16 octubre 2014

Blog Action Day: La desigualdad económica no es de origen natural

Paradigma: Las causas de la pobreza de Níger están en la rica Europa
..
Hay un país del Sahel de 1.270.000 kilómetros cuadrados de superficie y habitado por 17 millones de humanos que está catalogado como el más pobre del mundo. Una franja de su territorio que apenas supone el 4 % del total está regada por uno de los ríos más caudalosos de África. Es el tercer productor de uranio del mundo y además hay minas de cinc, estaño, fosfatos, hierro, molibdeno, oro… Y sin embargo, la República del Níger es extremadamente pobre, dicen.
El sistema económico imperante es tan perverso que también lo es para valorar la riqueza, pues la computa al gusto de los mercados y prescinde de cómo se manejan los bienes. Los economistas que trabajan para el Estado bailan al son y los que están en la "pomada" forman parte del problema.
En la actualidad, según la interpretación que los analistas "de orden" hacen de los hechos, Níger todavía padecería secuelas de la gran sequía que se registró en el Sahel en 2004, ¡hace ya diez años! Pero no es eso.
También según esos analistas, el golpe de Estado de 2010 empeoró la situación económica. Pero lo sustancial tampoco es esto.
Ciertamente, el clima, la condición desértica del 70 % del territorio y las trifulcas de quienes ostentan o detentan (hay más de lo segundo que de lo primero) el poder político lastran la economía de Níger, como probó la tragedia del bienio 2004-2005, cuando el hambre y la subalimentación causadas por la sequía se sumaron al hambre y a la subalimentación que "normalmente" causan otros males, lo que incrementó la cifra de muertos habituales en varias decenas de miles —la mayoría ancianos y niños.

Vista aérea de una de las zonas de extracción de uranio en el Sahara
nigerino, en 2009. La imagen menor muestra el estado en el que ha quedado
una de las minas a cielo abierto explotadas por la multinacional francesa
Areva; esta fotografía fue tomada el pasado mes de febrero.
(pulsar sobre la ilustración para ampliarla)
Perversión oculta
No conviene centrar toda la atención en los episodios que más impactan, las tragedias humanas.
Objetivamente, dejando de lado sentimientos y sentimentalismos, más daños que la sequía causan las condiciones económicas y la muy baja calidad de vida que padecen los nigerinos.
Y lo que es peor: el origen de estos daños no es natural.
La situación viene de lejos y se prolonga a pesar de las riquezas existentes en el país, una mortífera paradoja que es fruto de perversiones sistémicas como la siguiente:
Consorcios del sector de la energía, casi todos chinos y franceses [Níger fue colonia de Francia hasta 1960], con la compañía gala Areva al frente, han invertido en Níger entre 8.000 y 9.500 millones de euros [según las fuentes] en instalaciones, maquinaria e infraestructura logística para la extracción, tratamiento y transporte de uranio, si bien el erario nigerino apenas recoge unas migajas.
Para tener una idea cabal del saqueo basta tener en cuenta que el valor del uranio obtenido cada año supone por término medio el 80 % del valor de las exportaciones del país.
[Las reservas de uranio detectadas y evaluadas están cifradas en 421.000 toneladas y la producción anual supera con holgura las 4.000; durante el año 2012, último período del que he hallado datos fiables, la saca ascendió a 4.667 toneladas]
A tan injusta realidad económica contribuyen poderosamente dos factores: primero, el Estado nigerino es un modelo de mala gestión y la corrupción abunda entre los miembros de la cúpula y también en todas las escalas del funcionariado; y segundo factor, las familias más pudientes y poderosas mantienen  por lo general dos actitudes: la codicia (acaparar riquezas) y la inhibición (se desentienden de sus semejantes); como en todo, hay excepciones; pero subrayo: excepciones
Atendiendo a la demografía, la élite o clase alta es porcentualmente ínfima y aplicando los parámetros de Occidente, la clase media apenas supera el 10 % de la población.
..
El reto más urgente: producir más alimentos
En materia de alimentos, que es el problema número uno del 80 % de los nigerinos, es obligado subrayar que si el aprovechamiento del río Níger y el transporte de agua fueran los adecuados, el suroeste del país podría satisfacer gran parte de la demanda de vegetales. Mas apenas se avanza en esa línea. 
La paradoja es hiriente: el subsuelo vomita toneladas de uranio, entre otras riquezas, pero la caja del Estado carece de fondos para acometer las inversiones que permitirían multiplicar por 3, incluso por 4, la actual superficie dedicada a la agricultura (apenas el 5 % del país está cultivado), así como mecanizar el sector primario, lo que abriría puertas al futuro, no en vano siete de cada diez nigerinos sobreviven gracias a la agricultura y el pastoreo, incluidas las actividades de transporte y comercio de esas producciones. 
Las sequías causan hambrunas, enfermedades y muertes, cierto, pero muchos más son los miserables, los enfermos y los muertos provocados por la inoperancia del Estado y, entre otros males menos significativos, por el saqueo de minerales en condiciones legales y fiscales que permiten arrasar el medio sin apenas rentar beneficio al erario ...y prácticamente nada a la población.
Inevitablemente, la estabilidad política es precaria, lo cual agrava la situación.
..
Dos referencias: mortalidad infantil y esperanza de vida 
En ese escenario de penuria generalizada, dos referencias bastan para describir el grado de bienestar humano: la mortalidad infantil es de 104 niños fallecidos por cada 1.000 nacidos vivos (2013) y la esperanza de vida al nacer es de 58 años (2012). Ambas cifras figuran entre las más altas y las más bajas del mundo, respectivamente.
A esas dos referencias cabe añadir una circunstancia que, además de complementarlas, sirve para comprender cuán complicado será que Níger salga del túnel: la tasa de natalidad es una de las más elevadas del mundo, 49/50 nacimientos/año por cada 1.000 mil habitantes con una media de 7 hijos por mujer [esto último se debe en gran medida a los hábitos de origen religioso, el islamismo, en el caso nigerino de culto suní; amén de la ausencia generalizada de anticonceptivos].
En el Sahel, Níger no es el único desastre. Seis de los diez países más pobres del mundo, todos africanos, están en el oeste del continente y cuatro de estos (Burkina Faso, Guinea, Mali y Níger) formaron parte del Imperio de Songhai, que alcanzó su máximo esplendor en el siglo XVI, cuando las grandes llanuras del Sahel tenían horizontes lejanos y también venturosos.
..
ENLACE a Blog Action Day.

1 comentario:

  1. La avaricia y la rapiña ciegan a los privilegiados. Pero si la miseria, el hacinamiento, la falta de higiene, la desatención médica y la sobrepoblación desencadenan plagas y epidemias mundiales, TAMPOCO los privilegiados y sus negocios tienen asegurada la salvación

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.