26 de octubre de 2022

Las info-manipulaciones y las mentiras que se cuentan de la guerra de Ucrania baten todas las marcas

El filósofo y politólogo ruso Aleksandr Duguin no es fascista,
ni tampoco es el asesor de cabecera del presidente Putin

Aleksandr Guélievich Duguin, a quien los mass media [nota 1] de Occidente —que en ocasiones como esta alardean sospechosamete de estar muy bien informados— señalan como «el ideólogo de Vladímir Vladimírovich Putin», es un filósofo, sociólogo y politólogo ruso cuya ideología ha sido calificada de fascista por columnistas y "expertos" que viven u obtienen ingresos extra firmando carnaza y/o simplezas en medios de EE UU y en sus “colonias politicas”, singularmente la inglesa, que empeñada en alejarse del Viejo Continente ha abierto las puertas de par en par al burdo maniqueísmo B/N tan acendrado en la Norteamérica de los WASP (blancos anglosajones protestantes).

30 de agosto de 2022

1962: Plan Northwoods, de la intoxicación al terrorismo de Estado

El plan Northwoods era la respuesta a la solicitud cursada desde una oficina del gobierno de los EE UU. Según la mayoría de estudiosos del uso de la violencia, se trataría del mejor ejemplo de intoxicación extrema, tan extrema que era doblemente intoxicadora, pues tenía dos finalidades: de entrada, debia ocultar un crimen de Estado y, de salida, endosar la culpa del acto terrorista al "enemigo".
Ahi va el resumen:

4 de agosto de 2022

"Hiro Hito" necesita estar fóra deste mundo

Núñez Feijoo emigrou a Madrid por segunda vez e se damos por acertadas as enquisas encargadas polos medios privados, o expresidente da Xunta será o vindeiro presidente de Goberno do Reino de España, polo que a pregunta é obrigada: Como é posible que goce de tan bo cártel o responsable de que Galiza teña aumentado o número de persoas pobres e de ter triplicada a débeda pública da Administración autonómica?

Ler máis en Galicia Confidencial ►►►

CON ANTERIORIDAD en ImP, texto relacionado:
«Casi todos los rotativos han evitado caer en manos forasteras o de inversores ajenos al sector, pero han acabado bajo las faldas del poder político.