07 abril 2009

Si Obama es socialdemócrata, los hermanos Grimm son historiadores

Durante las jornadas precedentes e inmediatemente posteriores a la cumbre del G-20 celebrada en Londres, varios líderes políticos europeos han aplaudido y apoyado las tesis del gabinete de Barack Obama en materia económica. Pasan los días y la obamania sigue creciendo, tal como ha quedado demostrado en la reunión de la Alianza de las Civilizaciones celebrada en Estambul.
Pero, ¿qué propugna el equipo de Obama para que Estados Unidos supere el reventón de las subprime?
¿Es cierto, como afirman políticos y analistas sistémicos, que Obama representa un cambio radical respecto a las políticas neoconservadoras que se pusieron en marcha en los años ochenta (Reagan-Thatcher) y que se siguieron aplicando y mejorando sin trabas durante los noventa con la bendición incluida de progresistas (¿?) como Clinton y Blair? En esa línea, Rodríguez Zapatero ha llegado a calificar a Obama de socialdemócrata (¡!)
En los tres departamentos institucionales de EE UU dedicados a los asuntos económicos (Secretaria del Tesoro, Reserva Federal y la SEC, servicio equivalente a la CNMV española) siguen trabajando la mayoría de los altos cargos de la etapa Bush y, además, han regresado algunos de los que fueron alguien durante los ocho años de la Administración Clinton.
Por ejemplo, Lawrence Summers, que en los años noventa fue uno de los artífices de la destrucción parcial o total de lo poco que quedaba de los sistemas de control y regulación de los mercados financieros, desmantelamiento que se inició bajo la presidencia de Ronald Reagan.
Ahora, con el adulado Obama al frente, los summers regresan a la Casa Blanca para desdecirse de lo que dijeron y, en teoría, reconstruir parte --¡sólo parte!-- de lo que destruyeron en los noventa.
..
Homenaje a los hermanos Grimm, en Hanau (Alemania)
Para cuentos, los hermanos Grimm
No, Obama no es socialdemócrata, para nada. Evidentemente, tampoco es un neocon al estilo de George W. Bush. En asuntos económicos, Obama está actuando como un político centrista, escorado en todo caso a la derecha, que trata de poner coto a las perversiones. Ni más, ni menos.
El equipo de Obama está corrigiendo necedades y abusos inyectando cantidades ingentes de dinero público y ocultando las responsabilidades políticas y acaso penales de quienes alentaron y permitieron enriquecimientos para los que se utilizaron métodos que sólo son posibles en un sistema en el que la especulación es más valiosa que el trabajo y la corrupción, norma (los reguladores miraban para otro lado). Males estos que cultivaban y practicaban con descarada impunidad la mayoría de los cuadros bancarios y financieros, conformando una red de corte mafioso (incluida la omertá siciliana, el silencio cómplice).
..
El descaro ha sido y es pan de cada día
Noam Chomsky, uno de los pensadores norteamericanos que han denunciado con más claridad y contundencia las aberraciones de la Casa Blanca, ha comentado recientemente que cuando la Associated Press envió a periodistas a entrevistar a los administradores bancarios y a los gestores de inversiones, preguntándoles qué habían hecho con el dinero del TARP [Troubled Assets Relief Program: plan de rescate financiero de la Administración Bush para reducir los riesgos que corrían los tenedores de activos tóxicos], ellos se limitaron a reír y dijeron No es de su interés. Somos empresas privadas. La tarea del sector público es financiarnos, no saber lo que estamos haciendo. Pero el Gobierno podría averiguarlo --sigue Chomsky-- haciéndose cargo del control de los bancos que han quebrado; pues, tal como ha recordado Chomsky, la Administración es de facto propietaria de varias grandes corporaciones tras haber adquirirdo la mayoría de sus acciones para evitar su quiebra y, con ello, un crac en Wall Street similar al de 1929.
..
La Casa Blanca no es La Moncloa, allí se cubren unos a otros
Pero la Administración Bush renunció a controlar las entidades financieras adquiridas y los responsables del equipo económico de Obama, también.
Calificar a Obama de socialdemócrata es una chiquillada, por no emplear un calificativo más riguroso y menos benigno.
Desde un punto de vista socialdemócrata, sin necesidad de recurrir a visiones más crudas de la realidad económica, el programa económico que el gabinete Obama aplica en EE UU y que pretende imponer en Europa --cosa que en parte ha conseguido-- es perfectamente identificable por dos acciones que a su vez son objetivos fundamentales:
Primero, reflotar con dinero público las entidades hundidas por los especuladores, ventajistas y ladrones, y
Segundo, lavar la cara a las instituciones encargadas del control bancario y financiero (la SEC y la Reserva Federal) y, en paralelo, imponer ligeras reformas en el Fondo Monetario Internacional.
A mayores, EE UU ya ha hecho saber a los gobiernos de los paraísos fiscales que pueden jugar con las entidades y con los países que se lo permitan pero si Washington está interesado en controlar ciertas operaciones y a ciertas personas o entidades, deberán colaborar [la poderosa Union de Banque Suisse (UBS), así como los jueces y el gobierno helvéticos ya se han dado por enterados y están colaborando desde hace varios meses con Washigton para cazar a los evasores y especuladores que dañen a la economía de EE UU o a relevantes personas físicas y jurídicas estadounidenses].
La política económica del gabinete de Obama no es la propia de la socialdemocracia. En todo caso, es nacionalismo estadounidense de calidad, unido a una necesaria corrección táctica (viajando hacia el centro ideológico) cuyo fin es corregir y tapar los excesos de los neocon.
Obama y sus asesores son, en todo caso, políticos hábiles e inteligentes, mas de socialdemócratas tienen lo que yo de cardenal, ayatolá, lama o ilusionista, con perdon de Tamarit y el Mago Antón.
DE ALTO INTERÉS:
Entrevista a Noam Chomsky, emitida por la emisora de radio Real News y realizada por Paul Jay en la sede del MIT, en Cambridge. Enlace a la versión en castellano, vía SIN PERMISO.

11 comentarios:

  1. Me has convencido completamente. Y si, tienes razón, veo que los Hermanos Grimm se han convertido en historiadores. Va a ser tremenda la obamanía que nos ha dado. La cosa parece que irá para largo. El caso es que siempre tenemos que tener a ídolos prefabricados. En fin, pena da.

    ResponderEliminar
  2. De tu comentario Félix, deduzco -quizás erróneamente- que parece haber una manera socialdemócrata de resolver la crisis. Intuyo sin embargo que cuando un barco está a punto de irse a pique solo hay dos formas de enfrentarse al suceso: tapando a toda prisa los boquetes de agua y, con suerte, llevarlo a puerto; echarse al agua y ver como desaparece, solución con irreparables consecuencias materiales y, probablemente, personales. En estos momentos se está intentando tapar la vía de agua. La segunda, ¿es la opción socialdemócrata?

    AAL

    ResponderEliminar
  3. Al anónimo,
    Sí, en efecto, hay criterios socialdemócratas para afrontar la crisis. Y subrayo que digo afrontar, no resolver y menos de un plumazo, porque esto es materialmente imposible.
    Es más, lo que algunos plantean (sobre todo desde el PP) de forma absurda y tendenciosa afirmando que la socialdemocracia es la culpable de la crisis es mentira, y decir que un gobierno (el español u otro) puede diluirla como un azucarillo es otra falacia.
    La socialdemocracia, si fuera tal, debería imponer por los medios que fuera menester un control estricto e inmediato de las operaciones financieras, nacionalizar bancos “tóxicos” (porque no sólo hay activos tóxicos, ¡hay bancos tóxicos!) y no sumarse en ningún caso a las declaraciones retóricas y carentes de compromisos legales o institucionales que están imponiendo economías mejor blindadas como las de EE UU o Alemania, con Gran Bretaña sacando pecho pese a que su economía es un auténtico desastre (peor que el español).
    A mayores, la socialdemócrata no es la única forma de afrontar la crisis (insisto en que resolver a corto o medio plazo es imposible), hay otras alternativas.
    Lo curioso de esta y de situaciones anteriores es que la sociedad estaba y está siendo "conducida" con resortes de corte pavloviana (irracionales y gregarios) a la creencia de que sólo hay dos formas de administrar la cosa pública: los neocon (que es el sector dominante en el PP) y los socialdemócratas y similares (PSOE).
    En todo caso, lo más chocante de este episodio es que los cuadros del PSOE parecen decididos a tirarse en brazos del "obamanismo"; es decir, renuncian a los criterios socialdemócratas.
    (NOTA: Por favor, ¿por qué anónimo? Es una lástima, porque lo que usted plantea es lógico, racional y respetable, pero pierde entidad porque parece un texto escrito en la pared de una zona industrial abandonada.
    Digo esto con todo el respeto y con el natural agradecimiento por haber visitado mi casa-blog. Saludos)

    ResponderEliminar
  4. Al anónimo,
    Suprimo la "nota" del comentario pues firmas ALL y he recordado quien eres. Un saludo y ¡ánimo!, a ver cuando abres tu bitácora, tienes mucho y sensato que decir.

    ResponderEliminar
  5. Tu respuesta al anónimo me ha puesto las cosas más claras que el mismo artículo. Porque no es fácil para la gente de a pie entender todo este embrollo y buscar la piel bajo tanto maquillaje tampoco es algo simple. Me hacía ilusión que borrarán de la faz de la tierra los paraísos fiscales, pero me da que no va a ser...

    Un abrazo y felices pascuas. No sé que pasa que últimamente lo de "pascua" no me suena lo mismo.

    ResponderEliminar
  6. A Lys,
    Las que tenéis sensibilidad y curiosidad (tu, por ejemplo) disfrutáis de una ventaja de que la mayoría de ciudadnos/as carecen.
    El refugio de no sentir y no pensar es un "remedio" contra esta y contra todas las crisis.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Félix. Tu enfoque reduce el asunto, en realidad, a una cuestión de dosis. Las “autoridades” ofrecen tratamientos paliativos y colaboración del paciente para aliviar los síntomas. Tú, cirugía y extirpación del tumor. Bueno, no sé, quizás la mejor solución sea la solución hip hop. De la misma forma que los raperos utilizan cortes de distintos temas –los samples- para formar una única grabación, quizás deberían mantenerse los tratamientos paliativos y, cuándo o dónde el dolor resulte insoportable –solo el dolor insoportable: CCM, por ejemplo- cirugía de precisión. No me parecen científicas las posturas ideológicas.
    La mención que haces de la existencia de “otras alternativas”, me recuerda aquella anécdota de Eugenio D'Ors quien al ver cómo un inexperto camarero derramaba el contenido de una valiosa botella de champán francés sobre su chaqueta le dijo aquello de: "Joven, los experimentos con gaseosa". Al menos así la leído alguna vez.

    P.D. Siento firmar AAL. Pero pereza me da abrir una cuenta dónde debo dejar un correo que no tengo. Y, por supuesto, gracias a ti por recibirme/nos en tu magnífica casa-blog.

    ResponderEliminar
  8. Félix, http://elclientenuncatienelarazon.blogspot.com
    Que mal rollo...

    ResponderEliminar
  9. No es sólo lo que dices, sino que además ha pedido a Europa que se corresponsabilice de la política de libertinaje económico imperante en su país en decenios. Eso es lo fácil, lo difícil es hacer lo que corresponde: nacionalizar lo que sea necesario y encarcelar a los jetas.
    Apertas.

    ResponderEliminar
  10. Magnífico post. Comparto plenamente os contidos da túa resposta a AAL cando indicas o reduccionismo interesado sobre as alternativas políticas e económicas á crise neoliberal actual. Saúdos

    ResponderEliminar
  11. hola amigo,llego hasta tu casa ya que el blog festeja hoy 20.000 visitas y te invita a que recojas los premios que hoy quiero compartir contigo y todos los bloggeros, un abrazo de luz Helen desde Israel.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.