20 septiembre 2012

A través de "El mundo", Sostres reclama el despido de miles de empleados públicos

Francisco J. Bastida, catedrático de Derecho Constitucional, firma un sensato artículo en el rotativo asturiano La nueva España que empieza así: «Con el funcionariado está sucediendo lo mismo que con la crisis económica. Las víctimas son presentadas como culpables y los auténticos culpables se valen de su poder para desviar responsabilidades...»
Unos días antes, los responsables editoriales de El mundo habían optado por publicar una pieza suscrita por el deslumbrante Salvador Sostres que no sólo defiende una tesis radicalmente contraria a la del catedrático, sino que insta al Gobierno a que despida a miles de funcionarios y ponga en vereda a los caraduras de los parados que cobran subsidio.
Adjunto unos párrafos del sabroso articulito en copia facsímile [...no sea que lo eliminen de la edición digital, como ya ha ocurrido con insensateces de similar tenor, que desaparecen unos días después de ser publicadas. Si usted, amable lector o lectora, desea mortificarse y leer íntegramente la breve pero contundente colección de mentiras, de medias verdades y de soluciones falaces que expone Sostres, pulse aquí: "Un Estado moderno"], ahí va la reproducción parcial de lo impreso en papel:
..
..
CON ANTERIORIDAD:
Julio 2010, "¿Por qué se permite que un filonazi difunda barbaridades por TV?";
noviembre 2010, "Del españoles asesinos a ser contratado por la TV de la aguerrida lideresa",
abril 2011, "Periodistas de El mundo reclaman que se dejen de publicar las barbaridades de Sostres".

8 comentarios:

  1. Cuando el mundo se concibe como un mero espacio de actividades económicas, de finanzas y compra-ventas, las aberraciones a las que llega el tal Sostres son inevitables. Y este es el punto de vista general de los neoliberales.

    Que todo el mundo coma a diario y viva con unos mínimos de dignidad les debe parecer una insoportable impertinencia y una extravagancia, ya que rompe con la noción mundo-mercado. Son unidimensionales, no ven otros posibles fines del paso del ser humano por el planeta, y las personas son para ellos meros instrumentos de la economía, del comercio, del mercado.

    Por sí solos no parece que vayan a aprender las alternativas. La sociedad movilizada tiene que mostrárselas, o caer.

    ResponderEliminar
  2. Este señor ya comentó cuando lo de Haití que era un drama, pero que a veces hay que hacer limpieza. Creo que lo peor que se puede hacer es difundir lo que escribe, ni siquiera para criticarlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A propósito de lo de Haití, ver:
      http://im-pulso.blogspot.com.es/2010/07/quien-decide-que-un-filonazi-pueda.html

      Eliminar
  3. Este individuo cumple en la prensa conservadora la función de situarse en la extrema derecha más radical para que otros salvajes que escriben en ese tipo de periódicos parezcan seres civilizados. Es lo único que Salvador Sostres hace bien. Por lo demás, no aporta nada, ni siquiera ideología, se limita a tomar la información más extremista que encuentre sobre cualquier asunto y darle un par de vueltas de tuerca. Vive de una sola idea y escribe siempre lo mismo con distintas palabras, a veces ni eso. Es la viva demostración de que sirviendo fielmente a su señor, cualquiera que sepa colocar las letras en orden, poner las comas en su sitio y acentuar correctamente puede sobrevivir en ese negocio, a mi me aburre y ya no le presto atención.
    Eso no quiere decir que sea inofensivo, seguro que tiene sus seguidores, hay gente para todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, lo más grave no es que Sostres diga y escriba barbaridades, sino que haya medios que lo difundan. En los bares se oyen barbaridades tanto o más aberrantes, pero no trascienden el ámbito de lo privado o de lo vecinal.
      Sostres no es la sustancia del problema, lo sustancial es que los medios le proporcionen una tribuna para fomentar odios o promocionar soluciones falaces, de corte nazi o violento, o que "retuercen" y acaso conculcan la legalidad --amén de reventar la convivencia.

      Eliminar
  4. Este personaje está sembrando vientos......No coment.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo en lo fundamental con lo que escribe Sostres: en España sobran funcionarios, sobre todo funcionarios vagos, porque en una empresa privada no durarían ni un día, mientras que con nuestros impuestos siguen en sus puestos fijos hasta que se jubilan.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josito, es legítimo estar de acuerdo con la proposición de Sostres.
      Además, me siento obligado a añadir que quienes son capaces de dar su apoyo a Sostres en voz alta y suscribirlo por escrito merecen consideración por su valentía política, o "atrevimiento".
      Ojalá el PP fuera lo suficientemente sincero y coherente para decir en voz alta que uno de sus objetivos es justo ese: precarizar todos los empleos, incluidos los públicos.
      Saludos.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.