20 noviembre 2015

El reto de derrotar al Califato es mayúsculo porque ya controla más de 200.000 kilómetros cuadrados

La acción criminal perpetrada en París ha confirmado no tanto la capacidad de intervención del Califato en Europa, como la existencia de "bolsas de desesperados" en las ciudades europeas formadas por inmigrantes y sobre todo por hijos de estos ya nacidos y/o criados en el "rico" Occidente. Ese fenómeno no es hijo sólo del yihadismo y no se circunscribe a París y Bruselas, donde habían crecido y residían casi todos los activistas ahora muertos o detenidos. Los acontecimientos obligan también a preguntarse cuál es la situación en Siria e Irak.
Esos dos países de Oriente Medio, donde el yihadismo bélico ha logrado consolidar sus posiciones, viven las consecuencias directas de la larga lista de errores cometidos por Occidente [motivados o propiciados por la "cultura económica" del petróleo], agravados a partir de la invasión de Irak y que constituyen el origen "ideológico" de las masacres madrileña, londinense y parisina.
..
Cartografía de la guerra en Siria e Irak
....
Fuente: «Guerra civil siria» / Wikipedia (pulsar para ampliar)..
..
Pulsar para ampliar
..
Pulsar para ampliar
..
CON ANTERIORIDAD:
* Cuando Europa "confiaba" en que el asunto sería controlable, en agosto de 2014: «El Califato amenaza con descabezar Siria y abona la tesis de dividir Irak en tres Estados», y* Cuando Europa comprobó con sangre que había amamantado un monstruo: «La palabra "guerra" se aplica en Europa sin motivo o a lo peor, para fomentar el belicismo».
CON POSTERIORIDAD
«Occidente tiene una elevada cuota de responsabilidad en la destrucción de Siria».

2 comentarios:

  1. Pero es que sólo ahora, tras los atentados de París, se empieza a ver voluntad clara de destruir al ISIS. Es realmente extraño que el poderío militar de EEUU no haya conseguido nada en meses de supuestos ataques... salvo que se tenga en cuenta la ya larga connivencia de los norteamericanos con la dictadura saudí, régimen que no parece ver en el ISIS un enemigo. Más la actitud indecisa, vacilante, respecto a El Asad, más las tensiones entre chiítas y sunnitas, más la reivindicación de los kurdos sin Estado, más el petróleo... Este territorio está sometido a tensiones de muy distintos orígenes. Es complejo como un jeroglífico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en que, al menos hasta ahora, no ha habido voluntad de acabar con el monstruo que habían creado para derrocar a El Asad (como en Libia, han querido destruir el aparato de un Estado sin haber preparado el relevo).
      Es más, la yihad y el Califato se alimentan principalmente vía Turquía, ¡socia de la OTAN!, tanto para obtener materiales como combatientes, y NINGUNO de los gobiernos que ahora ahora se llevan las manos a la cabeza hizo nada relevante para forzar a Erdogan a que cerrara el supermercado.
      Pero no nos engañemos, Oriente Medio es un enredo desde hace decenios, no es casual y todos saben que la causa es viscosa y de color negro (¡qué pregunten a los Saud!)

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.