28 septiembre 2007

La falsa sorpresa de Birmania

Los sucesos de Birmania [desde 2010 el nombre oficial de ese Estado asiático es República de la Unión de Myanmar] han actualizado una situación que es vieja y cotidiana desde 1962, ¡desde hace 45 años!, fecha del golpe de Estado del que es heredero el actual régimen.
Pero los gobiernos, las élites y casi todos los medios de comunicación de Occidente --que desde la caída de la Unión Soviética transitan por la historia ensimismados y ¡en Birmania creen haber descubierto el petróleo!-- han despertado como si acabaran de descubrir que la Luna es un satélite de la Tierra, como si todos los periodistas ignoraran que Birmania es un polvorín desde hace más de cuatro decenios.
Ahora hay preocupación en los países de Occidente, también en Rusia y China, pero no por las personas, sino por motivos geoestratégicos.
Todos los gobiernos, sin excepción, sabían desde siempre que la junta militar que malgobierna Birmania utiliza la violencia de forma sistemática y, lo que es peor, todos sabían que la inmensa mayoría de los ciudadanos birmanos sobreviven en condiciones aberrantes.
..
Pulsar sobre la ilustración para ampliarla,
mejorando la resolución
Campos de concentración
En Birmania hay minorías que han sido encerradas en campos de concentración, espacios más o menos extensos rodeados de alambrada, y otras como es el caso del pueblo kom ya han sido prácticamente extinguidas tras haber recibido un trato similar al que se da al ganado.
Esas prácticas tienen nombre: genocidio.
La mayoría de los medios de información occidentales, así como los rusos y chinos, informan de los acontecimientos birmanos de estos días con criterios comerciales e inmediatos, anteponiendo intereses económicos o de audiencia y relegando a segundo plano la información referida a las infamias que perpetra la Administración; de manera que el ciudadano común sólo sabe de lo ocurrido hace unas horas, acaso unos días, pero sin que casi ningún medio contextualice ni profundice lo más mínimo en los hechos y sus antecedentes [afortunadamente, los internautas curiosos no necesitan comprar un periódico ni conectar una emisora de radio o TV, basta con que utilicen el buscador de Google y lo actualicen periódicamente].
Los medios convencionales, sea por comodidad, incompetencia o interés de sus propietarios o responsables de redacción callan u obvian el pasado de Birmania, otro de esos Estados que como tal es un invento en el que fueron incluidos territorios que étnica, social y económicamente siguen siendo ámbitos y sociedades radicalmente diferentes. En este caso ocurrió que el imperio británico, que los explotó y maleó durante largo tiempo, uniformó administrativamente el territorio por razones puramente económicas.
En Birmania, la iniquidad gubernamental es y era norma, que nadie se haga el sorprendido.
..
ENLACES en la Red:
* Biografía del jefe de gobierno, Than Shwe, en CIDOB;
* Informaciones varias en Instituto Galego de Documentación e Documentación; Casa Asia, e Indymedia.
* ¿Myanmar o Birmania?: ver el dictamen de Fundéu.

3 comentarios:

  1. Si, de repente é noticia que non se respeten os Dereitos Humáns nun país que leva anos violándoos. Nun país que cada vez que sae na prensa teñen que lembrarnos que antes se chamaba Birmania. E iso que ten unha prisioneira de conciencia que tivo o premio nobel nos 90. Pois nin con esas, segue a ter máis presenza calqueira paiaso saido dun tv show que un pais sen liberdades. Parece que ós únicos que o país lles ten interesado nos últimos decenios foi ós de Amnistía Internacional. Por eles foi como tiven eu novas dese país por primeira vez e xa daquela se dicía o de (antiga Birmania).

    ResponderEliminar
  2. Felix, todo este súbito interés por la represión en que vive el pueblo birmano tiene un nombre: Petroleo.

    En noviembre de 2006 leí que encontraron la mayor reserva de Asia en las costas de Myanmar. la noticia Cuando leí la noticia entonces supe que si de occidente dependía el actual régimen _ apoyado por China- tendría sus días contados.

    ResponderEliminar
  3. Asi que petroleo...
    todos son intereses, territoriales, económicos..ya nada casi sorprende ya.
    Muy buen post.
    Saludos desde Lápices para la paz.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.