02 julio 2015

Objetivo: odiar a Grecia y a los griegos

Artículo publicado en CTXT
Ahora y aquí, en Europa, el gran reto informativo del sistema es conseguir que la mayoría de los ciudadanos odiemos al Gobierno griego, a Grecia y, si es preciso, también a los griegos.
Lo que está en juego no es el euro, que también, sino algo mucho más valioso y sustancial: la credibilidad de la llamada economía de libre mercado tal como la conciben el FMI y la gran banca.
Tampoco preocupa en exceso la Unión Económica y Monetaria, entre otras cosas porque la dejaron premeditadamente a medio construir para que sea más rentable —lo que a su vez comporta que renquee, están preparados para ello—. Lo que más les inquieta es el lento pero constante aumento del número de ciudadanos que dejan de creer…
—¿En Dios?
—¡Quia!, eso cada vez les importa menos. Llegados a este punto, no se pueden permitir que dejemos de creer en su libre economía.
En ese escenario los medios de comunicación juegan un papel fundamental. ¡Como siempre!, cierto, pero en coyunturas como la actual, más. Desde hace cinco años los medios informan de la debacle helena y desde hace cuatro y once meses evitan reseñar que todo empezó porque el Gobierno de Nueva Democracia (el PP griego) recurrió a créditos en negro para cumplir los famosos requisitos de Maastricht con el objetivo de que la banca y las grandes empresas del país se beneficiaran de la eurozona.
Ocultar el origen de las graves dificultades presupuestarias del Estado heleno ha sido el mayor éxito comunicacional del FMI, del BCE y de la Comisión Europea que preside Jean-Claude Juncker… ¿qué?, sí ese señor, el coautor de que el gran paraíso fiscal intracomunitario, Luxemburgo, haya perfeccionado tanto y tan bien la evasión fiscal que en un solo edificio del barrio luxemburgués de Gasperich están domiciliadas 1.600 empresas europeas para burlar a los fiscos de sus respectivos países, tal como ha probado el equipo de periodistas de investigación que ha elaborado el informe Louxemburg Leaks.
..
Viñeta de Pedripol
Plan Northwoods, el mejor ejemplo
de intoxicación extrema
Tras la Segunda Guerra Mundial, no ha dejado de mejorar la eficacia de los gobiernos y del poder económico para fomentar la opacidad y la intoxicación informativas.
Los estudiosos de ese fenómeno acostumbran a citar como ejemplo del no va más la operación Northwoods, diseñada en 1962 por la CIA para satisfacer los criterios y objetivos políticos que planteaba la Casa Blanca para justificar la invasión de Cuba. El proyecto nunca se llegó a ejecutar, pero muy probablemente es la más clarificadora demostración de las perversiones a las que el poder es capaz de llegar para que la población apoye barbaridades, desde conculcar principios democráticos hasta desencadenar una guerra.
De muestra, un simple párrafo del plan Northwoods: «Es posible crear un incidente que demuestre de manera convincente que un avión cubano atacó y derrumbó un vuelo charter civil procedente de Estados Unidos y con destino a Jamaica, Guatemala, Panamá o Venezuela». Alguien razonó —según la mayoría de historiadores, John F. Kennedy o su hermano Robert— y el derribo de un avión civil fue descartado.
Conviene no olvidar ese plan como espejo de las decenas de intoxicaciones y manipulaciones que sí han sido y son ejecutadas.
Ignoro cómo se denomina la operación de acoso y derribo informativo contra el actual Gobierno y también contra el pueblo griegos; pero es evidente que la campaña arrecia desde hace cinco años, cuando los poderes del libre mercado y los gobiernos cómplices dieron orden (o recomendaron) silenciar que la bomba de relojería financiera fue colocada por el ejecutivo de Nueva Democracia con la complicidad de Goldman Sachs, el banco transnacional que más dinero en negro “invirtió” en que el Estado heleno entrara en el euro.
..
Más papistas que los alemanes
La campaña es tan chusca, por lo menos en España, que han llegado a difundir la estupidez de que los españoles hemos regalado miles de millones a los manirrotos griegos; y lo que es peor: hay periodistas que han escrito y dicho esa aberración pese a que saben (si no lo saben es peor) que esos millones no eran regalados, sino un préstamo y para colmo tampoco eran para el pueblo ni para el Estado griego, sino, en su gran mayoría, para los bancos acreedores que amenazaban con estrangular el país.
Y ahí siguen instalados numerosos medios convencionales españoles, que por lo general son más papistas que los germanos a pesar de que el Deutsche Bank es la entidad europea que más dinero se juega en el éxito o fracaso del Northwoods anti-griego, con el que ya han logrado vilipendiar a la población griega en su conjunto.
Ser periodista es uno de los oficios más hermosos —para mí, el que más— y también puede ser uno de los más denigrados y denigrantes.
..
NOTA
Si usted es periodista, sabe perfectamente lo que hay. Exceptuados un ciento de “estrellas” y su corte de “famosillos”, todos los periodistas trabajamos para comer y todos sabemos cómo guardar las distancias (y la firma) para no ser cómplices de la ignominia.

6 comentarios:

  1. Como ilustración de lo que expones, voy a pegar un enlace a un WebSite donde la vesania, el simplismo, la mendacidad y la in-inteligencia alcanzan cotas de verdadero récord:

    http://cronicasbarbaras.blogs.com/crnicas_brbaras/2015/07/golfos-de-atenas.html

    ¿Habrá lectores capaces de "fumarse" el producto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conozco a ese periodista y bloguero, hubo un tiempo en que leía de vez en cuando sus textos. Dejé de hacerlo por lo mismo que evito a otros de similar ideología.
      Es representativo de varios fenómenos y el más inquietante no es su derechismo ni el "odio" a la izquierda.
      Un abrazo (no seas masoquista y lee Twain, Tolstoi, Llamazares, Neruda, Delibes, Steinbeck, etc... y CTXT).

      Eliminar
    2. Hola Félix, comprenderás que no tengo al mencionado bloguero, precisamente, como lectura de cabecera. Pero sí es cierto que a veces es inevitable incurrir en cierto masoquismo si se desea abarcar y comprender la variedad humana en su amplia gama. Lo que me intriga es que "el más inquietante" rasgo del sujeto no sea el odio a la izquierda. ¿De qué rasgo se tratará? Iremos averiguándolo.

      Buenas recomendaciones literarias las que me das! El que menos frecuento es Llamazares. Twain y Tolstoi, sí, pero en otro tiempo. Tengo debilidad por Valle-Inclán y por Miguel Hernández. Encuentro gran consuelo y solaz en Borges, a pesar de sus filiaciones tortuosas. Y mi gran descubrimiento reciente es Juan Carlos Onetti, que a mi juicio sabe hacer un uso del castellano desconcertante e insólito. Un abrazo y ¡buen verano!, (si no nos lo amargan los que hacen de azote de Grecia).

      Eliminar
    3. Ya sé que no eres fan de según quien... Si lees "La lluvia amarilla", leerás más libros de Llamazares.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. Amigo Félix,

    No sé si estarás de acuerdo conmigo: creo que la táctica de Tsipras no es la correcta porque un dirigente político ha de saber que los pactos están paracumplirlos, aunque los hayan firmado otros antes que él, que aunque el comunismo tienda a relacionar instituciones y persona que las representa eso no es así, él representa a un estado, como también lo hicieron sus antecesores elegidos democráticamente, por lo tanto ha de cumplir lo que se pactó para acceder a los rescates. ¿Sí o no?

    Ante el electorado queda muy bien eso de la deudailegítima ydemás, pero quien pone las perras que él alegremente quiere gastar en mantener unaelefantiasis sector público es la UE, y quien presta pone condiciones, y creo que no hay más vuelta de hoja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel,
      Exceptuados los países ex miembros del Comecon, desde hace ya lustros el Estado griego figura año tras año entre los tres de la UE que menos gastan en funcionarios, sanidad y enseñanza públicas o servicios a la población en general.
      Eso sí, en proporción al PIB, es el que desde los años ochenta más ha gastado en Defensa (armas). ¡el doble que la media de los países de la OTAN! Y prácticamente todas las importaciones de material de guerra o de uso militar procedían de cuatro países: EE UU, Alemania, Gran Bretaña y Francia; gasto, por cierto, que siempre se ha realizado por la vía de obtener créditos de bancos de, ¡justamente!, tiene sede en esos países exportadores de armas.
      Para más inri, la partida de la deuda exterior pública (no privada) más elevada corresponde a esas operaciones.
      Lo que planteas de la obligación de cumplir sin excusas ni justificaciones los compromisos de gobiernos precedentes es un absurdo jurídico... no lo digo yo, lo contempla el Derecho Internacional. ¿Por qué te crees que hasta el FMI ha reconocido, ¡por fin!, que parte de la deuda es ilegítima?... aunque en rigor "ilegítima" es un eufemismo y la palabra que corresponde es ILEGAL. Hay créditos adquiridos por Grecia en los años noventa y primeros de este siglo NO DECLARADOS; es decir, créditos en negro = dinero negro; entregado por bancos trasnacionales para que Grecia entrara en la eurozona, cosa que sólo interesaba a la gran banca y a los grandes consorcios. ¡Como en el caso de España pero más absurdo todavía!
      España. es el país que más veces se ha declarado en quiebra: ocho (es historia de la economía mundial).
      España tampoco podrá JAMÁS pagar el billón de € que YA debe: 350.000 millones de ese billón corresponden a los últimos tres años... ¿tú los has visto, los has notado en las calles?
      Lee:
      http://ctxt.es/es/20150702/politica/1697/La-UE-es-responsable-consciente-y-trata-de-ocultarlo-Grecia.htm
      Saludos.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.