11 julio 2012

Territorialismo: La herramienta ideal para emponzoñar y enfrentar a los ciudadanos

Los conservadores --o si usted lo prefiere, los derechistas--, hablen castellano, catalán, gallego o vasco siguen adelante con su táctica de dividir a la ciudadanía y en especial a los trabajadores [incluidos autónomos y pequeños empresarios] por etnias, lenguas maternas, banderas, querencias locales o nacionales, etcétera; todo vale con tal de dividir, enfrentar y, a la postre, confundir para dominar.
Hay tres partidos políticos españoles que se distinguen por su empeño en anteponer el territorialismo a casi todo tipo de consideraciones: PP, CiU y PNV, que son las derechas nacionalistas más y mejor desarrolladas.
Esta semana le ha tocado alimentar el fuego del territorialismo a Josep Antoni Duran Lleida, líder de los cristiano-demócratas catalanistas [Unió Democràtica de Catalunya (UDC), formación coligada con CDC en CiU, que actualmente gobierna en la Generalitat de Catalunya con apoyos puntuales del PP, por ejemplo para aprobar los presupuestos más anti-sociales que han padecido los ciudadanos catalanes desde 1978].
Duran se ha quedado a gusto tras exponer la tesis de que los andaluces «antes tenían a los señoritos, que les pagaban poco y les tenían esclavizados, y ahora tienen a los socialistas». Sentencia que nada aporta.
Según Duran, el PSOE de Andalucía «tiene una manera de hacer las cosas y la mejor prueba es el resultado electoral, con un voto cautivo por un sistema de sociedad de subsidio»
Los subsidios, según el derechista catalán, constituirían la base del éxito electoral del PSOE andaluz, cuando lo cierto es que el clientelismo presupuestario ha sido y es utilizado por casi todos los partidos, desde la propia CiU hasta el PNV, pasando por el PP y, por supuesto, también por el PSOE.
..
El clientelismo económico alimenta el nihilismo 
No nos engañemos: el clientelismo es uno de los fenómenos que más dañan al régimen democrático hispano, no en vano se trata de una de las herencias socio-ideológicas que mejor supo cultivar y consolidar el franquismo --herencias entre las que también figuran los odios inter-territoriales y un irracional apego al apoliticismo (como umbral del nihilismo).
Lo más destacable de Duran como ideólogo es su capacidad para hilvanar frases epatantes. Duran es un crac como profesional del agitprop (agitación y propaganda): Es uno de los mejores catedráticos españoles de la mixtificación. ¡Que extraordinario publicista se han perdido las grandes marcas comerciales!
Duran yerra de medio a medio porque, aún aceptando que hay motivos de carácter sentimental y primario para criticar el actual régimen fiscal y presupuestario que rige en el Estado español [en el que hay comunidades que no recaudan ni para pagar las pensiones pero construyen cidades da cultura o suntuosidades similares], ese despropósito no justifica en ningún caso satanizar de forma genérica a los habitantes de territorios concretos. 
Lógicamente, para los duranes --sea cual sea su lengua materna-- es más fácil criticar a toda la población que reconocer que el origen de la irracionalidad está en ellos mismos...
..
El territorialismo exige enemigos 
Duran, que parece inteligente --aunque en realidad, sólo es listo--, orilla premeditadamente que si las economías de Andalucía, Extremadura o Galicia acusan rémoras y, por tanto, también padecen y provocan distorsiones presupuestarias, si en esas comunidades abundan los subsidios, no es porque los andaluces, los extremeños o los gallegos sean vagos por naturaleza o irredentos defraudadores fiscales, sino porque desde hace decenios, ¡varios siglos!, los territorialistas se dedican desde hace decenios a engordar peculios y a prescindir de criterios racionales en materia económica.
Los conservadores o derechistas de la Península no supieron ni quisieron romper radicalmente con el Antiguo Régimen [el Antiguo Régimen no es el franquismo; es peor, se trata del orden social y económico que reinaba en Europa antes de que las burguesías urbanas, la ilustración, el racionalismo y otros fenómenos arrojaran un poco de luz tras la primera revolución industrial].
Los señores andaluces, catalanes, castellanos, gallegos, navarros, vascos, portugueses y etcétera ni siquiera analizan la realidad económica con rigor capitalista [aunque lo cierto es que en Catalunya hubo una burguesía revolucionaria que ojalá hubiera germinado en otros parajes de la Península, pero los duranes viven social e ideológicamente muy lejos de aquella vanguardia socio-económica y cultural]
El líder de UDC proyecta una imagen sensata y racional, pero es miembro de uno de los dos partidos que a más investigaciones oficiales ha sido sometido por financiación ilegal. Y de un tiempo acá, con estudiado descaro y aparente sensatez, ¡pontifica sobre la perversión de los subsidios! Él, que es miembro destacado de esa élite hispánica --no sólo catalana-- cuya única política para estabilizar la sociedad consiste --resumiendo-- en repartir dinero público (caridad) para que los desheredados callen y, en paralelo, enriquecer a los que ya son ricos --¡sean cuales sean sus idiomas maternos!
Los territorialismos --incluido el uniformador-- huelen cada vez peor.
Por favor, amable lector o lectora, no se deje embaucar y jamás olvide que el descaro económico es políglota --al margen de que el inglés sea la lengua franca transnacional.
Los descarados recurren a las patrias para esconder las cifras.
..
CON ANTERIORIDAD:
"Ayala: La patria no es esencia, sino circunstancia", que incluye dos enlaces a sendos textos que abundan en el fenómeno del territorialismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.