28 enero 2024

Desde la guerra civil que ganó el primer Borbón en 1715, España ha estado a punto de romperse...

...¡decenas de veces! Cuantas quiso Fernando VII para
ignorar a las Cortes de Cádiz y la Constitución de 1812;
o para que la carcundia malograra la I República
y cuando interesó a los africanistas y al rey Alfonso XIII,
que perdieron 12.000 vidas en Anual y la corona en 1931.
Sin olvidar que los terratenientes y la banca financiaron el golpe militar para
derribar la II República en 1936, lo que desencadenó la cruzada nacional-católica que
diezmó futuros y que con el apoyo de los nazis y fascistas, impuso la dictadura franquista

En Europa, el Antiguo Régimen (monarquía absoluta feudalismo) empezó a dejar paso al Estado Moderno en el siglo XVI; los tránsitos fueron más o menos prolongados, ora fueron relativamente pacíficos (Inglaterra) ora finalizaron con un estallido de violencia (Revolución Francesa) debido a que el absolutismo cegaba al monarca y la codicia, a la nobleza hasta el extremo de que fueron incapaces de ver su propia debilidad y la fortaleza del tercer estado.

[En las cortes medievales, el tercer estado, ¡cuando lo había!, estaba formado por los representantes de todos los súbditos, el pueblo llano, del que formaba parte casi toda la población; a saber:
los campesinos (pequeños propietarios y arrendatarios de tierras, leñadores, jornaleros), que constituían el grueso de la población; la pujante burguesía (artesanos, comerciantes y las personas que desempeñaban oficios libres, los autónomoscomo las zurcidoras o los transportistas), más la incipiente pero híperactiva clase obrera, que malvivía en las cercanías de los burgos o en los barrios de aluvión y que estaba formada por quienes ya entonces se ganaban el pan vendiendo su fuerza y capacidad de trabajo, o sus habilidades]

Una vez asentados los Estados y finalizada la Gran Guerra (1914-1918), al iniciarse la década de 1921 parecía que los nacionalismos del Viejo Comtinente había aprendido la lección. 
Pero hubo tres excepciones y en las tres pesaron sobremanera los argumentos etnicistas y xenófobos, los religiosos y morales, el caudillismo y los modelos de un hombre nuevo, las filias y fobias culturales, etc., por lo que se trataba de tres nacionalismos de ideología de extrema derecha: el fascismo, que era hijo de las versiones más ultraconservadoras creadas para dar sostén ideológico al sentimiento patriótico de pertenecer a una comunidad que era pretedidamente mejor o superior.

1.º, el 
Fascismo
Benito Mussolini  tomó el poder en 1922, en un Estado-nación paradójico pues había sido fundado ayer, en 1861, tras un proceso de unificación iniciado a principios del siglo XVIII y cuyo ámbito incluía una de las cunas de la civilización europea, lAntigua Roma y las ciudades-Estado del Renacimiento Italiano (148110-1600), que a través del arte convirtieron al hombre en el eje de la vida y en la medida de todas las cosas.

2.º, el NazismoLa versión germana del fascismo, el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, accedió al gobierno en 1933 coligado con la derecha clásica, que justificó su pacto y Adolf Hitler con interesada benevolencia, pues aunque reconocían que era "populista" y "maniqueo", lo consideraban un "buen patriota" que "sabe cómo piensan los obreros (...) con él como jefe de gobierno (Reichskanzler, canciller del Reich) y su partido acabaremos con las huelgas y con los bolcheviques". 
Un año después, en 1934, a la muerte del presidente Paul von Hindenburg, Hitler se autoproclamó jefe de Estado y canciller imperial (Führer und Reichskanzler).
En efecto: Hitler acabó con todos, incluso con parte de la derecha que le abrió la puerta... por la que entró y tomó el Poder.

3º, el Nacional-catolicismoel tercer nacionalismo fascista del treintismo fue el nacional-catolicismo español, cuya diferencia más sustancial con sus hermanos radicaba en que los enemigos que alimentaron y propiciaron la eclosión de los nacionalismos fascistas italiano y alemán eran externos...

[Mussolini arremetió contra los aliados, basicamente contra Francia y el Reino Unido, porque una vez finalizada la Gran Guerra (1918) obviaron los intereses coloniales de Italia en África, lo que generó hondo malestar social que, adecuadamente tratado en los medios, concitó ansias imperales que capitalizó el Duce; en el caso de Alemania los enemigos eran evidentes y también erab liderados por el duo franco-británico, que en el Tratado de Versalles de 1919 impuso indemizaciones tan elevadas y pagaderas a tan corto plazo que hundieron la ecomomía alemana: el hambre y la subalimentación afectaron a millones de personas, y a ese mal se sumaron los efectos del crac de 1929, dando la "razón"  a las soflamas fascistas que proponían venganza y guerra]

...en tanto que, al contrario que los fascistas y los nazis, la derecha española, al igual que cuando derribó la I República e incluso cuando el enemigo era exterior (los desastres de 1898, la derrota de Anual o la invasión de la provincia española del Sahara Occidental), cada vez que los salvapatrias ultraespañolistas han querido o necesitado aparentar o demostrar su amor a España han matado, encarcelado, arruinado o apaleado a ciudadanos españoles, o alternativamente han hecho lo que Feijoo hace estos días: envenenarnos a unos contra otros...
No es necesario que exploten bombas para que los ciudadanos sufran un estado de ansiedad similar o peor que... en fin. 
El mosaico de las Españas siempre [que la derecha no gobierna] está a punto de romperse o de sufrir las siete plagas... 

CON ANTERIORIDAD:
.
Larga vida al mosaico!
,



No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: ImP no publica injurias ni imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas ni referencias judiciales o sentencia.
Sólo serán publicados los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.