05 marzo 2007

Culebrón De Juana: despropósito desproporcionado

El culebrón De Juana Chaos ha tocado techo. Se oyen y leen tantas y tantas tonterías, procedentes de la izquierda, de la derecha, de arriba y de abajo, tantas y tantas tonterías --amén de opiniones, unas interesantes y otras instructivas-- que la reflexión es obligada:
¿Está justificado que medio país esté pendiente de una decisión que obtuvo el visto bueno judicial?, ¿cómo valorar la concesión de prisión atenuada a un recluso que participó en 25 asesinatos --¡estas penas estén legalmente satisfechas!-- pero que sigue encarcelado por un delito de amenazas?
Hay dos aspectos en los que, obviando apreciaciones ideológicas, es obligado asumir, salvo que uno se niegue a razonar:
Primero, la decisión del Gobierno de atenuar el grado de tratamiento penitenciario de De Juana es legítima y legal; y
Segundo, es humanamente comprensible la indignación de quienes preferirían que De Juana fuera tratado con igual rigor legal que los grapo que en 1990 declararon la huelga de hambre y uno de los cuales pereció, sin que la agonía de Fernando Fernández --el huelguista muerto-- influyera en el Ejecutivo que presidía Felipe González.
..
La decisión es política, critican... ¡como todas las que toman los gobiernos!
Las circunstancias no son equiparables y, sobre todo --no nos engañemos--, los grapos carecían de la penetración social y apoyos de los que --se quiera o no reconocer-- gozan los mártires de ETA. Amén de otras consideraciones que es imposible resumir.
En resumen, ambas decisiones, la de 1990 y la de 2007 se refieren a situaciones similares, pero parten de premisas diferentes, abordan situaciones distintas y ambas han sido escrupulosamente legales. En todo caso, lo ahora decidido por el Gobierno con relación a De Juana sólo podrá ser valorado con perspectiva y rigor suficientes al paso de unas semanas o unos meses, sin pasión.
Nadie, absolutamente nadie, sabe a fecha de hoy cuáles serán las consecuencias del ¿ejemplo o alarde? de humanitarismo, según quien lo califique, con el que ha sido tratado De Juana por la Administración. Y que nadie olvide ni orille que el reo ha cumplido las condenas por 25 asesinatos en 18 años gracias al Código Penal de 1973 [es decir, gracias a la legislación franquista, detalle este que no es baladí].
En ese marco, ¿está justificado convertir este episodio en asunto sustancial para el presente y el futuro de España?
..
Hay opiniones y actitudes referidas al caso para todos los gustos. Estas son algunas de las editadas en la Blogosfera:
A Sueldo de Moscú: "¿Sabían que...",
La Huella Digital: "Templar los ánimos",
Pétalos de Acero: "Mi posición sobre De Juana Chaos",
Voto en Blanco: "La excarcelación del chantaje", y

3 comentarios:

  1. De acuerdo contigo Félix. El efecto bola de nieve que está adquiriendo este tema amenaza con acompañarnos hasta que los ciudadanos volvamos a decidir en las urnas. Tengo la sensación, no se si compartido contigo o tus lectores, que esta legislatura la hemos pasado, o mejor dicho, la han pasado nuestros gobernantes, en constantes disputas teóricas con un fin claro: arrebatarle al rival las próximas elecciones.
    A pesar de ello considero importante la labor de informar con veracidad a los ciudadanos... porque mucho me temo que el pasotismo de algunos de ellos sobre temas de actualidad candente está ayudando a algunos de nuestros políticos a la manipulación de la ciudadanía.
    Nosotros en El Poste hemos comenzado esta semana una serie de artículos (que quizá quieras hacer referencia por ahí) sobre algunos aspectos importantes del Caso De Juana, sin hacer apenas valoraciones y resaltando algunas de las cosas que algunos se empeñan en tapar.

    Un saludo... seguimos leyéndonos...

    ResponderEliminar
  2. Amigos de El Poste: Acabo de leer el que anunciais como el primero de vuestros textos sobre el caso De Juana. La verdad, es correctísimo y, sobre todo, didáctico... ¡Que buena falta hace en este asunto!
    Además, leer vuestro artículo me ha servido para comprobar, una vz más, que por falta de ganas de trabajar no perderéis ningún tren. Enhorabuena.
    Ya he colocado un enlace en mi artículo.
    Gracias por vuestras indicaciones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sigue siendo penoso el trato de interés político que se le da al asunto. Una vez comprobado que el 11m ya no da más de si en ciertos sectores se aferran a De Juana como un clavo ardiendo. Me parece aberrante y abusivo esta forma de hacer política.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.