04 mayo 2018

Un libro para celebrar el 50.º aniversario de Mayo del 68: "Sed realistas, pedid lo imposible"

Este mes hace medio siglo del mítico y mitificado Mayo del 68, cuando jóvenes de las principales universidades de Occidente --en especial, las de París-- salieron a la calle para hacer una revolución que en rigor fue sólo ideológica y acaso moral pero que contribuyó a derrumbar algunos valores, cambiar otros y sobre todo, mejorar la percepción de la realidad.
Francia fue el único país donde las movilizaciones estudiantiles fueron acompañadas de una generalizada protesta social, destacando la movilización de los obreros de la industria, cuya actitud obligó a los sindicatos --ya entonces altamente burocratizados-- a secundar una rebelión cuyo único resultado institucional fue propiciar el fin del golismo. De hecho, Charles de Gaulle acabó dimitiendo y dejó paso a una nueva generación de dirigentes de derecha y de centro-derecha.
Este libro de Edhasa, “Sed realistas, pedid lo imposible”, no aborda los orígenes ni los hechos de aquel histórico mes de mayo, pero es altamente descriptivo de los ideales, sentimientos y razonamientos que alimentaban los movilizados porque ofrece información pormenorizada de los grafitis y consignas que se hicieron más populares.
Desde el lema que da título al libro, Sed realistas, pedid lo imposible, hasta el surrealista Debajo de los adoquines, la playa, las frases y los gritos de la revuelta constituyen una manera directa --incluso amena-- de entender qué ocurrió y, sobre todo, qué razonamientos y sentimientos empujaron a decenas de miles de jóvenes y no tan jóvenes a cuestionar un orden socio-económico aparentemente satisfactorio.
La edición del libro ha corrido a cargo de Manuel Serrat Crespo, escritor y traductor de francés que en 1999 fue nombrado Chevalier dans l'Ordre des Palmes Académiques, y en 2003, Officier des Arts et des Lettres. En el prólogo, Serrat justifica su trabajo diciendo que «quizá se haya hablado demasiado sobre el Mayo del 68, por lo que ha llegado el momento de dejar que los muros hablen por ellos mismos».
..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.