí las palabras que Yahveh dice a Samuel para que éste informe a Saúl:

    "He considerado lo que Amaleq hizo a Israel..... Pues ahora ve y destroza a Amaleq y extermínale con cuanto posee, sin compadecerte de él; antes bien matarás hombres y mujeres, muchachos y niños de pecho, toros y ovejas, camellos y asnos" [Samuel I, v15].

    Claro que esto se pueden considerar simples "Hazañas Bélicas" del Antiguo Testamento. La crueldad y la maldad de las religiones que cuentan con una ortodoxia dogmática es más sutil y se dirige en primer lugar contra sus propios creyentes, cuya razón debe violentar y cuya voluntad debe doblegar para hacerles creer afirmaciones tan enloquecidas y descabelladas como que un líquido que huele a vino, sabe a vino y es químicamente vino es en realidad la sangre de un personaje dudosamente histórico, Jesucristo, recuperada fluida e incorrupta muchos siglos después. (Para los protestantes, al menos, la sangre no pasa de ser un símbolo). Las persecuciones y quemas de herejes son la última consecuencia de esta violencia sobre la inteligencia y la voluntad, que culmina con la eliminación por el fuego de los cuerpos que sustentan ambas facultades rebeldes.

    ResponderEliminar
  3. Señores: Grecia arde y el Mundo casi en guerra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente, la que avecina en Grecia, el yihadimo ganando terreno y el presidente del Gobierno de España dedica tiempo y palabras a defender la religión. Es un incosciente, o un memo político.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.