09 febrero 2010

Fusión de las cajas gallegas: ¡Hagan juego, señores!

Desde hace ya varias semanas, en Galicia se debate con a veces pasional actitud la reforma, la adecuación y, en definitiva, ¡la salvación! de las dos cajas de ahorros existentes en la comunidad: Caixa Galicia y Caixanova, la primera con sede en A Coruña (fruto de fusiones de entidades de esa provincia y de la de Lugo) y la segunda, en Vigo (resultante de similar proceso entre las cajas de las provincias de Pontevedra y Ourense).
El debate, que lógicamente se ha politizado, gira en torno a una dicotomía inicial y territorialista: fusionar las cajas o dejar que lo hagan por separado con otras entidades. Las tres fuerzas políticas con presencia en el Parlamento de Galicia y que tienen representantes en los órganos de gobierno de las cajas, defienden cinco posiciones:
1. El PP gallego apuesta por la fusión.
Tal como ha manifestado en varias ocasiones el presidente autonómico, Núñez Feijoo (PP), el partido y su gobierno están por la fusión, para lo que alude al dictamen de una consultora --contratada por la Xunta-- cuyas conclusiones debían demostrar la conveniencia de esa alternativa;    
2. El PP central es menos taxativo.
Por un lado, está la que cabe denominar línea oficialista, representada por el ¿líder? Mariano Rajoy, que ha tardado en manifestarse y lo ha hecho en voz baja, para formalmente apoyar la tesis del PP gallego.
Pero por otra parte, está lo que podría ser calificado como el sector económicamente más españolista; grupo o facción que tiene notable peso en la organización y del que forman parte, entre otros, Rodrigo Rato, flamante presidente de CajaMadrid, Esperanza Aguirre y Francisco Camps, presidentes de las comunidades madrileña y valenciana; además de contar con el visto bueno de José María Aznar y de su círculo (la FAES). Este grupo --que condiciona y marca la política del PP en todo, también en provincias-- apuesta por dar cuerda a la fusión de Caixa Galicia-Caixanova como paso previo a una posterior fusión de mayor envergadura que comprendería la nueva caja gallega, la valenciana CAM y CajaMadrid, conformando así una entidad con sede en la capital del reino que competiría de tu a tu con la poderosa Caixa d'Estalvis i Pensións de Barcelona (la Caixa), que a fecha de hoy es líder indiscutible del sector.
3. El PSOE vazquista apuesta por la fusión    
El PSdG-PSOE oficialista hace piña con el PP, con los alcaldes de A Coruña, Lugo y Santiago al fente, que son los líderes de una socialdemocracia gallega de hábitos clientelares --¡franquistas!-- que son ajenos a la tradición del PSOE que fundó el ferrolano Pablo Iglesias.   
4. El PSOE vigués rechaza la ortodoxia   
El alcalde de Vigo, Abel Caballero, lidera un sector minoritario del PSdG-PSOE, en alianza con empresarios y entidades de las Rías Baixas que opinan que los interses del sur gallego quedarán desleídos en una gran caja galaica.
Los partidarios de evitar la fusión son mayoría en los órganos de Caixavigo, que también encargó un dictamen al gusto e incluso ha sondeado posibles alianzas con Cajastur y CajaCantabria, entre otras entidades.   
Abundando en argumentos, el PSdG vigués y otras agrupaciones del sur gallego mantienen que la unión de ambas cajas concluirá con la integración de la resultante en CajaMadrid, posibilidad esta que abona el rechazo a la fusión.
5. El BNG apoya la operación
El Bloque Nacionalista Galego (BNG) apoya sin dudar la fusión subrayando un argumento por encima de otro tipo de consideraciones: La necesidad de que el teórico sistema financiero gallego --invento de orden mediático y de reciente creación-- conserve su peso; en resumen, el BNG aboga por mantener en Galicia  la gestión del ahorro de los gallegos, concentrado en las cajas, en Banco Pastor y en el minúsculo Echevarría. Para ello, insiste el BNG, es imprescindible que las cajas se fusionen. 
Los tres sindicatos con mayor presencia en Galicia (CC OO, CIG y UGT) y la patronal gallega (CEG) también apoyan la fusión.
Por su parte, el Banco de España ha evitado entrar en la polémica, aunque ha dejado meridianamente claro que ambas cajas "necesitan" unir fuerzas, sea entre ellas o con otras entidades.  
¿Es necesario rematar el proceso con tanta celeridad?
A fin de engrasar y hacer posible la futura caja única gallega --aunque sea por imposición--, la mayoría de gobierno del Parlamento Galego (PP) redactó y logró la aprobación de una nueva Lei de Caixas de Aforros que ahora el Consejo de Estado propone recurrir (la composición de esta institución consultiva resta credibilidad a la tesis del PP de que el PSOE recurrirá para torpedear los proyectos del partido conservador).
[ACTUALIZACIÓN: El recurso ha sido presentado esta misma mañana (martes); lo cual, entre otras consecuencias, obliga al Gobierno gallego a sentarse sin dilaciones a corregir los párrafos que el Consejo recomienda retocar, o de lo contrario el Ejecutivo se arriesga a perder el tren de la fusión gallega, pues esta operación necesita ayuda estatal de los fondos del FROB y estos tienen una vigencia limitada en el tiempo]
El recurso ante el Constitucional obedece a razones técnicas, pues según el Consejo la ley pergeñada incumple un aspecto sustancial (socava competencias del Banco de España) y adolece de otros pecados menores referidos al marco legal estatal.
Los escollos que ha señalado el Consejo de Estado se podrían superar con celeridad con una simple negociación bilateral Madrid-Santiago que, a tenor de lo expuesto por el Consejo, sería de corte más jurídico que político. Por lo que, en principio, bastaría con que el Ejecutivo gallego asumiera las recomendaciones del Consejo y el texto revisado se votara en la Cámara autonómica y punto final.
Retrasar ese trámite podría frustar la fusión [al privarla de los fondos previstos para la reordenación bancaria, el FROB].
Indudablemente, para la economía y para la sociedad gallegas lo más positivo sería la fusión, a cuyo buen fin también conviene que el PP rechace sin sombra de duda el proyecto centralista de fusionar Caixa Galicia y Caixanova para después entregarlas a CajaMadrid.

8 comentarios:

  1. Estimado Félix,

    Demostrar "sin sombra de duda" que no existen intenciones de realizar jugadas posteriores a una fusión de las cajas gallegas es algo imposible. Una posible fusión posterior con cajas externas dependería siempre del Banco de España.

    Como siempre has hecho un buen resumen de la situación actual, pero echo de menos el que alguien contemplara la posibilidad de fusionar la nueva poderosa caja gallega (5º de España, según dicen) con otras menores limítrofes, como las asturianas, leonesas, cántabras, etc., en lugar de mirar a Madrid como tabla de salvación de nuestra economía.

    Ya de la galleguidad del capital prefiero no metérme demasiado por mi propia ignorancia congénita.

    ResponderEliminar
  2. A PABLO,
    El visto bueno del BdE para fusiones está practicamente garantizado, tanto en esta primera fase de fusiones como en la segunda. Si fuera por el BdE --así como en opinión de economistas poco sospechosos de partidismos-- el mapa de las cajas en España debería quedar reducido a cinco, seis o siete entidades a lo sumo.
    Ciertamente, demostrar sin sombra de duda que no habrá una segunda fusión que implique auna hipotética caja única gallega es imposible... Precisamente por eso utilizo esa expresión, ¿lo "coges"? Las aseveraciones negando la mayor que se lanzan desde el PP --hoy lo hace Montoro--merecen una amplia sonrisa...

    ResponderEliminar
  3. Alguién, incluidos los sindicatos y el BNG han pensado en los empleados que se irán a una jubilación forzosa, algunos con más de cuarenta años trabajados y con el 85%, según dicen, del sueldo. ¿Cuántos años tiene que cotizar esta gente para cobrar el 100%? Cajas gallegas dice algún partido y yo digo ¿qué entidades tienen la mayoría del dinero gallego? y otra pregunta ¿es mejor que se fusionen con otras de fuera o que sean absorvidas por Caja Madrid, después de hacer limpieza entre ellas mismas? Me temo que al señor Feijóo le han mandado hacer unos deberes en Madrid que él está haciendo y el BNG le sigue el juego ¿por qué?. Nada que venga del PP puede ser bueno para GAlicia o ¿es que no lo saben de sobra?.

    ResponderEliminar
  4. A DILAIDA,
    Siguiendo el hilo de su razonamiento, cabe subrayar que las inversiones de las cajas gallegas se han ido en gran medida a proyectos ¡e inmobiliarias! no gallegas; por ejemplo, Caixa Galicia invirtió decenas de millones de euros en la burbuja valenciana marca Astroc (que está en ruina).
    La "galleguidad" como criterio inversor de las cajas no es precisamente ejemplar, ¡ni puede serlo!
    El asunto es más económico que territorial.
    Ninguna caja gallega puede rentabilizar sus inversiones limitándolas a Galicia.
    Luego, sin menoscabo de que a Galicia le interese conservar los centros de decisión en la comunidad, ¡nada! --y mucho menos la realidad económica-- garantiza que una caja única y unicamente gallega invierta mayoritariamente en Galicia. Si lo hiciera no sería viable.

    ResponderEliminar
  5. la verdad es que he aclarado un poquito las ideas a este respecto porque no entendía gran cosa.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  6. DE LA MANIPULACION A LA AMENAZA
    Cada político muestra su estilo con su forma de actuar.
    El actual presidente de la Xunta nos ha mostrado el suyo, como bien dice el título de esta nota.
    Feijóo tiene que dejar de manipular y mentir.
    Ahora sabe que no puede tomar decisiones que no le corresponden, ya que son las propias cajas gallegas y el Banco de España las que tienen que decidir su futuro.
    Y eso ya lo sabía antes, por lo que intentó reformar la ley de cajas introduciendo artículos inconstitucionales con la finalidad de neutralizar a la caja que no estaba de acuerdo, Caixanova, con su idea de crear una caja autonomica (lease Caixa Xunta de Galicia).
    Ahora pretende “negociar” con el gobierno unos artículos inconstitucionales: la ley no se negocia, se respeta! Y, por si fuera poco, amenaza al gobierno con recurrir el FROB (el mismo al que le quiere pedir 1.200 MM. para crear su caja).
    Qué penoso!
    Los gallegos nos merecemos un presidente para toda Galicia.

    ResponderEliminar
  7. LA CAJA QUE QUIERE FEIJOOhttp://www.youtube.com/watch?v=vYyP6WWVEKY

    ResponderEliminar
  8. EL ATENTADO DE FEIJOO
    El Constitucional confirma el atentado de Feijóo contra los órganos de gobierno de las cajas gallegas. Un presidente de todos los gallegos no se dejaría llevar por su ambición para reformar una ley con artículos anticonstitucionales para privar de derechos a los miembros de una caja de ahorros que no está de acuerdo con su imposición de fusionar las dos cajas gallegas. Siguen existiendo en alguna parte del planeta repúblicas bananeras para personajes como Feijóoo. El fin NO justifica los medios. Basta de manipular y mentir. Aun hay muchos vikingos que entienden por la galleguidad algo muy diferente a lo que nos han querido vender: destruir 1.300 puestos de trabajo, cierre de 300 oficinas y politización descarada de las cajas de ahorros, por un encuentro de intereses entre el PP y el BNG. En realidad salen bien en la foto, son tal para cual, nunca la derecha estuvo tan cerca de la izquierda...
    http://www.youtube.com/user/BarbarosCelas

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.