27 mayo 2007

Otro éxito de Occidente: ¡Más heroína afgana!

Durante el año 2006, en Afganistán se cultivaron 165.000 hectáreas de amapolas (la materia prima de la heroína) frente a las 74.000 de 2002.
En 2006 los capos afganos movieron 6.100 toneladas de opio, frente a las 3.400 toneladas que comercializaron cuatro años antes.
Estas cifras forman parte de un informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.
En el año 2001, bajo el régimen talibán, la superficie afgana dedicada al cultivo de la amapola se redujo a 7.606 hectáreas, un ¡2.200 %! menos que las dedicadas al mismo fin durante 2006.
En 2001 la producción de opio fue de 185 toneladas, un ¡3.300 %! menos que la facturada el año pasado.
Casi nadie duda de que el régimen talibán era teocrático, autoritario, negligente en lo económico, opresor, etcétera, etcétera y etcétera.
Pero con igual persistencia convendría recordar que el Gobierno afgano liderado por el llamado comandante de los creyentes, el mulá Mohamed Omar, consiguió prácticamente erradicar el cultivo de la adormidera: «Ningún otro Estado miembro de Naciones Unidas ha implementado un programa semejante», dijo el portavoz de la Unodoc en 2001 para aplaudir el esfuerzo del Gobierno talibán para erradicar la producción de heroína.
La adormidera vuelve a ser la fuente de ingresos de 4 de cada 10 campesinos afganos. Todo un éxito. Y conste que no se trata de justificar la teocracia de los fundamentalistas religiosos, pero convendría revisar las decisiones geopolíticas adoptadas por EE UU respecto de Afganistán, a las que se sumó la Unión Europea.
Para redondear contradicciones y sinsentidos, el burka sigue siendo el atuendo habitual de las afganas. Es decir, más heroína, los mismos burkas, Bin Laden en libertad y la bomba de relojería sigue activada.
Todo un éxito…

2 comentarios:

  1. Es terrible que la mano de occidente esté consiguiendo peores resultados en todo el planeta que la de los propios dictadores autóctonos. No sé. Afganistán parece muy alejado de soluciones tradicionales.

    ResponderEliminar
  2. Nos están engañando con las misiones de paz en Afganistán, como en todas las guerras.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.