domingo, 30 de julio de 2017

Por ignorancia o interés, numerosos "progres" asumen el antinacionalismo de los ultranacionalistas

El mensaje central del españolismo, sea ultra o "constitucionalista", es
tan pueril que ni siquiera osan decirlo: el único nacionalismo bueno es el nuestro

Causa tristeza comprobar día sí, día también la fragilidad ideológica de numerosos dirigentes del PSOE y en especial, de la presidenta de la Junta de Andalucía; esa "muchacha" aupada por la nomenclatura a la que han convencido de que está llamada a salvar a la socialdemocracia española [y ella se lo cree], lo cual tiene mucho morbo, pues los responsables de las debacles electorales que ha acusado el PSOE son los funcionarios de la política a los que tan bien representa ella.