22 abril 2016

El político Núñez Feijóo "mejora" al Rajoy de los ochenta en que tiene la lengua más larga

El presidente de la Xunta culpa a los médicos de las muertes de los pacientes
de hepatitis que no recibieron la medicación debido al recorte presupuestario
.. 
La presidencia de la Xunta de Galicia acumula basuras sin cuento. Las recientes osadías políticas del jefe de Gobierno autonómico, Núñez Feijóo, sólo han sorprendido a los ciudadanos que conocen poco la sociedad gallega y casi nada la atribulada trayectoria del sujeto.
Ante la apertura de una investigación judicial por las posibles responsabilidades penales del poder ejecutivo en las muertes de varios enfermos de hepatitis, la primera reacción del presidente de la Xunta ha sido cargar contra los médicos.
Núñez Feijóo en una imagen
"publicitaria" tomada durante
un incendio forestal
(foto capturada en la página
de Los Genoveses)
No hay error ni precipitación en las palabras de Núñez Feijóo, el presidente ha obviado premeditadamente que el Servizo Galego de Saúde (Sergas), entidad que aplica las directrices establecidas por el Gobierno autonómico, no suministró el medicamento que necesitaban los pacientes o lo hizo con injustificable y letal retraso
La osadía del presidente culpando a los médicos es propia de un político sinvergüenza [todo junto, "sinvergüenza", que no es lo mismo que "sin vergüenza"].
Pero al igual que en otras comunidades (no todas), los políticos que rigen la Administración autonómica gallega se benefician de varias circunstancias ventajosas, entre las que destacan dos de las que, por cierto, rara vez se dice o escribe porque está muy mal visto y es incorrecto mencionarlas o describirlas siquiera a vuelapluma en un medio o en una plataforma de acceso público.
..
Primera ventaja: adorar, temer y/o inhibirse
La mayoría de la población gallega [sí, la mayoría] ha asumido la lección fundamental que ha recibido la sociedad española desde que existe el Estado moderno: ante el Poder solo hay tres actitudes o posiciones correctas: adorarlo, temerlo o inhibirse.
Así debe ser y así es como a la postre actúa siempre la mayoría de la población [sí, la mayoría], incluso cuando la barbaridad perpetrada por el Poder es descomunal.
Es más, si el Poder dice o hace algo excesivamente doloroso para las personas y estas corren grave riesgo de "despertar" a la razón y a la dignidad, los miembros de esa mayoría de población bien enseñada acostumbran a concluir con el latiguillo que reza todos los políticos son iguales y pasan página con un gesto de resignación que a veces, por tradición, acompañan con dos palabras, solo dos: "malo será"...
No busque en los rincones de las palabras ni de los significados, amable lector/a, cuesta y duele admitirlo pero es así: la mayoría de los ciudadanos [sí, todavía es la mayoría] son buenos alumnos y no solo han aprendido la lección, sino que también la han aprehendido: adorar, temer o inhibirse.
  
Segunda ventaja: adorar, temer, inhibirse y/o cobrar 
Camino de una sociedad propia de la Europa del siglo XXI, la mayoría de los medios de información gallegos [sí, la mayoría] avanzan por detrás de la generalidad de la población.
Algunos van por delante, pocos, pero los voluntaria e interesadamente rezagados son "listos" y sus propietarios, gestores y/o accionistas han enriquecido la lección antes descrita con una cuarta posición o actitud ante el Poder: cobrar; o sea, recibir ayudas públicas, subvenciones, publicidad institucional u otro tipo de compensación.
¿Por ejemplo?, pues facilidades para obtener licencias de obras, autorizaciones para ejecutar EREs, nula o suave inspección en asuntos laborales, o un pasillo en el éter para emitir por radio, televisión o por las dos vías si el medio cumple sus compromisos y se porta bien...
[Si le interesa, pulse y lea una breve aproximación al escenario mediático gallego]
Para redondear, todavía caliente la osadía con la que ha despachado el escándalo de la hepatitis, a la presidencia de la Xunta le han estallado las acusaciones de corrupción en el entorno de Núñez Feijóo lanzadas por la empresa Edgewater, que han sido contestadas con otra valiente huida hacia delante; en todo caso si hubiera alguna suciedad pequeña o grande, sería fruto del infortunio que persigue al sufrido presidente de la Xunta, como ya ocurrió en los casos de Marcial Dorado y Gerardo Crespo, seguro...
..   
INFORMACIÓN relacionada:
A propósito de Edgewater es obligado recordar que la multinacional minera canadiense y el gabinete de Núñez Feijóo eran "muy amigos" hasta hace cuatro días: «El Gobierno gallego pretende autorizar el uso de cianuro en una mina a cielo abierto». 
..
1ª ACTUALIZACIÓN (27 abril):
Al parecer, al presidente de la Xunta le gusta echar leña al fuego.
Tras acusar a los médicos de que el Sergas no suministrara o suministrara con racanería el medicamento preciso (Sovaldi), ahora pretende cubrir esa irresponsabilidad y ganarse el favor de los profesionales de la sanidad defendiendo el trato que estos han dado a los enfermos, cosa que nadie había puesto en duda, salvo él, que en un alarde de egocentrismo se arroga la calidad de ser el avalador de los médicos.
Para rematar y en el colmo de la hipocresía política, Núñez Feijóo endosa la responsabilidad del escándalo a quienes le han criticado por recortar el gasto público donde no debe. Lo único que le falta al esperpéntico episodio es que el jefe del Ejecutivo gallego arremeta contra la fiscalía por investigar las muertes de los enfermos... y también lo ha hecho.
..
2ª ACTUALIZACIÓN (28 abril):
Los dos altos cargos (políticos) del Sergas imputados en el "caso hepatitis", Félix Rubial y Carolina Gómez-Criado, han reiterado las excusas que ofreció el presidente de la Xunta y señalan a los médicos como responsables de la falta (o la tardanza en el suministro) del fármaco que precisaban los pacientes fallecidos.
Información puntual, en Praza Pública.
..
CON ANTERIORIDAD, en ImP:
Enlaces a varios episodios protagonizados por Núñez Feijóo que permiten mensurar la extraordinaria resignación con la que acuden a votar decenas de miles de gallegos "bien enseñados":
«¿Quién odia tanto a Feijóo que utiliza fotos personales para vengarse?»;
«Núñez Feijóo tiene razón, sus fotos con Dorado son peccata minuta»;
«Núñez Feijóo confirma en sede parlamentaria que es un político sin vergüenza»;
«Xunta de Galicia: Jekyll, Hyde, Feijóo, Lorenzo y otros»
«Núñez Feijóo: Mentir, ignorar y confundir puede ser electoralmente rentable»;
«Núñez Feijóo y los Audi: De la mentira al dispendio presupuestario»;
«Otro "éxito" del PP gallego: NGBanco ha sido entregado a una entidad extranjera»; 
«A Academia Galega rexeita por unanimidade o decreto anti-galego do PP»;
«La Xunta de la ¿transparencia? avala a empresas privadas en secreto»; 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.