02 noviembre 2015

La idiotez tiene base histórica y sobre esta se ha creado un vasto sustrato social

No es el primero ni será el último achaque que soportan los homo sapiens ibéricos. La actual trifulca inter-territorial que enloda la convivencia se inició hace unos años, también con el PP de oficiante mayor, con las "chuminadas" españolistas que medraron a la sombra de ETA, cuya violencia fue aprovechada por los patrioteros de siempre para orillar el problema que arrastra España: un país pespunteado por Ysabel y Fernando que, justo cuando podía iniciar el tránsito al Estado moderno, fue reventado por los Decretos de Nueva Planta durante el reinado de Felipe V.
La ETA patriotera [no hubo una ETA, sino varias, pero esto casi nunca lo explican los medios "correctos", aficionados a las verdades verdaderas] consiguió reforzar los dos bandos que ya había creado el españolismo franquista, uno formado por los euskaldunes (ciudadanos vascohablantes) y otro paquete con todos los demás súbditos, fueran o no españolistas.
..
Foto capturada en Makamo
Las letras cambian,
pero la música de fondo es la misma
La ETA ultranacionalista no inventó absolutamente nada, máxime tras marginar al sector que intentaba darle un sentido de clase y renunciar a las armas: el asesinato de Yoyes certificó la deriva hacia el vacío.
Con el paso de los años y derrota tras derrota, como no podía ser de otra manera en Europa occidental, se impusieron los etarras que eran poco más que un bis socializado del PNV original, el de los vasquistas xenófobos que odiaban a los maketos.
Pero ese y todos los hilos territorialistas habidos en las Españas, violentos o pacíficos, eran y son vetas que salen del mismo ovillo, pues constituían y constituyen la respuesta al españolismo que desde in illo tempore aplica las tesis aculturales y uniformadoras que sistematizó la Casa de Borbón cuando hizo tabla rasa en las Españas .
..
[INCISO: No vale imputar ese y otros males sólo a Felipe de Anjou (Felipe V), pues sólo era el instrumento de los intereses de la Casa de Borbón en la Europa de su época; no vale olvidar que ya iniciado el siglo XVIII el rey por si solo pintaba poco más que la mona, como todos los soberanos habidos desde que empezaron a derrumbarse las monarquías medievales al tiempo que despuntaban los Estados modernos]
..
Pues bien, en el escenario actual conviene recordar que en España sigue vigente la ponzoña de siempre: la del centralismo que estrenó Felipe V, padre putativo del españolismo.
¡Ya está bien de esconder los hechos! Los pasados y los actuales rifirrafes inter-territoriales no son parientes lejanos, sino hermanos gemelos engendrados por una España que como Estado es un desastre desde que echó los primeros dientes.
..
La clase dirigente fue y es incapaz de articular las Españas sin romper huevos
La España uniforme [una, grande y libre] con la que se llenan la boca tantos patriotas no existe. El Estado español es un mosaico que suma varias natios y que a todas conviene mantener unido [esto es opinión personal], pero no por los motivos pseudoeconómicos y "espirituales" que esgrimen los felipes quintos del siglo XXI.
Los mal llamados "problema vasco" y "problema catalán" no los han creado los Arana ni los Companys, ni tampoco las formaciones que ahora plantean la segregación como única (no)solución posible.
La hoy creciente necesidad de huir la creó el uniformismo y ahora quien mejor la alimenta es la codicia de la élite económica dominante. 
El actual episodio de asco anti-españolista no anti-español!] que se vive en Catalunya es el enésimo achaque de un Estado invertebrado, inmerso en una debacle socio-económica y en el que, para más inri, sus ciudadanos empiezan a ser conscientes de las trampas de la Transición [con citar la creación de pseudoestados federados con provincias como Logroño y Murcia es evidente el despropósito. ¡Hace falta ser muy simple o estar muy "acongojado" para hacer según que cosas!]
En fin, un dislate político-administrativo que revienta con la economía en horas bajas y lógicamente lo hace con especial crudeza allí donde el ultranacionalismo español [uniformador, acultural, religioso e irracional] ha dejado más y "mejores" heridas abiertas.
No habrá secesión, pero no porque lo prohíba la Constitución que dejó vivo el franquismo, sino porque los nexos (de todo orden) son más fuertes que las inquinas que tan bien alimentan los que tiran por la calle de la víscera y los que se dedican a crear problemas para esconder intereses.
Eso sí, para redondear la paradoja resulta que, según los sondeos, los políticos para los que España fue creada en 1975 o a lo sumo en 1939 serán los que saquen más tajada del anti-españolismo que medra en Catalunya.
[Lo dicho al empezar: La idiotez tiene base histórica y sobre esta se ha creado un vasto sustrato social... tanto o más idiota]
..
CON ANTERIORIDAD:
«España-Catalunya: enésima pugna entre uniformadores y "nacionales" del mosaico».
DE INTERÉS:
«Propuestas sensatas», por Francesc Trillas, vía bez|diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.