18 septiembre 2010

La Administración, con las Cortes al frente, burla la Constitución de 1978

Año tras año, en el Reino de España cada mes de septiembre, cuando empieza el curso, son noticia dos cosas: El descaro de la Iglesia Católica y el comportamiento inconstitucional de la Administración, con el poder legislativo (las Cortes) al frente.
«Mientras que todos los demás profesores de cualquier escuela o instituto han tenido que realizar una carrera y superar unas oposiciones, el de religión entra en el colegio o instituto sin otro aval que el del obispo que lo envía. No termina aquí lo insólito del caso, lo mejor viene ahora: a ese profesor no lo paga la Iglesia Católica, como en buena lógica debería ocurrir, sino el Estado; es decir, el contribuyente. Puede muy bien suceder que usted, ciudadano de a pie y contribuyente, sea católico y esté encantado en pagar al profesor que envía el obispo a dar clase; pero también es posible que sea protestante, judío, musulmán, o acaso, decididamente agnóstico o ateo y no lo esté tanto o incluso en modo alguno. No importa: usted paga, el obispo manipula y los políticos siguen alardeando de que este es un país laico...»    
El texto entrecomillado forma parte de "Usted los paga y el obispo los manipula", vía Observatorio del Laicismo.
..  
INFORMACIÓN jurídica de interés:
"Los acuerdos entre el Estado español y la Santa Sede son preconstitucionales e impiden la defensa de los derechos de los ciudadanos", por EQUIPO NIZKOR.

2 comentarios:

  1. Llevas más razón que un santo. Imagínate lo que sentimos los/as que trabajamos en el ámbito de la educación. Con el trabajo que nos cuesta la promoción en nuestro ámbito (si hablamos del sector público) y lo fácil que lo tienen los que son puestos por el obispo. Y que conste que son compañeros y me parece bien que ganen lo mismo, que tengan los mismo derechos y deberes. Es decir, que pasen por un proceso selectivo, y no por el santo capricho de los de la ropa talar.

    ResponderEliminar
  2. Increíble que en un país laico se enseñe Religión en las escuelas, aún como materia optativa, lo acepto en el caso de escuelas privadas católicas, ya que allí se supone los alumnos profesan esa fe y los sueldos los paga la iglesia y la gente que es padre de esos alumnos, pero ¿En escuelas públicas?

    En todo caso, debería existir una materia que se llamara Religiones del Mundo y enseñaran todas las religiones de manera comparada y, de ser posible, deberíamos asegurarnos que la dicte un agnóstico que, creo, tiene un punto de vista no tan álgido como el de los ateos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.