17 septiembre 2006

Endesa, Pizarro y los patriotas patrioteros

El reciente encuentro entre la canciller alemana Angela Merkel y Rodríguez Zapatero ha puesto algunas cosas en su sitio. Por ejemplo, está cantado que si E.ON compra Endesa, Manuel Pizarro será desalojado de la presidencia de la compañía española. Motivo por el que el mandamás de la compañía española ha huido otra vez hacia delante declarando que «me iré con la cabeza muy alta» porque, según dice, ha defendido los intereses de los accionistas ¿?
¿Por qué será que las acciones de Endesa y los dividendos de la compañía han aumentado de forma exponencial justo cuando Gas Natural presentó la opción pública de adquisición (opa) que Pizarro tanto detesta?...
Pizarro relevó en la presidencia de Endesa al ex franquista Rodolfo Martín Villa en mayo de 2002. Empresario a la antigua usanza, porfiado y egocéntrico, Pizarro adorna sus argumentos con torrencial oratoria y citas aparentemente cultas (es aficionado a los latinajos) y apelaciones a la Constitución, cogida esta como rábano por las hojas.
El todavía presidente de Endesa es letrado del Estado y como tal actuó cuando el Ministerio de Economía, dirigido por Miguel Boyer [con carné socialista… Felipe González debía estar podando bonsáis], decidió expropiar Rumasa.
Después, por razones ignotas, Pizarro abandonó la Administración, se vistió de agente de Bolsa y vivió en primera persona la eclosión de los mercados financieros, incluido el despegue de las punto.com.
Cuando la Bolsa alcanzó máximo protagonismo económico (es decir, cuando se había impuesto el ultraliberalismo puro y duro) y el Gobierno de José María Aznar inició las privatizaciones de empresas públicas rentables, Pizarro ya era uno de los habitantes del parqué mejor relacionados. Y los aznaristas echaron mano del experimentado agente de Bolsa para que asesorara en las privatizaciones.
Dicen los iniciados en los avatares de la cosa pública que Pizarro fue el mentor de Francisco González para presidir Argentaria [luego privatizada por la vía de integrarla en BBV = BBVA], de César Alierta para Tabacalera [privatizada y luego integrada en la transnacional Altadis] y de Jaime Caruana para gobernar el Banco de España.
Sin embargo, Pizarro, pese a ejercer de asesor de Aznar, se conformó con la presidencia de Ibercaja --la caja de ahorros de Aragón, de donde él es natural--, cargo a través del cual accedió a la vicepresidencia de Endesa.
..
Manuel Pizarro
¿Casualidades? 
Las casualidades siguieron beneficiando a Pizarro, pues la privatización de la también rentable Endesa, poseedora de centros de producción, inmuebles, instalaciones y una tupida red de distribución costeados con el dinero de todos los ciudadanos, convirtió a Cajamadrid en socio de referencia.
Cajamadrid, como todas las cajas, es una entidad financiera de Derecho semi-público gobernada por órganos en los que la Administración tiene la última palabra; en su caso dependiente de la Comunidad Autónoma de Madrid y del ayuntamiento de la capital, el socio de referencia de Cajamadrid es, pues, el PP, partido que gobierna la autonomía y el consistorio madrileños…
En tanto que en La Caixa [socio de referencia de Gas Natural] mandan la Generalitat de Catalunya, la Diputación de Barcelona y el consistorio de la ciudad condal, instituciones en las que los partidos preeminentes son CiU y PSC-PSOE.
..
Cajamadrid vs. La Caixa
Los motivos de fondo por los que Pizarro y quienes él representa se han opuesto frontalmente a la OPA de Gas Natural no son sólo de orden financiero, ni bursátil, ni económico. El origen del conflicto está en el rifirrafe político-institucional PP-CiU-PSOE vía Cajamadrid y La Caixa.
Los integrantes del frente Pizarro son conscientes de que si Gas Natrural se hiciera con el control de Endesa el gobierno de la eléctrica sería el que considerara oportuno La Caixa (CiU-PSOE) y, por tanto, Cajamadrid (PP) perdería poder... ¡y no sólo económico!
Los hechos, hechos son: Rafael Miranda, consejero delegado de Endesa y persona de confianza de Pizarro, se entrevistó con el presidente de E.ON, Wulf Bernotat, en cuatro ocasiones tras la presentación de la OPA de Gas Natural y antes de que la multinacional alemana presentara su contraopa. En esa guerra de poder lo que menos importaba era que Endesa siguiera siendo de capital mayoritariamente español.
Todo indica que para Pizarro (es decir, para Cajamadrid y el PP) lo importante era y es impedir que Gas Natural, La Caixa y con ella CiU y PSOE dirijan Endesa.
..
Contactos previos y secretos con E.ON
Miranda, el adjunto a Pizarro, reconoció sus contactos con la cúpula de E.ON, pero este país llamado España está tan adormilado y tan sesgadamente informado que apenas atendió a esta frase: «Era tan confidencial [mi encuentro con los dirigentes de E.ON] que ni siquiera lo tengo anotado en la agenda», dijo Miranda, sonriendo.
Gas Natural (es decir, La Caixa y con ella CiU y PSOE) tampoco son santos inocentes; pero está claro que unos (los supuestos patriotas) son rabiosamente economicistas y los otros (los que retroalimentan el sistema, incluidos sus defectos), rabiosamente bobos: Bobos por no tirar de la mata y bobos por pensar que todos los ciudadanos son bobos.
Quizá todo sea más sencillo... Visionarias como la también patriota Esperanza Aguirre tengan razón: el frente Pizarro recurre a los alemanes porque los catalanes son poco españoles...
Los mejores impulsores del independentismo catalán, vasco y gallego son los españolistas que mezclan todo para sacar tajada, fomentando la confusión y alimentando enfrentamientos inter-territoriales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.