14 septiembre 2015

La lid entre nacionalistas "buenos" y "malos" la ganan los segundos... en ambos bandos

Hablar y escribir en España del «procès» que vive Catalunya, de la propia Catalunya y de los catalanes conlleva que el hablante o el escribidor sea satanizado si no deja constancia expresa de su anti-catalanismo y si quiere ser escuchado o leído más veces, es aconsejable que sea o aparente ser anti-catalán, siquiera un poquito.
Esa y otras presiones son difíciles de sortear fuera de Catalunya [y en Catalunya a la inversa] porque la generalidad de los ciudadanos apenas reciben información de los criterios ni de los argumentos de quienes impulsan la candidatura Junts pel Sí, salvo que aspiran a poner en marcha un proceso segregacionista; del resto de anhelos y planteamientos políticos apenas cuatro notitas que, para colmo, casi siempre son tergiversadas e instrumentalizadas en beneficio del nacionalismo contrincante, el españolismo.
En numerosas ocasiones todo lo relacionado con Catalunya, desde el fútbol hasta los hábitos gastronómicos pasando por la cultura y la economía, es tratado en clave guerracivilista, criterio que se va contagiando y emponzoñando más y más a medida que se acerca la jornada electoral del próximo día 27.
Obligado es reconocer la eficacia de quienes al sur del Ebro y al oeste del Cinca trabajan para que siga vigente la convicción de que ser ciudadano español exige ser españolista, histórico rasgo "genético" del conservadurismo hispano y de la mal digerida y todavía no execrada dictadura franquista.
Así las cosas, ahora —con las urnas a la vuelta de la esquina— fuera de Catalunya hay detalles singularmente dolorosos; por ejemplo, esas personas sensatas que se prestan a hablar con vehemencia o escribir largo sobre la existencia de cientos de niños que malviven en Catalunya... fenómeno tan "novedoso" como el de los niños que nadan en la miseria en el resto de las Españas.
..
El espectáculo mediático organizado a propósito de
las declaraciones de Piqué y Ramos es un ejemplo
perfecto de las nimiedades que son utilizadas
por tirios y troyanos para alimentar filias y fobias
en la "masa"... ¡qué abundante y maleable
es la "masa" creada durante
décadas en las Españas!
¡Qué rentable es utilizar datos y nimiedades
para fomentar la visceralidad!
En línea con ese electoralismo disfrazado con datos que son utilizados para agarrar a la gente por la víscera, hay dirigentes sociales, políticos, economistas y periodistas "correctos" que elaboran y difunden “noticiones” como el que esta semana enfatizaba que el Estado español avala bonos emitidos por la Generalitat, lo cual es común a todos los emitidos por todas las instituciones del Estado [en este punto conviene recordar que la Generalitat de Catalunya forma parte del aparato del Estado].
Dicho de otra manera: cuando una información se refiere a algo catalán o está relacionada con Catalunya es aprovechada para "instruir adecuadamente" [o sea, torticeramente] a los ciudadanos... la lista de estupideces y malicias es larga.
¿No es posible informar y opinar sobre el asunto para defender que es más adecuado mantener la unidad político-administrativa sin necesidad de difundir falacias ni decir estupideces? Sí, pero casi nadie lo hace. 
El colmo de los sinsentidos es que los simplistas, los malintencionados y los medios que propalan irracionalidades "uniformistas" alimentan el rechazo al Estado español, estos días de forma especial entre los catalanes porque hay elecciones, pero también entre los vascos y gallegos, tanto entre los que ya eran nacionalistas como entre los que no lo somos.
A la espera de los resultados del 27-S y a la vista de la abundancia de “leña”, estos días sólo aspiro a no aportar ni una sola palabra a la pira.
Mirando atrás y hacia delante sin miedo, este monumental rifirrafe y el cruce de odios tienen la virtud de desnudar —salvo que se cierren  los ojos— el resultado de la tradicional prepotencia y del centralismo excluyente que han practicado casi todos los gobiernos habidos desde que España es Estado, actitud ultranacionalista que ha sido inyectada con notable éxito en la mayoría de los españoles.
Urge, pues, no dedicar más palabras al éxito de los guerracivilistas de uno y otro bando.
¿Acaso es imposible que el "callejón catalán" y demás conflictos históricos de orden inter-territorial sean superados sin odios y por vía democrática?, sea para federalizar el absurdo Estado de las autonomías o para crear otra frontera... ¿cuántas van?
Conste que los límites de la ley son unos y los de la democracia otros, y estos son políticamente más amplios y también más humanos… no en vano antes que catalanes, españoles, bolivianos, chinos o nigerianos somos humanos, ¿o tampoco?

ENLACE a un artículo de alto interés:
De los mil y un textos que circulan sobre la realidad y el escenario catalán, en mi opinión el más "sabroso" pese a que su brevedad contrasta con la amplitud del fenómeno que aborda, es «Cataluña, año IV: no lo saben pero lo hacen», publicado en Sin Permiso.
.. 
NOTA:
El llamado régimen del 78 es chapucero en varios planteamientos; por ejemplo, el paso del tiempo ha confirmado y demostrado, entre otras cosas, que generalizar las autonomías fue un parche de pésima calidad, y no lo digo sólo por el "caso catalán", sino también porque a ningún Estado serio se le ocurre crear un rosario de sistemas de salud pública, ni mil y una normas comerciales, fiscales, urbanísticas... etc.   
Sólo los franquistas, los ingenuos y los "amedrentados" (incluidos los que utilizaron esa excusa) ante la posibilidad de un nuevo levantamiento militar creían que la solución a las históricas tensiones culturales y socio-territoriales consistía en dotar a la provincia de Murcia de poder legislativo, por poner un ejemplo al albur, pues hay decenas de barbaridades "autonomistas", así como institucionales y administrativas en todos los niveles del edificio del Estado del 78, desde la cúpula hasta la Administración local.
La alabada Transición abrió la puerta a varias irracionalidades, siendo singularmente graves en Justicia y en una división territorial que amenazaba con alimentar, como así ha ocurrido, los históricos problemas de encaje socio-territorial que arrastra el mosaico español, multiplicando y repartiendo alegremente los "derechos" de las tres natios en las que sí estaba justificado arbitrar estatutos de autonomía.
Luego, el "inmortal" españolismo del XIX fue emponzoñando ese dislate, el egoísmo de los que sacaban tajada del inane Estado aceleró las trifulcas y por último, la guinda la ha puesto la pobreza social fomentada por sucesivos gobiernos que para hacer frente a la barbarie financiera (esa que llaman crisis) han multiplicado exponencialmente la pobreza y la cifra de personas que rechazan pertenecer a un Estado que ni siquiera sabe conservar lo poco positivo que se había conseguido desde 1976.
La España creada por el Estado del 78 se está convirtiendo en un país que genera lástima y rechazo a partes iguales, así de sencillo; pero todo esto y más no es "correcto" decirlo porque a los españolistas les causa dolor hepático-patriótico y a los catalanistas les resta los méritos políticos...
..
ENLACES a más textos de Im-Pulso relacionados con los históricos conflictos inter-territoriales que arrastra el Estado español desde el siglo XVIII.
..
He aquí dos de las numerosas divisiones político-administrativas en las que ha sido "organizado" el Estado
(pulsar para ampliar la ilustración)

3 comentarios:

  1. Hablando de "buenos"/"malos" y saliendo del tema ....me sorprende que defiendas el partido de Nicolás Maduro (impulsado por Hugo Chávez) ....¿cuántas muertos provocó la intentona del golpe de estado que dió Chávez? Aquí te dejo unos recortes de prensa y ya me contarás:

    http://819223940.r.lightningbase-cdn.com/wp-content/uploads/2012/02/1golpe4f.jpg

    http://3.bp.blogspot.com/-OLE2dEJtiwU/TzgGOxChwqI/AAAAAAAAAx0/HVktte1Ezo8/s1600/4%2Bf.jpeg

    https://devilsexcrement.files.wordpress.com/2012/02/golpe4f2.jpg

    http://www.lapatilla.com/site/wp-content/uploads/2011/12/4febrero450-archivo-martha-colmenares-portada.jpg

    ¿Esto te parece democrático? Te parece democrático perseguir con la cárcel a los opositores?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No defiendo a Maduro, pero tampoco al tal López. No caeré en la trampa de tener que elegir entre uno y otro.
      He leído cosas de todos los colores. En numerosos aspectos no estoy de acuerdo con la izquierda bolivariana creada en torno al mesiánico Chávez, y el "mejunge" que lidera (o lideraba) el golpista que ha sido condenado por tribunales de un Estado democrático me parece ecléctico y vacío; en rigor, sólo lanza un mensaje: derrocar al Gobeirno por las buenas (urnas) o por las malas. Punto.
      Probablemente, la condena impuesta a López es exagerada, tanto o más que algunas que han sido impuestas por tribunales del Estado español por hechos menos graves que los protagonizados por López.
      Prácticamente toda la información sobre lo que ocurre en Venezuela está contaminada por una de las partes y la que se difunde en España es casi siempre antigubernamental.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Bien hallado, Félix!

    Hay que ver qué preguntas más curiosas (y capciosas) te dirigen y con cuánto equilibrio y mesura las respondes. Preguntas adobadas, además, con un chaparrón de enlaces, que conforme avanza la "internetización" se van convirtiendo en el sustituto devaluado del por lo visto obsoleto razonamiento:

    -Oiga, que le presento 37 enlaces!
    -Ya, pero es que yo pongo encima de la mesa 45.

    Inevitablemente, me he acordado del ecuatoriano Rafael Correa. a quien preguntaron si le parecía bien eso de ir deteniendo periodistas. Y él:

    - Pues hombre, si han cometido delitos, sí, naturalmente.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.