11 agosto 2007

Homenajear a etarras es ilegal, ¿y a los golpistas?

Juan del Olmo, juez de la Audiencia Nacional, ha ordenado a la policía vasca (la Erzaintza) que tome las medidas que estime adecuadas para garantizar que no se celebra el homenaje al fallecido etarra Sabino Euba, Pelopintxo, porque constituye o podría constituir un acto de enaltecimiento del terrorismo.
En aplicación estricta del ordenamiento legal, la decisión de Del Olmo --que había sido solicitada por la Fiscalía del Estado-- es inevitable.
Dicho esto, lo que resulta incomprensible es que el homenaje a la persona de un etarra fallecido merezca la intervención preventiva de la Justicia y, en cambio, los homenajes al golpista general Franco y a los demás responsables de la barbarie que asoló las Españas durante cuarenta años sean legales; es más, ¿por qué no interviene la Justicia para impedir que los homenajes a los golpistas sean amparados por algunas instituciones?
Todo ello sin olvidar que existe una Fundación Francisco Franco que recibe subvenciones públicas. ¿Se imagina usted que la Hacienda pública destinara fondos a una hipotética Fundación Argala o Fundación Peixoto?
En un escenario democrático y con una Constitución que cierra las puertas a las soluciones políticas testiculares, irracionales, fanáticas, dictatoriales y que justifiquen o fomentan el uso de la violencia, resulta ética y legalmente injustificable que los homenajes a los golpistas de 1936 y al régimen franquista no sean perseguidos de oficio y preventivamente, tal como ha ocurrido con el acto convocado en Amorebieta.

11 comentarios:

  1. Si es que la transición se quedó en mutación... me temo.

    ResponderEliminar
  2. Se pueden enarbolar las banderas en exaltación de unos, pero los otros seguiran siempre en el olvido. Una jueza de la zona del Caurel esta prohibiendo la exhumación de una fosa común de unos fusilados de la Guerra Civil. Hasta los "asesinados" les siguen molestando, será que no tienen limpia la conciencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razón, es una verguenza. España no ha cambiado tanto al final, no? Arg, cuando me indigno tanto es que me quedo sin palabras...
    Qué injusto es todo.

    ResponderEliminar
  4. no puedo añadir demasiado, tienes tanta razón que hasta se me ha escapado una sonrisa de lo obvio de tu argumentación y de lo mucho que le cuesta a algunos aceptarlo!

    ResponderEliminar
  5. La cuestión es que nada caiga en el olvido. Hay que seguir y seguir, porque si no la Historia ya sabemos quiénes la escriben. En Ordes (A Coruña) hubo cambio de alcalde: adiós al PP, hola a una coalición. Los nacionalistas del BNG han pedido que se cambian (¡¡aún en el 2007!!) nombres de las calles. Pasen y vean: General Mola, Generalísimo (perdón, Xeneralísimo, que es como se anuncian algunos comercios de la rúa)... grandes demócratas y defensores de los derechos humanos.

    ResponderEliminar
  6. Suscribo tu opinión de principio a fin.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Desde el punto y hora que las cadenas de televisión, tanto públicas como privadas, nos muestran a diario a los cachorros del régimen como ejemplo de glamour, elegancia, y no sé cuántas estupideces más, obviando que toda esa exhuberancia son los réditos de los dineros robados al país, cualquier cosa es posible.

    Un saludo Félix

    ResponderEliminar
  8. El título de tu post lo dice todo. Para mí, todo comentario posterior es obvio. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Es como si te dieran una bofetada y luego te dijeran pero si no duele, ¿te doy otra?
    Cuando me dicen que nuestra transición es un ejemplo a seguir me pongo verde, respiro y empiezo a explicar con calma las enormes agujeros de nuestra transición.
    Y el homenaje a los golpistas es un delito.

    Saludos

    PD: Ando por ciber cafes y no encuentro los acentos y algunas otras cosas. Sorry

    ResponderEliminar
  10. Un post en el que abunda la coherencia y el sentido común que escasea, en general, en los medios informativos. Excelente blog, muy interesante.

    ResponderEliminar
  11. Completamente de acuerdo. Muchos son los que discrepan de tu ( nuestro) planteamiento.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.