14 de octubre de 2021

¿Por qué Núñez Feijóo no puede o no quiere ser de este mundo?...

María del Mar Sánchez Sierra (A Coruña, 1969) es la secretaria general de Medios de la Xunta de Galicia, según la nomenclatura oficial, pero en rigor y sin menoscabo de oficialismos ejerce de factótum del área de comunicación de la Xunta y de sus relaciones con los medios, así como de “fontanera mayor” de Núñez Feijóo, incluso en asuntos que van más allá del PP y de las instituciones. 
Sánchez Sierra ha urdido la gran solución que por ser tan grande, eficaz y perfecta ha creado un gran problema...
Sánchez Sierra es una profesional de la cosa pública cuyo éxito político y longevidad en cargos de confianza de la Administración de Núñez Feijóo  —la de la Xunta es otra— tiene un solo pilar y dos adornos quedabién.

.
Dinero a raudales 
y discreción absoluta 

El pilar sin el que ella sería una simple profesional y políticamente nadie, lo constituyen los presupuestos de la Xunta; o sea, el dinero.
Los dos adornos son: el núm. 1, la discreción profesional, tanto en la ideas como en los gestos y a la hora de hablar, que en público es parca y siempre en voz baja.
Y el adorno núm. 2 es la discreción personal, calidad y condición que es perfecta por ser natural, en todo y para todo, incluso  —y esto es fundamental— en la imagen y el atavío.
Esos dos adornos son más intensos e influyentes porque el criterio profesional número 1 que Sánchez Sierra se ha autoimpuesto como responsable de comunicación es la opacidad absoluta, tanta que por lo general nadie sabe lo que hace y mucho menos cuando opera fuera de Galicia —por ejemplo y hasta no ha mucho, en México.
La seguridad sin alardes con la que actúa Sánchez Sierra tiene una base tan simple como sólida: la confianza —hasta ahora absoluta— que le brinda Núñez Feijóo, de la que ambos hacen alarde para que todo el mundo sepa que Sánchez Sierra despacha solo y directamente con el jefe y, por tanto, “¡no la importunen!”… 
Tal es el único pero casi ilimitado poder y prestigio en el ámbito funcionarial que tiene Sánchez Sierra. De hecho, el jefe —líder es poco— del PP gallego y ella deciden que “grandes medios serios y correctos” son más (o menos) merecedores de ser informados, aconsejados, contratados, subvencionados y/o ayudados por la Xunta. Y eso en política a la española da mucho poder, mucho... hasta que de golpe deja de darlo, también a la española.

Al crear la imagen
del Núñez Feijóo presidente
se olvidaron o prescindieron
del Núñez Feijóo persona

Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra, Sánchez Sierra ha centrado su labor en crear la imagen de Núñez Feijóo presidente, si bien a medida que pasa el tiempo dedica cada vez más horas y con mayor intensidad a proteger la imagen ya creada y evitar o controlar —vía presupuestos y con amicales recomendaciones a medios y periodistas— las informaciones y la opinión que difunden del presidente de la Xunta.
Esta labor de protección ha ido ganando peso desde que trascendió la estrecha amistad de Alberto Núñez con un reo de contrabando y narcotráfico. Esa creciente necesidad de protección ha creado una sólida comunión de intereses —no solo políticos— entre Núñez y Sánchez… ¡y todo el mundo “xuntero” lo sabe!, con los endiosamientos, ventajas y connivencias que ello comporta para la “empleada”, al menos en lo inmediato y en el corto plazo.
Una de las habilidades o virtudes de Sánchez Sierra más apreciadas por el PP de Núñez Feijóo —el PP de Galicia ya no existe, es el PP de Núñez Feijóo, ni Fraga osó controlar el PP como lo hace el heredero que impuso Romay con el apoyo del PP madrispañol— es el buen uso que hace del dinero público de forma discriminatoria y limosnera, sea en forma de adjudicaciones, con o sin intermediarios, o con convenios librados a dedo y al gusto… La negativa a legislar y regular la publicidad institucional no es un detalle baladí, es una decisión meditada y militante, pues sin ley ni normas aplicables es totalmente legal —y es casi imposible imputar delito alguno— la manipulación y la compra vía publicidad y subvenciones de casi todos los medios convencionales impresos y audiovisuales (radio y TV, exceptuados los que emiten solo vía internet, casos de Nós TV y Cuac FM, entre otros irreductibles), así como varios —solo algunos— nativos digitales.

Contrataciones a dedo
sin que se vea dedo alguno 

Hay medios esclavizados por intermediarios, las conocidas agencias de comunicación, lo que permite que el poder político apenas figure, ni siquiera haciendo adjudicaciones; resumiendo, por esa vía se tramitan decenas de contrataciones de peso y ¡cientos de contratos y/o cuantías menores otorgados o repartidas a dedo!... sin que se vea dedo alguno. 
El sistema es casi perfecto, “casi” porque ocurrirá lo que tantas veces cuando marcha un número uno tan extremadamente controlador: el día que Núñez Feijóo decida dejar la presidencia de la Xunta —y con él Sánchez Sierra—, solo entonces, hablarán hasta las piedras, unas para vengar atropellos y otras porque es la fórmula más sencilla de tapar que han colaborado con la bicha durante años y sin escrúpulos.
Salvo sorpresa mayúscula, el mundo info-comunicacional de la Xunta y sus aspectos económicos se revelarán como el iceberg político más voluminoso del poder autonómico. El tándem Núñez Feijóo-Sánchez Sierra refleja como funciona este PP, que ya no es el de Galicia ni el que dejó Fraga…¡quia!
El PP de Núñez Feijóo sigue existiendo porque tiene el poder y para mantenerlo es pieza imprescindible la maquinaria que pilota Sánchez Sierra… ¿Cómo si no iba a conseguir Núñez Feijóo que ningún medio gallego de peso escriba o hable de sus avatares inmobiliarios o de los de su pareja, de la casona a orillas de la ría de Vigo, o del domicilio coruñés de un “proyecto” de empresa, etc. y etc…? 

El presidente es el "Hiro Hito" gallego de Sánchez Sierra

Hay cosas que les ocurren o les han ocurrido a Núñez Feijóo y/o a su pareja —y no solo avatares inmobiliarios, también laborales o caribeños— que serían noticia, no forzosamente escandalo, no es eso... pero ya ve usted, el presidente es el "Hiro Hito" de Sánchez Sierra...    
¿Por qué Núñez Feijóo no puede o no quiere ser de este mundo? Ese interrogante y las decenas que usted y yo —como cada vez más gallegos y no gallegos— podemos abrir o abrimos solo pueden ser aclarados por él, por Sánchez Sierra y por todas y cada una de las personas que han intervenido en cada hecho noticiable que no fue noticia de grandes audiencias; es más, hay hechos muy noticiables que solo se conocen en despachos de abogados, o que solo se comentan entre viejos políticos y periodistas tanto o más viejos, o pretendidos secretos de dineros que solo conoce algún banquero de este, del otro lado del charco o de ambos y que apenas se mentan de forma cabalística en círculos de confianza —ingenuos... todo miembro de un círculo de confianza ajeno siempre crea su propio círculo en el que acaba vertiendo todo lo que sabe y todo lo que intuye… ¡y eso no lo controla ni la excelente controladora apellidada Sánchez Sierra!
Y siempre siempre aparece —aunque no se le vea— doña María del Mar Sánchez Sierra, la gran muñidora, el gran contenedor, la creadora de la gran solución que por ser tan grande, tan eficaz y tan perfecta ha creado el gran problema: Núñez Feijóo no puede o no quiere ser de este mundo
No se apure, mañana o pasado sabremos el porqué... o los porqués. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: ImP no publica injurias ni imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas ni referencias judiciales o sentencia.
Sólo serán publicados los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.