02 septiembre 2012

Especulación + banca transnacional = carestía de los alimentos

Durante los ejercicios de 2010 y 2011, el banco británico Barclays ha obtenido ingresos por valor de 500 millones de libras esterlinas actuando como medidor en el negocio de la especulación alimentaria, que, resumiendo, consiste en jugar en el monopoly del llamado libre mercado de bienes (el principal centro de apuestas en productos alimentarios está en Chicago, EE UU).
Esas operaciones generan movimientos virtuales de grandes partidas de maíz, trigo, soja e incluso carne congelada, entre otros productos, provocando alzas de precios que a la postre proporcionan jugosos beneficios a inversores que no tienen ninguna intención de dedicarse a la transformación ni a la distribución de alimentos.
..
Aseguradoras y fondos
de pensiones hacen negocio
Entre esos inversores destacan las principales compañías de seguros y los fondos privados de pensiones; evidentemente, este es el motivo fundamental pero jamás confesado por el que los partidos de la derecha europea promueven la privatización parcial o total de las pensiones y servicios públicos vinculados a la salud, pues eso contribuye a concentrar más capital en consorcios cuyos propietarios y gestores invierten en todo tipo de negocios, en especial en la compra-venta virtual de materias primas (futuros), desde los hidrocarburos hasta los alimentos.
El papel que juegan los grandes bancos transnacionales en el mercado mundial de los alimentos como mediadores y organizadores de los movimientos de capital es noticia debido al enésimo encarecimiento generalizado e irracional de precios, a lo que ha contribuido la circunstancia de que las últimas cosechas de cereales en EE UU, la Federación Rusa y otros grandes productores han acusado sensibles descensos, lo que constituye la excusa perfecta para forzar sobrevaloraciones.
El caso concreto de Barclays ha sido ventilado esta semana por la oenegé británica World Development Movement (WDM), cuya señal de alarma ha sonado casi al mismo tiempo que se hacían públicas las cifras del Banco Mundial, que constatan un aumento irracional por desproporcionado de las cotizaciones de los cereales.
..
Alzas programadas y continuadas
Los movimientos especulativos tienen efectos en la bolsa de la compra de los ciudadanos de todos los países del mundo, sean pobres o ricos. De hecho, la denuncia de WDM ha tenido especial resonancia en Gran Bretaña porque los datos del servicio de estadísticas de la Administración británica han revelado que los productos derivados de las materias primas alimentarias han experimentado un encarecimiento acumulado del 63 % durante el septenio 2005-2011.
Abundando en datos, durante ese mismo período los precios del pescado en Gran Bretaña se han incrementado un 50,9 %; los cereales el 36,7; la carne el 41,3 y las verduras el 41,1.
Las cifras del pasado mes de abril, último mes tabulado, indican que los residentes en Gran Bretaña han sufrido en doce meses un alza acumulada en el precio medio de los alimentos del 4,2 %.
El economista asesor de Oxfam UK, Rob Nash, ha resumido los efectos de las operaciones especulativas con estas palabras: «El mercado de los alimentos se está convirtiendo en el patio de recreo de los inversores, en lugar de ser un mercado para los agricultores; la creciente inclinación de los grandes inversores en apostar por los precios de los alimentos ha convertido a estos en un activo financiero».
Desde que los gobiernos de Occidente desregularon totalmente la creación por parte del sector bancario de instrumentos financieros para realizar operaciones especulativas (año 2000), las grandes entidades transnacionales [con Barclays y los estadounidenses Goldman Sachs y Morgan Stanley al frente] han movido 200.000 millones de libras esterlinas en operaciones de compra-venta virtual de materias primas agrícolas, según datos de la comisión gubernamental estadounidense que gerencia el Commodity Futures Trading, el mayor centro de apuestas del mundo en ese tipo de productos.
..
MÁS detalles sobre el caso Barclays y la carestía de los alimentos en Gran Bretaña, en The independent (eng).

1 comentario:

  1. En resumen, que este mundo sigue regido por el dinero, la ley del más fuerte, la ley de la selva,.....En el fondo no hemos avanzado nada en lo esencial. Es verdad que ha habido grandes progresos en muchos terrenos.
    Pero el "lado oscuro" del ser humano sigue imponiendo su ley en la "gobernanza global".
    Menos mal que hay múltiples ejemplos de comportamientos heroicos todos los días y en todas partes.
    Pero como se dice vulgarmente, el "mal" hace ruido pero el "bien" no. Pero el "bien" existe y trabaja discretamente.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.