13 julio 2012

Titulares "cojos" en las primeras planas de la capital del reino...

Madruga del viernes, antes de pedir socorro a Morfeo repaso las primeras planas y varias interiores (en sus ediciones electrónicas) de la prensa madrileña del glorioso jueves 12 de julio de 2012. Alguien teorizó con acertado criterio demográfico que Madrid es la única playa en la que respiran y toman el sol gentes de todas las Españas, idea oportuna, pero que refleja una verdad relativa:
* El monárquico ABC ha titulado con una tesis radicalmente popular: «Ajuste imprescindible de Rajoy para una situación extrema»... Cuando en realidad, si de transmitir información se tratara, debería decir «Ajuste imprescindible para recibir dinero de la UE»... a fin de sacar a la banca de una situación extrema.
* El ecléctico El mundo ha optado por ceder todo el protagonismo de la primera a Rajoy y reproduce una sentencia de ¿el líder del PP?: «No podemos elegir»; lo que en realidad quiere decir que «Rajoy elige recortar» [quien mejor ha expresado esta providencial obligación conservadora ha sido Andrea Fabra: "¡Que se jodan!", ha espetado en las Cortes la hija-diputada del castellonense Fabra, en clara alusión a los perjudicados por los recortes sociales].
* El "políticamente correcto" El país, que de un tiempo acá está decidido a saltar todos los charcos, ha preferido suprimir tres palabras, sólo tres; de modo que ha titulado «Rajoy trata de evitar el derrumbe con el mayor recorte en democracia», evitando así el más exacto «Rajoy evita el derrumbe de la banca con el mayor recorte en democracia».
* El derechista La razón es el más leal al caro principio del darwinismo social y ofrece otra de sus lecciones de "patriotismo económico": «Sacrificio... frente a irresponsabilidad sindical»; cuando en realidad el titular más fiel a los criterios editoriales del periódico es este: «Españoles, ¡todo por la banca!» [sin duda, más pragmático que el demodé ¡todo por la patria!].
Ya ve usted, amable lector/a, hay que leer entre líneas, como hace cuarenta años...
..
DE INTERÉS:
"El porqué de los recortes", en la bitácora de Vicenç Navarro,
"Gracias funcionarios", carta al director de El país, suscrita por Violeta Ruiz,
"Neoliberalismo a ritmo acelerado", por Miren Etxezarreta, en PÚBLICO, y
"O golpe neoliberal, estrangulamento económico e empobrecemento masivo", no blogue de Xavier Vence.
..
CON ANTERIORIDAD, en ImP:
"Los asalariados que votan al PP están otra vez de enhorabuena: El Gobierno de Rajoy sube el IRPF",
"Los presupuestos del PP combaten la crisis... de quienes la propiciaron",
"Reforma laboral: Una lección de coherencia y rigor políticos",
"¡Violencia en Barcelona!, gritan los hipócritas tras robar el futuro a toda una generación",
"La fórmula PP para pagar deudas municipales es un engañabobos", y
"El rescate de la banca empeorará las cuentas públicas y carecerá de efectos en la economía real".

6 comentarios:

  1. No es que no quiera elegir, es que no puede, es que el poder está en manos de los alemanes, es que el banco de españa está en poder de los extranjeros. Es que antes de octubre habrán cerrado los bancos adscritos al nivel tres; es que efectivamente no somos libres ahora,ya. es que nos van a subir la luz de tal forma y el agua y reducir los sueldos y salarios que solo conseguiremos llegar a medio mes. Es que hay que tomar el poder politico. es que hay que soltar amarres porque el problema no existe. Es que o establecemos un nuevo régimen politico o moriremos. esto no puede ser: http://www.youtube.com/watch?v=3Ya554YaboE&feature=share
    Tenemos un gran pueblo por mucho que quieran que nos autoculpabilicemos y no encontremos salida a lo que es facil de resolver. Esto es una guerra y hay que luchar.

    ResponderEliminar
  2. Claro que puede elegir. Puede perseguir a los evasores de impuestos; puede cobrar tasas sobre las transacciones financieras; puede recortar (vía impuesto específico extraordinario) beneficios empresariales por encima de ciertos niveles; puede hacer pagar impuestos (por vía excepcional) a los que se refugian en paraísos fiscales, Apple, por ejemplo). Y, en definitiva, PUEDE DEJAR CAER A LOS BANCOS Y FINANCIEROS QUE HAN FRACASADO, Y NO GASTAR FONDOS PÚBLICOS EN COSTEAR LOS EFECTOS DE SUS MALAS PRÁCTICAS Y SU AMBICIÓN DESMEDIDA. Como buen liberal que presume ser, puede ser consecuente y "laissez passer": dejarlos quebrar.

    Pero su liberalismo es tan falso como sus promesas electorales. Defiende "a los suyos", defiende sus intereses de clase, aunque para ello tenga que repudiar los principios liberales. Y la incoherencia le da igual; el escarnio a la ciudadanía le da igual. No va a dejar caer a un financiero, no va a dejar caer a "los suyos"; deja caer a los empleados que no llegan a fin de mes, a los enfermos que quizás no puedan pagar los fármacos, a los desahuciados, a los que sufren dependencia. Antepone sus intereses de clase incluso a su posible desgaste político, cosa que ha sido muy común en gobiernos de ultraderecha española desde la primera República.

    Para la extrema derecha (recordemos el Chile de Allende) las declaraciones son meras herramientas, que no tienen nada que ver con la verdad o la falsedad. Por eso Rajoy miente sin problemas sobre sus gradiosos "logros" europeos, sobre sus "líneas de crédito" (que inmediatamente desmienten en Europa), sobre sus incumplimientos y sobre casi todo.

    La práctica democrática es igualmente, para la extrema derecha, otra herramienta más, una mera coartada para acallar disidentes, pero que se desecha sin escrúpulos cuando estorba. La actitud antidemocrática de Rajoy no hace falta suponerla: la expone él mismo cuando proclama "lo voy a hacer aunque dije que no lo haría"; y para qué hablar de su partido, donde no faltan quienes se niega a condenar el franquismo.

    Con la brutal mayoría de que disponen van a ir a por todas, con acometividad de depredadores, van a ir voraces y ciegos a vaciar las magras carteras de los sufridos mileuristas, de los funcionarios, de los asalariados más depauperados, de los proletarizados autónomos. Y les van a vaciar las carteras para trasvasar su contenido a banqueros, a opulentos financieros y al Gran Capital que eventualmente lo necesite. Esto es la extrema derecha, y algunos de los desengañados que la votaron la están saboreando ya a fondo.

    Sólo falta por ver HASTA DONDE está dispuesta la ciudadanía a ser agredida y asaltada.

    ResponderEliminar
  3. Faltan palabras para describir lo que está sucediendo. Lamentablemente, si la situación económica mejora, que algún día lo hará posiblemente, el "pueblo" que, como en la época de los romanos, fundamentalmente quiere pan y circo (eso de la "libertad" en el más amplio y profundo sentido de la palabra solo la desean de verdad unos pocos, por eso Franco murió en la cama y por eso en China pasa lo que pasa) volverá a votar en la misma línea que lo hizo recientemente. Algún día lo harán en otra dirección. Todo seguirá igual. Si la situación económica se sigue deteriorando, puede que aumente eso que llaman la "conflictividad social"....poco más. Sigue existiendo un altísimo porcentaje de ciudadanos/as que seguirán saliendo los fines de semana, viajando urbi et orbi en low cost, y ajustándose mejor o peor a las nuevas circunstancias. Los que tengan problemas de verdad, que cada vez son más, se lo tragarán de puertas para adentro. No hay ni habrá "explosión social". Ya hay "implosión social". Y ese "inteligente, maduro y sensato pueblo soberano" seguirá como si tal cosa procurando llegar a fin de mes y verbalizando, solo verbalizando, su supuesto cabreo. ¿Qué quiero decir con todo esto (tema de las preferentes incluido)? Que en el fondo no nos tenemos que engañar: la "culpa" no la tienen los que "mandan" (por cierto ¿quién manda realmente en estos momentos?) sino los propios ciudadanos que por su indolencia, su analfabetismo político, su terrible herencia franquista-mental que lleva insertado en su adn existencial, su falta absoluta de madurez y otras muchas carencias y deformaciones permite que estas cosas ocurran. Ya sé que hay amplios sectores del pueblo que están "concienciados" y se vinculan a movimientos 15M, partidos, sindicatos, asociaciones......pero, al menos en España, siguen siendo una minoría. La mayoría se conforma con llegar a fin de mes y con que La Roja le de caña a los demás equipos. Seguimos siendo unos viejos hidalgos venidos a menos, con mucho patriotismo de pandereta, con muchos c.....para lo superfluo, pero con muy poca perspectiva de futuro. Es igual que gobiernen formalmente unos u otros. En eso el "pueblo" tiene razón: como dicen algunos lemas en las manifestaciones "Psoe..PP ...a mesma m....é", extensiva a todos los demás. Me temo que mi disquisición conduce al pesimismo absoluto. Pero es que no se le ve salida a esta situación porque el problema de fondo no es la prima de riesgo, ni quien nos gobierna en este momento, ni la bolsa, ni la banca, ni las preferentes, ni......es uno poco todo pero básicamente el tipo de sociedad salida del franquismo, luego de cocerse a fuego lento en los hornos de nuestra atribulada historia. Me hace gracia cuando nos hablan de que hay que seguir el modelo alemán, o....Como decía un viejo político gallego: si queremos que Galicia se parezca a Holanda, por ej., habrá que fumigar a los gallegos y repoblar con holandeses. El que quiera entender que entienda. El resto son disquisiciones que no llevan a ninguna parte. No basta con cambiar a los políticos que nos gobiernan. Hay que cambiar a la sociedad que los elige. Y tambien hay que cambiar las reglas de poder que rigen este complejo mundo. Ahí es nada. Un ejemplo: ¿alguien se cree que lo de Siria se debe a que los Assad son unos sanguinarios? La prensa de medio mndo es lo que nos vende todos los días. Los Assad son, en efecto, unos sanguinarios, pero quien se quede en eso no tiene ni idea de lo que es la geopolítica. USA, China, Francia, Rusia...Irán...Israel.....caliente, caliente. Nada es verdad y nada es mentira. Todo depende del color del cristal con que se mira. Y punto que decía "don Manuel".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio P. y Navegante,
      Tenéis razón, sólo añadiré un detalle que considero fundamental: Los legisladores (diputados y senadores) no han movido un dedo para modificar las leyes.
      Si la democracia funcionara como debe, los legisladores ejercerían la labor que les corresponde: elaborar y poner en marcha leyes (obligando así a los jueces a aplicarlas) que impidieran "robos" legales.
      En resumen, una de la raíces del problema (de casi todos los problemas) es que elegimos legisladores que están de acuerdo (o consienten) que la economía de la especulación sea la esencia del sistema.
      Lógicamente, en ese escenario mandan los "mercados": el dinero que se mueve sólo y exclusivamente para multiplicarse, sin producir nada, salvo plusvalías.
      Votar es importante y de ahí que sea fundamental para el 98% de la población votar a quienes repudian el sistema (de entrada, ni PP ni PSOE). O bien seguir condenándonos a las cíclicas "crisis" que provoca y que necesita el pseudocapitalismo que los PP y los falsos socialdemócratas han convertido en algo incuestionable.

      Eliminar
    2. O lo que dice Soria, o hacer una revolución "con guillotina". No hay más alternativas.

      Eliminar
  4. "En España lo que ha faltado ha sido una revolución modernizadora de hábitos y estructuras". (Jose María Carrascal, periodista de vieja y conocida trayectoria conservadora y actual articulista de ABC a sus 81 años, dixit hace un par de horas en TV)

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.