09 febrero 2013

González Pons, doctor en Derecho y en meter la pata hasta la ingle

Estebán González Pons, actual vicesecretario general de Estudios y Programas del PP [ese es el cargo que ostenta en el partido de gobierno desde el 17º congreso de la formación], diputado en Cortes por València y doctor en Derecho Constitucional por la Universidad de Valencia [también ha ejercido de profesor de esa materia jurídica en la misma universidad] es una joya.
¿Por qué?
Por dos motivos, el primero y más descacharrante, porque González Pons ha dicho, textual: «Jesús Sepúlveda es un trabajador con derecho a seguir ganándose la vida», afirmación con la que pretende justificar que el marido de la ministra Ana Mato e imputado en la trama Gürtel siga en nómina del PP y así pueda trabajar... ¡Lástima que los dirigentes del PP no defiendan con similar contundencia los empleos del resto de ciudadanos!
Está visto que el cinismo político bate marcas cada día.
Estebán González Pons
Pero hay otra declaración de González Pons que llama la atención en boca de un doctor que ha ejercido la docencia en Derecho Constitucional, pues ha anunciado que su partido emprenderá acciones judiciales contra quienes hayan «manchado el honor» del PP.
El ¡honor! del partido, el honor de la empresa, el honor de la cofradía, el honor del sindicato, el honor de la asociación de amigos de la trufa, el honor de la unión de fumadores de matalauva, el honor de la agrupación de fabricantes de patas de cama... 
Es lógico que el PP anuncie que denunciará a quienes afirmen que la organización ha cometido delitos, al igual que puede hacer cualquier otra entidad o empresa. Pero, salvo que sea González Pons el encargado de hacerlo, en esas denuncias el PP no apelará al honor del partido porque en Derecho el honor como bien legalmente protegido es exclusivo de las personas [hay jurisprudencia al respecto; viví personalmente un largo procedimiento que acabó en el Supremo, que me absolvió del inexistente delito de dañar el honor a una entidad empresarial]
Las excepciones a la acepción de la palabra honor como bien o calidad de las personas se producen cuando el vocablo es utilizado para calificar la consideración que merecen una heredad, un patrimonio, un título o cuando se enuncia, por ejemplo, "hacer honor a su nombre", etcétera. Pero esta es una cuestión lingüística y semántica ajena a consideraciones legales.
Cabe confiar en que las enseñanzas de Aristóteles, Austin, Bentham, Fries, Hare, Hegel, Kant, Montesquieu, Moore, Rawls, Ross, Savigny, Von Mhol y demás constructores del Derecho, más los textos legales vigentes iluminen al diputado valenciano...

3 comentarios:

  1. Pues como los primeros que manchan el honor del PP son sus dirigentes corruptos y ladrones bien haría el PP en querellarse contra toda su cúpula dirigente. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/01/en-epoca-de-crisis-el-mejor-ahorro-es.html

    ResponderEliminar
  2. En un país decente, el tal Pons tendría prohibido el acceso a las aulas por notorio mal ejemplo para la juventud y por corruptor de las sanas y honestas costumbres. Compadezco a los universitarios que tengan que soportar a este TERMINATOR de la ética. Este sujeto llena páginas de Internet con sus declaraciones injuriosas, sus tergiversaciones, sus noticias inventadas, más las correspondientes disculpas que se ve obligado a presentar, más que nada para no hacer el ridículo. Pocos políticos existen tan reñidos con la verdad y con el respeto a la palabra y a los hechos. Cómo será, que incluso en su propio partido lo tenían arrinconado en un discreto segundo plano, como a un sparring molesto y algo sonado. Ahora han vuelto a airearlo y ya la ha liado con declaraciones insensatas sobre la maravillosa transparencia de su partido y la perversidad diabólica de la oposición. Hace falta desmesura, para atreverse a eso en el momento de corrupción consumada que viven.

    Lo dicho, mi pésame a sus alumnos. De vivir en la antigua Esparta, este señor sería exhibido públicamente para que los jóvenes comprendieran en qué NO consiste la dignidad humana.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.