sábado, 25 de julio de 2020

¡Atrévase a leer la Biblia sin cerrar los ojos!

¿Está usted harto/a de leer las barbaridades y simplezas que esgrimen los nacional-católicos y demás integristas para satanizar todo el islam, a todos los humanos de fe islámica y a todos los libros de la religión musulmana? Si es así, le ofrezco la oportunidad, amable lector/a, de hacer el ejercicio a la inversa y, por ejemplo, leer la Biblia sin cerrar los ojos...
Según aseguran y juran el Papa, los obispos y los sacerdotes de la Iglesia Católica, la Biblia es "la palabra de Dios", la expresión de su voluntad y una descripción de su personalidad, la única de que se dispone para conocer al dios de una religión que, junto a otros elementos, forma parte de la cultura occidental y de sus valores.
Sin embargo, confrontadas las traducciones más divulgadas de la Biblia y analizados sus contenidos, el resultado es demoledor.
La "palabra de Dios" ofrece historias de terror y personajes horrorosos a juicio del común de los humanos, pues rebosan violencia sin límites y mil abusos perpetrados sobre inocentes, incluidos menores de edad; abundan las violaciones de mujeres, los parricidios e infanticidios, amén de que hay textos que ensalzan y premian a cobardes, tramposos, xenófobos, adúlteros, asesinos y traidores que son aupados a héroes y guías del bien. 
He aquí algunos ejemplos:
* Abraham hizo pasar a su esposa Sara por su hermana, entregándola al placer de reyes para amasar una fortuna.
* Jacob engañó a su hermano Esaú y a su padre Isaac para apoderarse de los derechos de primogenitura.
* Lot ofreció a sus dos hijas vírgenes para impedir que los sodomitas violasen a dos ángeles --pues aunque carecen de sexo pueden ser sodomizados, cabe suponer...
* Tamar fue violada por su hermano Amnón, hijo del ejemplar rey David.
* Noé maldijo a un nieto y a su descendencia porque su hijo menor le descubrió ebrio --la tesis de que el pecado oculto no existe ya se abría paso...
* Jefté, el juez que asesinó a su hija para cumplir un pacto con dios.
* Mesa, rey de los moabitas, que para salvar a su país de la destrucción y de la furia del todopoderoso inmoló a su hijo mayor porque dios se lo ordenó: "Si tienes un hijo rebelde, ¡mátale!" 
* David forzó a una casada a ser su amante y para colmo ordenó matar al marido; sin embargo, es uno de los personajes más alabados de la Biblia; o sea, avalado al 100 % por la "palabra de Dios". De hecho, es el rey que eligió dios para glorificar a su pueblo...

[Otro pequeño gran detalle revelador: el botín de guerra más valorado por los buenos prohombres y por los santos varones que homenajea constantemente el catolicismo --según consta en la Biblia, que es "palabra de Dios"-- está constituido por ganado vacuno, burros y mujeres vírgenes]

Los pésimos ejemplos de dios reunidos en el libro así titulado suman decenas. Se trata, pues, de un texto inquietante a la vez que esclarecedor, pues a base de desmenuzar enseñanzas supuestamente positivas demuestra, entre otras cosas que un buen católico debe y/o prefiere ignorar, que la Iglesia Católica hace una lectura harto singular del libro más veces editado y más vendido de la historia.
Pero, ¿es realmente también el libro más leído? Esto solo lo sabe ese dios monstruoso que describe la Biblia: la "palabra de Dios"... "te alabamos, Señor".

En fin, opino que las palabras  الله عظيم  [allah eazim = Alá es grande] merecen --al margen de creer o no creer-- el silencioso respeto que como mínimo dispensamos a la expresión católica "vaya usted con Dios".

DE INTERÉS: «Peregrinos de la herejía...»

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar referencias jurídicas, datos judiciales, pruebas o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.