15 mayo 2007

Señor Carbonell: ¿Ser católico y mentir es compatible?

La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) desarrolla una campaña mediante la que insta a los padres/madres e incluso a los profesionales de la enseñanza a que hagan uso de un presunto derecho de objeción de conciencia para oponerse a la asignatura Educación para la Ciudadanía. Para lo que algunos de sus mentores y propagandistas no han dudado en recurrir a la mentira.
La campaña --cuyos motivos son muy populares-- ya cuenta con uno de los ingredientes que están más en boga a la hora de hacer política: tergiversar los hechos y manipular los datos. Así, el presidente de la Concapa, Luis Carbonell, ha asegurado en el programa 59 segundos de TVE que esa asignatura «sólo se imparte en Rumanía»...
¡Miente!
Luis Carbonell, en una imagen
capturada en Iglesia en Camino 
También se imparte en Dinamarca, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Noruega, Suecia, etcétera y etcétera...
Hace ahora cinco años, en 2002, el Consejo de Ministros de Educación de la Unión Europea --asumiendo un dictamen previo del Consejo de Europa, organismo interparlamentario de ámbito continental ajeno a la Unión Europea (UE)-- invitó a todos los países comunitarios a que acometieran las reformas que estimaran oportunas en materia de enseñanza para incorporar una asignatura obligatoria --que fuera o no calificable quedaba a criterio de cada país-- que versara sobre los asuntos que trata educación para la ciudadanía, temario que ahora se empieza a impartir en España.
¿Cuándo dejarán de utilizar la religión para hacer políticas populistas y populares?
En todo caso, bueno será que respeten la religión que tanto enarbolan y, por ejemplo, el católico Carbonell acuda a su confesor para que su Dios le perdone el pecado de mentir.

2 comentarios:

  1. LA religión en la política no hace nada, y menos de esa manera tan...¿Partidist?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Sí, los has dicho muy bien: ¡partidista! Y yo añadiría que ¡confesional! Y no sé que es peor. Lo segundo es, si cabe, más peligroso e inmoral porque entra en el ámbito de lo privado.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.