23 agosto 2009

¡Feliz Ramadán de 1387!

Ayer, sábado 22 de agosto de 2009 en el actual calendario de Occidente (el gregoriano), se inició el noveno mes del calendario lunar de los musulmanes, el Ramadán de 1387.
El Ramadán es un período de ayuno con fines purificadores durante el que los creyentes tiene prohibidas una serie de acciones o actividades calificadas de impuras (comer, fumar, copular, etcétera) desde el alba hasta el ocaso.
¿Ha vivido usted el Ramadán en un país de mayoría musulmana?
Si es así, ¿ha intentado mantener sus hábitos cotidianos, los más simples, en ese ámbito y ambiente?... Salvo excepciones, en un territorio de mayoría musulmana de nada vale que usted sea extranjero y poco importa que usted no sea creyente, ¡es el Ramadán y punto!
Naturalmente, hay espacios determinados --sobre todo en los países con atractivos turísticos-- en los que el extranjero puede seguir en gran medida con la vida propia del turista. Pero esa circunstancia es radicalmente distinta para los no creyentes del propio país, que están condenados social y en numerosas ocasiones legalmente a comulgar con ruedas de molino so pena de ser marginados, represaliados, encarcelados ¡e incluso ejecutados!
En todo caso, los espacios para no creyentes y turistas en países islámicos son guetos. De hecho, en la práctica totalidad de esos países hay cada vez más guetos y más extensos.
Cuando la religión condiciona la existencia
Haga un esfuerzo, por favor, e imagine lo que vivieron los moriscos, los judíos, los luteranos o los simplemente no creyentes en la Península Ibérica del siglo XV, XVI, XVII, XVIII... Pues cambie el escenario social, avance el reloj dos, tres o cuatro siglos y aterrice en El Cairo, en Kartum o en el Teherán de los ayatolás.
Ayer, sábado 22 de agosto, se inició el noveno mes del calendario musulmán, el Ramadán. Los no musulmanes debemos respetar esa creencia y a sus devotos, ¡pero los creyentes de esa fe deben respetar a los no musulmanes! Sin embargo, en numerosos países de mayoría musulmana jamás se atiende esa fundamental premisa de respeto y de tolerancia, en esos países la tolerancia religiosa (y civil) es una excepción excepcional, valga la redundacia.
Es más, en Bruselas, París, Marsella, Barcelona, Londres y otras ciudades de países no musulmanes abundan los islamistas que pretenden imponer su fe y sus normas cívico-religiosas.
No hay razón humana que justifique militar en el anti-islamismo, del mismo modo que es propio de intolerantes ser anti-católico, anti-budista o anti religión alguna, pero siempre es sano y necesario denunciar y combatir la intolerancia, sea de origen musulmán, católico o agnóstico.
¡Buen Ramadán a quienes asuman como virtuoso el mensaje de Mahoma!, pero que sean religiosamente felices sin molestar a los creyentes de otras religiones, ni a los agnósticos, ni a los ateos.
¡La religión es --debería ser-- asunto estrictamente privado!
NOTA.
Durante las vigilias del Ramadán, Los mahometanos deben orar cinco veces cada día, motivo por el que cientos de millones de musulmanes interrumpen sus ocupaciones, sean privadas, sociales o laborales (trabajen en un taller, un hospital, un central nuclear o un restaurante) para cumplir ese precepto religioso.
¿Se imagina usted qué ocurriría si los católicos, apostólicos y romanos interrumpieran sus ocupaciones, incluidas las laborales, todos los viernes durante la Cuaresma para rezar un rosario?, ¿cuál sería la reacción del empresariado, de quien espera que le reparen el coche, del paciente, del ingeniero responsable del reactor, del cliente del establecimeitno hostelero?...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.