08 febrero 2017

Peor que la mal llamada crisis del periodismo es la idiotez, sea real o interesada

El protagonista del descrédito de tantos y tantos medios (no todos) no es el periodismo. De hecho esa es una de las trampas del ya cansino debate titulado "el periodismo está en crisis". Todos hemos utilizado ese epígrafe u otro similar en una o más ocasiones. Sin embargo, lo que realmente  está en crisis o en duda es la credibilidad de numerosos medios "tradicionales" o históricos y de no pocos periodistas.
Pero convendría reconocer que es más fácil y más cómodo hablar y escribir de cosas abstractas y de conceptos o generalizar aludiendo a la profesión que identificar los males y a sus autores de forma concreta.
El descrédito de los medios y periodistas y la caída de los ingresos que acusan las empresas propietarias de periódicos y emisoras es inquietante pero (a mi criterio) hay un aspecto más sustancial: la pérdida de inteligencia (o idiotización) que acusan los rectores de numerosos medios y un porcentaje de periodistas imposible de precisar.
Veamos un ejemplo: 
Una de las grandes noticias del día (hoy, 8 de enero de 2017) es que el presidente de Gobierno español se ha ofrecido a su flamante homónimo de los EUA a ejercer de intermediario, introductor y/o muñidor de los criterios, políticas y proyectos "trumpistas" en Europa, África e Hispanoamérica.
..
Intuyo que J·R·Mora no se enfadará
si añado que el padre es un
periodista "correcto"...
El notición es otro, pero difundirlo
está mal visto... ¿verdad?
Ciertamente, ese sucedido es noticia. Sin duda. Pero, ¿es una noticia extraordinariamente positiva?, ¿es una demostración del relevante rol internacional que juegan el Estado español y su gobierno?, ¿esa noticia constituye una prueba de que el presidente Mariano Rajoy es un político de primera línea en la comunidad internacional?
Por favor, amable lector/a, no tenga miedo a pensar y antes de responder a esas preguntas haga un breve repaso mental de las reacciones sociales, políticas y mediáticas que han merecido las decisiones ya adoptadas por la Administración Trump en los países socios de la Unión Europea y en los "hermanos" de Hispanoamérica, México incluido...
A lo que iba: desde hace ya 24 horas hay "grandes" y "muy serios" medios de información y sesudos analistas y tertulianos que difunden la tesis de que la conversación de apenas 15 minutos mantenida por Rajoy y Trump constata la trascendental relevancia geopolítica del líder del PP y el preeminente lugar del Reino de España en el mundo mundial...
..
¿Servilismo, ataraxia interesada o las dos cosas?
Más fácil: que el Gobierno de España se ofrezca al recién nombrado presidente de los EUA a reparar o disimular los entuertos y deslices "trumpistas" es, exactamente, una demostración de servilismo o acaso de ataraxia política interesada, sin menoscabo de que al Estado español le interese templar gaitas con la metrópoli de Occidente, tal como están haciendo casi todos los gobiernos de la cada vez más vieja, patética y empobrecida Europa.
Una cosa es sonreír y poner cara de amigos para no entrar en el jardín y otra bien distinta, recurrir a la lisonja con fines ignotos... ¡esa es otra!, porque al margen del posible servilismo o de la ataraxia está demostrado que el PP y Rajoy aplican criterios "trumpistas" y no solo en materia de migración, también en las políticas de sanidad pública y laboral. Pero ese hermanamiento derechista también está mal visto difundirlo... ¿verdad?
En fin, otra prueba de la nula o escasa inteligencia informativa de los "grandes" y "muy serios" medios que pretenden hacernos creer que el presidente de Gobierno español y el Reino de España son lo que no son.
La práctica del periodismo, que no el periodismo, vive horas bajas en contraposición al auge de la idiotez, sea natural o interesada.
Para colmo, los que practican ese periodismo perverso o idiota están tan convencidos de sus estupideces o tan encadenados a sus conveniencias que aspiran a que todos seamos palanganeros, bobos o las dos cosas.
..
DE INTERÉS: «¿Locos por Trump?", por Francisco J. Pérez-Latre, en "Conversaciones con".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.