23 enero 2016

Investidura (4): Primer partido en campo del PSOE, Barones 1 - Sánchez 0

Pedro Sánchez ha regateado la invitación envenenada de Mariano Rajoy rechazando que sea el candidato del PSOE (90 escaños) quien afronte el debate de investidura en lugar del popular (123 escaños). Sin embargo, Sánchez ha cedido el remate a gol al jefe de Estado, pues el comunicado del PSOE puntualiza que si Rajoy se mantiene en sus trece, Felipe VI acepta su no y decide que sean los socialdemócratas quienes den la cara, Sánchez lo acatará.
Abrir esa puerta conlleva dos errores de párvulos.

Los párrafos recuadrados contienen
los que cabría considerar aspectos
más sustanciales del comunicado:
1, emplaza a Rajoy a que acepte
someterse a la investidura o renuncie
a ser el presidenciable del PP;
2, acusa a Rajoy de actuar en función
de criterios e intereses de orden
personal;
3, invita al PP a apartar a Rajoy
nombrar otro candidato a la
presidencia de gobierno; 
4, marca distancias con Podemos.
(Pulsar para ampliar el texto del comunicado)
Primero: Lógicamente, el PSOE quiere que Rajoy se dé el batacazo pero, ¡sorpresa!, al mismo tiempo se compromete a evitarlo si el rey decide que sea Sánchez quien asuma el reto de un primer debate de investidura pese a que no le corresponde.
Decir que la dirección del PSOE es políticamente boba queda feo y además no es del todo acertado, pero sí está más que justificado calificar su posición de ingenua e incluso cabe tildarla de palanganera, como ya han insinuado algunos, pues regala al jefe de Estado una salida al callejón al que ha sido empujado por Rajoy.
No menos relevante es que la negativa de Rajoy y la decisión de aceptarla por parte del jefe de Estado han impedido cumplir con lo dispuesto en el artículo 99 de la Constitución [a este respecto, a pie de texto figuran una ilustración y el enlace al esclarecedor artículo de un jurista de la página "Hay Derecho"].
..
Segundo: En el caso de que Rajoy mantuviera el no a la investidura tras la segunda ronda de contactos que abrirá el rey y este aprovechara la puerta que deja abierta el PSOE, Sánchez debería tener muy amarrada la solución porque si fracasa, él y su partido serán los principales perjudicados por la sensación de incapacidad y frustración que percibirá la ciudadanía tras un proceso para formar gobierno que ha resultado inútil.
El coste electoral de ese gatillazo puede ser de los que hacen época.
Para redondear la ingenuidad política de la que hace gala el PSOE [¿o es pura tontería?, ¿o acaso los submarinos no sólo existen sino que además son muy poderosos?; porque todo es posible a estas alturas], la dirección ha emitido un comunicado --acompañado de declaraciones irracionales por incendiarias-- en el que se permite el infantil lujo de tensar la relación con Podemos al calificar de «chantaje» (¿?) lo que ha sido la simple y pura aunque dura formulación pública de un esbozo de acuerdo y posible formación de gobierno... ¡para abrir negociaciones! 
Es decir, el PSOE se compromete a acatar que su presidenciable asuma el reto de la investidura si el rey lo desea --agárrese que vienen curvas-- y para empezar coloca piedras en el camino... ¿a fin de fracasar?
¡Vaya usted a saber!, amable lector/a, el grado de ingenuidad es tan elevado que hasta es posible que la dirección del PSOE esté convencida de que el partido mejorará los resultados del 20D en unos comicios a corto plazo; para colmo, esa convicción es tan profunda que la dirección cree que el partido obtendrá más votos aunque Sánchez luzca la vitola de ser el presidenciable que fue incapaz de formar gobierno.
..
Argumentos de "izquierda caviar"  
Ciertamente, Podemos no es un buen ejemplo de tacto y cortesía pero dejando de lado esas superficialidades y los orgullos del pijo despeinado por la brisa, la única novedad sustancial que en rigor ha aportado Podemos a los "trámites" que son habituales en Occidente para abrir la negociación de un acuerdo de gobierno es que ha iniciado el proceso en voz alta.
Por favor, amable lector/a, no seamos tan ingenuos como los dirigentes del PSOE: digan lo que digan los barones y baronesas que vociferan simplezas sin cuento y sin venir a cuento, lo que les ha molestado es justamente eso, que Podemos abra la ventana y revele públicamente aspectos básicos de lo que planteará cuando se sienten a negociar.
La ingenuidad (o estupidez) de los dirigentes socialdemócratas ha sido merecedora de carcajadas cuando varios de sus barones han enfatizado la importancia de las formas para denostar la política de relaciones, alianzas y comunicación que practica Podemos. 
Semejantes argumentos en boca de socialdemócratas avalan la creciente convicción, ya casi generalizada, de que han triunfado quienes trabajan desde dentro para que el PSOE deje de ser no sólo un partido de izquierda, sino tampoco de centro-izquierda.
En fin, el regate de Sánchez no garantiza el gol y los únicos que han metido un golazo por la escuadra son los barones y baronesas, pero en su propia portería, lo que obliga al equipo a jugar a la desesperada.
La pregunta es obligada: ¿ha sido un error o fruto de una táctica para alterar la competición? 
Sin olvidar, todo sea dicho, las ayudas que los derechistas del PSOE [así como el PP] reciben de quienes presionan o condicionan desde o en los ámbitos financiero, empresarial, social, cultural, mediático, etc.
..
INFORMACIÓN puntual y análisis sobre el episodio, en CTXTeldiario.esEl País, InfoLibre, La MareaPúblico, Sermos Galiza (gal), Valencia Plaza y Vilaweb (cat).
..
SIGUE: «Investidura (5): Segundo partido en campo del PSOE, otro triunfo de los barones con gol de Felipe». 

CON ANTERIORIDAD: «Investidura (3). Primer partido en el campo del PP, Rajoy se encierra atrás y esconde el balón». 
.. 
..
ACTUALIZACIÓN (25 enero):
Artículo muy relevante del jurista Rodrigo Tena Arregui, en la página Hay Derecho:
«Estamos tan acostumbrados a la absoluta irresponsabilidad con la que se mueven nuestros líderes políticos que uno de los acontecimientos más graves de nuestra corta historia democrática --la renuncia del Sr. Rajoy a la propuesta del Rey de formar Gobierno realizada al amparo del art. 99 de la Constitución-- ha pasado casi desapercibida, sin escándalo alguno y con escasas críticas. Verdaderamente, nos hemos habituado ya a casi todo.
«Para sopesar la trascendencia de este hecho y el grave apuro en el que esta situación coloca a nuestro jefe de Estado, debemos recordar someramente el procedimiento aplicable».
Enlace al artículo «La renuncia de Rajoy».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.