8 de mayo de 2021

El "gran narco" Pablo Escobar idolatraba al padrino político del actual presidente de Colombia

La actualidad colombiana exige ventilar dos datos que ayudan entender las decisiones del enésimo (des)Gobierno que se pone al servicio de la codiciosa élite de los terratenientes:
Primero, el actual presidente, Iván Duque, fue apadrinado por --y es un mandado de-- Álvaro Uribe y, en segundo lugar, es obligado subrayar los orígenes políticos del padrino de Duque: «Pablo Escobar idolatraba a Álvaro Uribe»...
Es lógico que Escobar idolatrara a Uribe.
Sin la complicidad del político el narcoterrorista que asesinó a cientos de colombianos y puso de rodillas al Estado jamás hubiera prosperado.
De esa complicidad y amical idolatría dejó testimonió --entre otras personas-- la colombiana Virginia Vallejo, presentadora de televisión, modelo y actriz a la que en julio de 2006 un avión de la DEA sacó de su país natal para que declarara en Estados Unidos en el juicio contra los hermanos Rodríguez Orejuela.

Espejos reveladores 

«Virginia fue una verdadera diva. Cortejada por hombres del poder y del dinero, en 1982 cayó profundamente enamorada de otro personaje singular: el narcotraficante Pablo Escobar, jefe del cártel de Medellín. Durante más de cinco años fue su amante», narró en 2008 el periodista Luis Hernández Navarro, en La jornada.  
«Virginia Vallejo --sigue la magnífica pero significativamente olvidada crónica de Hernández Navarro-- asegura que Pablo Escobar idolatraba a Álvaro Uribe. Cuando el hoy presidente [Álvaro Uribe] era director de Aeronáutica Civil, concedió decenas de licencias para pistas de aterrizaje y centenares de permisos para aviones y helicópteros sobre los que se construyó la infraestructura del narcotráfico. “Pablo solía decir –declaró al diario español El país–: si no fuera por este muchacho bendito, tendríamos que estar nadando hasta Miami para llevar la droga a los gringos”. 
«A la agencia EFE le confesó que Carlos Holguín, ministro de Justicia, es la cuota en el gobierno colombiano de los narcotraficantes del cártel de Cali, y que el asesor presidencial José Obdulio Gaviria es primo de Pablo Escobar.

Uribe por doquier

«Los testimonios de la diva sobre el mandatario colombiano coinciden con buen número de investigaciones. Unos años antes, en 1987, el periodista Fabio Castillo publicó el libro Los jinetes de la cocaína. Allí documenta cómo, siendo Uribe alcalde de Medellín en 1982, cortó el listón con el que se inauguró un programa de viviendas de bajo coste financiado por Pablo Escobar.
«En marzo de 2002, el periodista Al Giordano escribió en Narco News un reportaje titulado La subida de Uribe desde Medellín: el precursor del narcoestado. Entre otras revelaciones, Giordano mostró un documento firmado por el jefe de la DEA Donnie R. Marshall el 3 de agosto de 2001, que notificaba la captura de varios aviones con cargamentos de insumos para la producción de coca. Las naves se dirigían a Medellín, a nombre de una empresa llamada GMP Productos Químicos. Las 50 toneladas del precursor químico eran suficientes para fabricar 500 toneladas de hidroclorato de cocaína, con un valor en la calle de 15 mil millones de dólares. El dueño de la empresa era Pedro Juan Moreno Villa, jefe de campaña presidencial, ex secretario de gobierno y, por mucho tiempo, mano derecha de Álvaro Uribe Vélez.
«En 2004 la revista Newsweek dio a conocer un informe de inteligencia del Departamento de Defensa de Estados Unidos que ubica a Álvaro Uribe en el lugar 82 de una lista de los 104 personajes vinculados con el negocio de la cocaína en Colombia. Según el documento, el hoy mandatario “ha trabajado para el cártel de Medellín y es amigo cercano de Pablo Escobar”.
«Los periodistas Joseph Contreras y Fernando Garavito publicaron en 2002 Biografía no autorizada de Álvaro Uribe Vélez, el señor de las sombras, detallada investigación de la trama secreta que muestra el poder detrás del poder del presidente colombiano. La investigación narra con lujo de pormenores las relaciones de Uribe con el narcotráfico. La aparición del libro obligó a Fernando Garavito a salir exiliado de su país. 
«¿Por qué, a pesar de las múltiples evidencias que ligan al mandatario colombiano con el tráfico de cocaína, Estados Unidos no hace nada contra él? Pues porque es el principal y más fiel aliado de la administración de George W. Bush en la región».

Preguntas que la "corrección" aconseja no formular e impide contestar

A fecha de hoy las preguntas son otras; por ejemplo:
¿Por qué, a pesar de las múltiples evidencias que ligan a Uribe con el narcotráfico y las matanzas de miles de civiles, la Justicia colombiana todavía no lo ha encarcelado y, para colmo, sigue jugando al corre que te pillo con el ex jefe del narcoestado?
¿Por qué, a pesar de las múltiples evidencias que ligan a Uribe con el narcotráfico y con las matanzas de miles de civiles, sigue habiendo dirigentes políticos españoles que lo defienden?
¿Cuántos políticos profesionales colombianos y de otros países, jueces y demás autoridades deben favores a Uribe o han recibido regalos del narcopresidente?

CON ANTERIORIDAD, en ImP:

5 comentarios:

  1. Por qué? Porque las redes de diverso tipo, clientelar, de favores mutuos, etc, se extienden a lo largo del mundo entre los poderosos, en general importando poco el encasillamiento aplicable según una u otra clasificación que se les pueda aplicar

    ResponderEliminar
  2. Pufff pues no tenía ni idea de este tipo de noticias, la verdad sabía la historia de Virginia pero lo que está claro es que cuando hay intereses económicos pues normal que haya este tipo de cosas. Gracias por poner algo de luz con este artículo.

    ResponderEliminar

NOTA: ImP no publica injurias ni imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas ni referencias judiciales o sentencia.
Sólo serán publicados los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.