26 septiembre 2010

Cifras que demuestran un fracaso de todos los gobiernos españoles del último medio siglo

Datos útiles para explorar el futuro socio-económico --¡e incluso político!-- de las Españas a corto y medio plazo:
* El 53,9 % de personas entre 25 y 29 años dependen económicamente para subsistir de sus padres, otros familiares o amigos; tasa que se eleva hasta el 80,8 % entre los que tienen menos de 24 años.
* El salario medio de una persona de entre 18 y 34 años es de 15.263 euros anuales; es decir, 1.272 euros mensuales, incluidas las dos pagas extraordinaras; según el Consejo de la Juventud de España.
[Por cierto, es significativo que los ciudadanos mayores de 25 años y hasta los 34 sean incluidos en los estudios sobre la juventud... Las expresiones hombre joven y adulto joven prácticamente han desaparecido, siendo sustituidas por la de joven a secas. A este paso, los estudios oficiales y paraoficiales acabarán incluyendo a los jóvenes de 18, 19 y 20 años en la categoría de adolescentes. Así, poco a poco, han creado la percepción social de que las cifras de precariedad laboral y de dependencia económica son las tradicionales, cuando en realidad NO es así, pues hace apenas veinte años el hecho de que un adulto de 26, 28 o 30 años siguiera pegado a papá y mamá se consideraba un problema, o incluso un fracaso]
Y una última referencia:
* Uno de cada cuatro adultos de 30 a 34 años de edad no estaba económicamente emancipado en diciembre de 2009, según el estudio del Observatorio Joven de la Vivienda en España; esa tasa asciende a uno de cada dos, ¡la mitad!, entre quienes tienen de 25 a 29 años.  
CON ANTERIORIDAD:
"España es el país de Europa occidental que peor trata a sus jóvenes".
..
ACTUALIZACIÓN:
Cinco años después de escribir este post, las cifras han empeorado: el salario medio anual de los jóvenes (18-25 años) es inferior a 12.000 euros, más de la mitad de ellos carecen de empleo y entre los que sí lo tienen, la mayoría son precarios y los salarios son tan bajos que sólo 1 de cada 4 puede independizarse de sus familias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.