04 noviembre 2010

La visita del Papa es utilizada para censurar informaciones y opiniones

La inminente estancia de Benedicto XVI en Galicia ha desencadenado una serie de medidas restrictivas y prohibiciones ilegítimas e incluso inconstitucionales para impedir la divulgación de informaciones, opiniones y posicionamientos contrarios a la visita y a las políticas del Estado del Vaticano y de la curia.
Hay evidencias inequívocas de que entidades privadas --que cuentan con la complicidad y la protección de instituciones públicas-- silencian textos, declaraciones e imágenes, conculcando el derecho a informar y a opinar con la expresa finalidad de impedir que se cuestione la supuesta autoridad moral de la Iglesia Católica y proteger sus intereses.
Ante esa anómala y antidemocrática ofensiva religiosa, ideológica y también política, el Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia ha emitido el siguiente pronunciamiento:
(Versión en castellano al pie del original)
«Ante a próxima visita do Papa Bieito XVI a Galicia, a Xunta de Goberno do Colexio Profesional de Xornalistas de Galicia (CPXG) quere lembrar algúns dereitos e deberes nuns casos contemplados na Constitución Española e noutros no Código Deontolóxico do Xornalismo Galego. 
«Segundo a Constitución Española, España é un país aconfesional no que todas as relixións deben ser respectadas pero ningunha ten o carácter de estatal. Garántase, segundo o artigo 16 a liberdade ideolóxica, relixiosa e de culto e ninguén poderá ser obrigado a declarar sobre a súa ideoloxía, relixión ou crenzas. Asemade, a liberdade de expresión e o dereito á información son dous fundamentos substanciais da sociedade democrática. Os dous son dereitos recollidos e amparados pola Constitución. Do vigor, o respecto e a plena vixencia destes principios depende a existencia dunha opinión pública plural e independente, requisito indispensable para o bo desenvolvemento da vida pública e a plenitude do sistema democrático. 
«É por iso que, ante as queixas postas en coñecemento deste Colexio polo intento de silenciar voces críticas coa visita papal, trabas e impedimentos á saída de publicacións, ameazas de boicot a medios que publiquen opinións discrepantes, chamamentos á censura, insultos a xornalistas ou non publicación de cartas ao director con opinións críticas, reclamamos a necesidade do respecto ao dereito de réplica así como á pluralidade informativa, á discrepancia e á crítica formuladas dende o respecto tanto á honra, intimidade e propia imaxe como á liberdade ideolóxica, relixiosa e de culto, dereitos protexidos e recoñecidos pola Constitución Española.  
«Non podemos esquecer que a garantía dos dereitos da cidadanía require a defensa duns medios de comunicación libres, plurais, críticos e abertos á sociedade á que serven. A importancia da función social que presta o/a xornalista a través dos medios de comunicación, como elemento principal para o exercicio destes dereitos, esixe salvagardar permanentemente estes principios de calquera intento de restricción ou coacción procedente de toda forma de poder, así coma da súa posible degradación, producida pola súa eventual inobservancia ou adulteración por parte dos propios medios ou de quen traballa neles."   
...  
VERSIÓN EN CASTELLANO
Ante la visita del Papa Benedicto XVI a Galicia, la junta de gobierno del Colexio Profesional de Xornalistas  de Galicia (CPXG) quiere recordar algunos de los derechos y deberes, unos contemplados en la Constitución Española y otros en el Código Deontológico del Periodismo Gallego. 
Según la Constitución Española, España es un país aconfesional en el que todas las religiones deben ser respetadas pero ninguna tiene carácter estatal. Se garantiza, según el artículo 16 la libertad ideológica, religiosa y de culto y nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias. Asimismo, la libertad de expresión y el derecho a la información son dos fundamentos sustanciales de una sociedad democrática. Los dos son derechos recogidos y amparados por la Constitución. Del vigor, el respeto y la plena vigencia de estos principios dependen la existencia de una opinión pública plural e independiente, requisito indispensable para el buen desarrollo de la vida pública y la plenitud del sistema democrático.  
Es por esto que, ante las quejas remitidas a este Colexio por los intentos de silenciar voces críticas con la visita papal, trabas e impedimentos a la difusión de publicaciones, amenazas de boicot a medios que publiquen opiniones discrepantes, llamamientos a la censura, insultos a periodistas o la negativa a publicar cartas al director con opiniones críticas, consideramos necesario que se respete el derecho de réplica así como la pluralidad informativa, el derecho a la discrepancia y a la crítica formuladas siempre desde el respeto al honor, la intimidad y la imagen personales, y también a la libertad ideológica, religiosa y de culto; derechos todos ellos protegidos y reconocidos en la Constitución Española.
No podemos olvidar que la garantía de los derechos de la ciudadanía requiere la existencia de unos medios de comunicación libres, plurales, críticos y abiertos a la sociedad a la que sirven. La importancia de la función social que prestan los periodistas a través de los medios de comunicación, como elemento fundamental para el ejercicio de derechos básicos, exige salvaguardar permanentemente esos principios de cualquier intento de restricción o coacción procedentes de toda instancia o forma de poder, impidiendo su posible degradación derivada de la eventual inobservancia o adulteración por parte de los propios medios o de quienes trabajan en ellos.
..

1 comentario:

  1. Soy totalmente contraria a la visita del Papa y a que parte de mis impuestos se utilicen para la seguridad de esa empresa privada que es la Iglesia Católica,aunque quiera disfrazarse de otra cosa.
    Y si encima de estar que trinamos no podemos ni expresarlo...apaga y vámonos!

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.