09 diciembre 2015

La misoginia religiosa refleja aspectos esenciales del califato yihadista

A propósito de la llamada violencia de género [en rigor: violencia machista, si bien en numerosos casos cabría hablar de violencia religioso-patriarcal], no estaría de más que los medios atendieran e informaran con mayor detalle de la más reciente de las históricas misoginias religiosas: la practicada por el Estado Islámico, que está empeñado en superar a la Iglesia Católica de las edades Media y Moderna [ver: "La Iglesia Católica no sólo es misógina, desprecia a la mujer"].
El Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, en sus siglas inglesas) no sólo obtiene dinero o poder y entretenimiento machista, traficando con las mujeres o utilizándolas sexualmente para "reposo del guerrero", sino que además ha actualizado los planteamientos polígamos que propugnó el islam original —entonces por motivos económico-demográficos—, adaptándolos al siglo XXI para otorgar a la mujer dos funciones socialmente secundarias: sirvienta/ama de casa y objeto de placer, o el único rol digno que según las religiones tiene la mujer por mandato divino y biológico: ser madre, así lo reflejan los teócratas de ISIS en sus prédicas y en un texto que a ese respecto han publicado en el último número de la revista Dar al islam.
..
Más allá del machismo: la sharia
del califato es pura barbarie
Según varios despachos de agencia, entre ellas la francesa AFP y la española Europa Press, Dar al islam ha difundido un texto en el que un portavoz de ISIS proclama que la poligamia es «un derecho de los varones» otorgado por Alá, lo que obliga a las mujeres a aceptar tan virtuoso designio divino.
La expresión "designio divino" será fácilmente comprensible para los varones y las féminas educados/as en el nacional-catolicismo español, no en vano todos/as los/as mayores de 60 años recordarán fácilmente que la dictadura bajo palio impuso, entre otras aberraciones, que las mujeres debían obtener permiso del padre, hermano mayor o marido para ser titulares de una cuenta corriente o disponer de pasaporte [recordar esas y otras cosas del ayer es muy conveniente a las puertas de unas elecciones, no en vano los hijos del franquismo vuelven a presentarse como salvaguardas de las buenas costumbres patriótico-religiosas].
Pero regresemos al hilo del post, decía que vía Dar al islam el ISIS ha instado a las mujeres a reconocer el derecho de los varones a tener varias hembras a su servicio, unas con rango de esposas y otras como esclavas; eso sí, el califato ha advertido de que en contrapartida el varón debe cuidarlas (= controlarlas) y «reconocer sus derechos» (¿?), en alusión al derecho a comer, beber y demás necesidades básicas para sobrevivir.
La buena mujer musulmana debe cubrir todo su cuerpo, cabello incluido, salvo las esclavas, que por muy musulmanas que sean pueden ser expuestas desnudas en las subastas y si durante la puja bailan sensualmente para hacer más caja, mejor.
Lo expuesto en estas líneas no incurre en exageración alguna; al contrario, evito mencionar las humillaciones cotidianas —incluidas las de orden sexual—, limitándome a exponer cuatro cosas de índole general que reflejan someramente la consideración que merece la mujer en el califato.
Es incomprensible que los "grandes" medios occidentales hayan otorgado tan escaso espacio o tiempo a tan extremada misoginia religiosa, parquedad informativa que convendría corregir para —si más no— contrarrestar la hipócrita propaganda que ya ha enajenado a las cientos de mujeres de medio mundo que se han incorporado a las filas del yihadismo armado.
..
CON ANTERIORIDAD:
«Islam: El uso de la religión como ideología política» (reseña del libro "Entre los creyentes. Un viaje por el Islam", V. S. Naipaul).
..
ENLACE DE INTERÉS aportado por Esmola (ver comentario) a The Clarion Project, publicación que reproduce textos de Daqib, revista de ISIS (eng).
..
TEXTOS RELACIONADOS:
* El "motor" financiero del yihadismo en medio mundo: «El "agujero negro" de Oriente Próximo: los Saud», y
* La puerta de entrada de los pertrechos, armas y voluntarios que han consolidado el Estado Islámico: «Erdogán de Turquía, el ex yihadista que borda el papel de "amistoso enemigo"».

5 comentarios:

  1. No sé si tenías conocimiento de este artículo: Dabiq nº4, pg.14.
    http://www.clarionproject.org/news/islamic-state-isis-isil-propaganda-magazine-dabiq

    Si quieres continuar la lectura, lo cierto es que es interesante, una oportunidad única de acceder a la mente de la bestia.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Manda narices! Sólo he leído cuatro cosas y me siento mal... He colocado enlace al pie del "post".
      Gracias por la aportación y un abrazo.

      Eliminar
  2. Querido amigo Félix,

    No sé hasta qué punto estarás de acuerdo, pero fíjate que la Iglesia separa claramente lo divino de lo humano, las reglas civiles de la religiosa. Por eso en los países de sustrato cristiano, incluso en África (si no me equivoco), pervive la democracia. Claro está que, no podemos decir lo mismo de la musulmana.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ah, sí? La Iglesia ¿de qué país, de qué momento histórico? La Iglesia que tenemos más cerca cobra del Estado, llevaba al dictador bajo palio, se inmiscuye en cuestiones políticas dando públicos consejos de voto, coacciona a las mujeres para que se abstengan de interrumpir su embarazo no deseado, y propone y favorece leyes para que se las persiga y encarcele, tiene un peso desmesurado en la Educación de un país teóricamente no teocrática. Oiga, pues menos mal que "separa claramente". Qué sería de nosotros si separara oscuramente.

      Eliminar
    2. Miguel,
      La Iglesia acepta los regímenes democráticos en numerosos países, cierto, pero nunca ha promovido la democracia (otra cosas son los llamados colectivos cristianos de base), y siempre que ha podido y puede se inmiscuye en asuntos ajenos a la religión, aparte de que, como dice Antonio, "chupa del bote hasta que se agote".
      El actual Vaticano y sus filiales no tienen comportamientos equiparables al yihadismo armado, pero "políticamente" esa es la principal diferencia entre los católicos y los islamistas o entre estos y los islámicos.
      El catolicismo oficial ha renunciado a dar golpes de Estado y a usar la violencia; pero no hace falta irse a 1936 para certificar que esa renuncia no es una actitud muy antigua: en Chile apoyó el golpe de Pinochet en la década de los años setenta y más recientemente, en los noventa, miembros de la curia ugandesa bendijeron y participaron en matanzas.
      El catolicismo evoluciona, pero aún le falta purgar a muchos "roucos" viviendo en el lujo y que si pudieran...
      Saludos.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.