16 abril 2007

La DGSE francesa alertó de posibles atentados un año antes del 11-S

Un amplio y documentado reportaje difundido hoy por el rotativo parisino Le monde revela que la Dirección General de Seguridad Exterior (DGSE) de Francia entregó sucesivos informes a la Embajada de EE UU en París --el primero de ellos data de septiembre de 2000-- advirtiendo de acciones que proyectaba ejecutar Al Qaeda en Europa y Estados Unidos.
Los informes relatan las actividades de los yihadistas que se entrenaban al amparo de Al Qaeda y de los miembros de distintos grupos coordinados por la organización que lidera Bin Laden, entre los que cabe destacar los del movimiento islamista de Uzbekistán, los colectivos islamistas radicados en Sudán, Yemen, Egipto, Argelia y Marruecos, y decenas de activistas bosnios y chechenos integrados a título individual en las secciones de Al Qaeda en Afganistán y Pakistán.
Los informes de la DGSE francesa suman ¡328 folios!
..
Confidentes e infiltrados
Por aquel entonces --años 2000 y 2001-- los grupos coordinados por Al Qaeda eran menos impermeables que en la actualidad y los servicios de inteligencia franceses disponían de varias fuentes, entre confidentes y "topos" infiltrados en ambientes islamicos e incluso en círculos islamistas.
Lo ocurrido el 11-S en Nueva York o en los posteriores atentados de Madrid y Londres demostraron que los análisis y conclusiones de la DGSE eran muy acertados en términos generales, máxime si se tiene en cuenta que incluso advertían de que Al Qaeda proyectaba el secuestro de aviones en Europa y EE UU, aunque sin especificar claramente qué harían con las aeronaves.
No obstante, en las notas de la DGSE sólo se menciona una posible acción concreta, en enero de 2001, en la que iban a participar talibanes afganos y radicales chechenos, que ultimaban el secuestro y desvío de un avión que cubría un trayecto entre sendas ciudades de Alemania y EE UU.
..
Una reunión más que significativa 
Los agentes de la DGSE también advirtieron de que el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, había participado en una reunión celebrada en octubre de 2000 en Afganistán durante la que se habló de una operación consistente en secuestrar varios aviones de forma simultánea.
En los 328 folios de datos y análisis que Francia proporcionó a EE UU hay decenas de detalles de alto valor, pues incluyen las identidades de activistas residentes en distintos países y que, en esencia, actuaban a modo de coordinadores y/o transmisores de las instrucciones que impartía la cúpula de Al Qaeda.
A pesar de la insistencia de París y de la profusión de datos e indicios, los hechos posteriores indican que Washington apenas hizo nada para prevenir posibles atentados en su territorio, como así ocurrió el 11 de septiembre de 2001.  
¿Por qué será que este episodio recuerda vagamente lo ocurrido en España durante los meses precedentes al 11-M madrileño?
MÁS INFORMACIÓN, en Le monde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.