12 November 2018

Imaginar y pensar: indicios y silencios, datos y conveniencias, hechos y el puerto exterior de A Coruña

Imaginar y pensar es peligroso, máxime si se hace en voz alta.
Imagínese usted que el Estado democrático de Derecho español es tan imperfecto y deficiente que se burla de la libertad de expresión, ¿se lo imagina?... claro que sí, eso es fácil de imaginar porque hay abundantes pruebas, la lista de ejemplos es larga, ahí va un episodio del que pocos medios han informado: La fiscalía pide dos años de cárcel para el documentalista Alex García por entrevistar a "personajes peligrosos"...

22 July 2018

Quinto aniversario del accidente ferroviario de Angrois: Informe de los bomberos profesionales de Santiago

A propósito del accidente ferroviario de un convoy Alvia ocurrido en Santiago hace ahora cinco años los bomberos profesionales del parque de Santiago hicieron público dos semanas después el memorando titulado Accidente ferroviario en Angrois (Santiago de Compostela 24/07/2013), en el que detallaron el funcionamiento de los servicios de auxilio que acudieron al lugar de la tragedia.
El documento constata la descoordinación y las carencias organizativas que caracterizaron las actuaciones, así como los perjuicios que se derivaron (y derivan) de la fiebre privatizadora de sucesivos gobiernos autonómicos y de la mayoría de ayuntamientos.

24 June 2018

Tres gallegos desaparecieron en 1973 tras una "pelea de bar" con varios etarras

El esclarecimiento total de los hechos supondría con toda probabilidad
anular la declaración oficial de víctimas del terrorismo
..
Poco antes de la media noche del sábado 24 al domingo 25 de junio de 1973, hace hoy 45 años, tres jóvenes gallegos —José Humberto Fouz Escobero, de 29 años; Jorge Juan García Carneiro, de 23 y Fernando Quiroga Veira, de 25— accedieron a la discoteca Lycorne, en Saint-Jean de Luz (Francia), en cuyo interior coincidieron con un grupo de militantes y simpatizantes de ETA. Los tres jóvenes, vestidos con chaqueta y corbata, fueron identificados erróneamente como policías españoles camuflados, por lo que los etarras les esperaron a la salida, en el aparcamiento, donde Fouz Escobero se enfrentó a quienes les insultaban y acusaban de ser policías de la dictadura.