08 noviembre 2010

Mohamed VI fomenta la violencia para justificar la guerra contra los saharauis...

...y el silencio de la UE legitima la ofensiva alauí  
..
Por mucho que el jefe de Estado y el presidente de Gobierno españoles se empeñen, Mohamed VI es, exactamente: un dictador. Los hechos han demostrado hasta la saciedad que la presunta actitud dialogante y modernizadora con la que accedió al trono sólo constituían una impostura.
La hipocresía fue uno de los rasgos que caracterizaron a Hassan II y el hijo ha heredado esa virtud política, la cultiva con rigor y la aplica con creciente asiduidad.
El ahijado politico de Juan Carlos I ha traicionado todo cuanto dijo al coronarse rey.
Dando por sinceros los criterios democráticos de quienes gobiernan en Francia, España y la Unión Europea (UE), es de todo punto injustificable que los gobiernos de París, en primer lugar, y el  de Madrid a su vera --con el silencio cómplice de la mayoría de los Estados miembros de la Unión-- sigan empeñados en barrer la porquería y meterla debajo de la alfombra.
Marruecos no sólo mantiene ocupado un territorio sobre el que carece de soberanía, sino que además incurre en cuatro barbaridades que vistas desde Europa son singularmente graves porque las perpetra un vecino que, para colmo, goza de trato privilegiado por parte de la UE:
El Gobierno franquista dio rango de
provincia al Sahara Occidental
a fin de esquivar el debate sobre
el futuro de la colonia en Naciones
Unidas. A la postre, no lo consiguió;
pero reconoció a miles de
saharauis la calidad de ciudadanos
españoles. De nada les sirvió... 
Aunque tampoco les sirve de
 mucho a los españoles nacidos
peninsulares que recalan en el
sultanato, pues son vejados,
agredidos y expulsados
1. Marruecos es un régimen parlamentario sólo formalmente, incumple prácticamente todos los preceptos esenciales que informan un Estado democrático de Derecho, empezando por el aparato de Justicia (es más, ni siquiera hay seguridad jurídica para empresas ni inversores);
2. La Administración alauí, con la complicidad de casi todos los medios convencionales del país --cuyo sello de identidad es el pesebrismo--, engaña y manipula a los ciudadanos y para redondear aberraciones, fomenta el odio popular a los extranjeros que osen criticar, denunciar o simplemente informar de las iniquidades que viven los subditos del sultán.
3. Nadie sabe qué hace la corrupta clase dirigente marroquí con las aportaciones que la Administración comunitaria y varios países europeos destinan a la modernización de las infraestructuras y el tejido productivo del país magrebí; y
4. A Mohamed VI no le basta con ocupar manu militari el Sahara Occidental, mantiene activa la ofensiva bélica y policial contra la población saharaui iniciada en 1975, no respeta nada --tampoco a los menores de edad-- y emplea la violencia para propiciar la rendición incondicional o el éxodo de los habitantes originarios de la ex provincia española, que teóricamente está bajo la protección de Naciones Unidas.
Ese y no otro es el objetivo último de Mohamed VI: expulsar a todos los saharauis que se opongan a la dictadura alauí y a la marroquinización del Sahara Occidental.
Quienes han hecho de la retórica y de la palabrería el fundamento de su política pondrán el grito en el cielo, pero la realidad es tozuda: Mohamed VI practica la violencia para generar violencia a fin de forzar al Polisario a tomar las armas para acusar a los saharauis de lo que él fomenta, en un intento de justificar la ocupación y la represión.
Lamentablemente, si el Polisario se defendiera, lo más probable es que Occidente se lavara las manos recurriendo a la palabra mágica: ¡terrorismo!... Palabra que los "políticamente correctos" evitan aplicar a la violencia sistemática que practica el Estado marroquí.
Hay ocasiones en que el cinismo político de Europa es inconmensurable, pues no sólo permite tener un sátrapa en la puerta sur de casa, sino que además consiente que ciudadanos comunitarios sean agredidos: ¿todo vale para hacer negocios?
..
ENLACE al colectivo de bitácoras dedicadas al Sahara Occidental, que aportan información de alto interés sobre el país: SAHABLOGS.
.. 
CON ANTERIORIDAD, en ImP:

8 comentarios:

  1. Está muy bien este análisis. Lo tomo prestado. Apertas

    ResponderEliminar
  2. Gracias, shukran, por ayudar a que se conozca la realidad que se está viviendo en el Sáhara Occidental bajo dominio marroquí, donde los derechos humanos son una entelequia.
    Un abrazo solidario.

    ResponderEliminar
  3. Félix, esta mañana he subido este post a facebook, donde ha sido enlazado por bastante gente. Cuando he ido a decírtelo me he quedado sin internet. Ahora mismo llego a casa y lo primero que hago es consultarte si te parecía bien. Supongo que sí, pero sé que debería habértelo dicho antes.

    Un saludo,

    Marta

    ResponderEliminar
  4. A MARTA,
    Nada que objetar, al contrario. Ya sabes --tu mejor que muchos blogueros-- que una de las esencias de la Blogasfera es compartir información y opiniones.
    Por cierto, a través tuyo felicito a todos los blogueros que conocéis el Sahara y hacéis un seguimiento de lo que allí ocurre, sois una fuente de información valiosa, ¡imprescindible!, y "sin contaminar". Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Como siempre amigo Félix comparto plenamente tus reflexiones. Pero ya sabes que las cosas en política internacional son como son. Mucha palabrería, mucha norma internacional, mucha solidaridad, mucha ONU, .... pero al final se imponen los intereses geoestratégicos de las grandes potencias USA, China, Rusia.......¡Cuantos pueblos oprimidos hay en el mundo! Sabes que son millones las personas que sufren de las injusticias que adornan la realidad del mundo presente. Saharauis, palestinos, kurdos, congoleños de una u otra tribu, chechenos,....miles de pueblos, millones de personas que en estos momentos están sufriendo la injusticia que reina en este nuestro mundo. Al final, y por lo que al Sahara se refiere, a cierta gran potencia le interesa que esa zona esté bajo control marroquí porque no considera "realista" que un territorio tan vasto pueda ser gobernado con eficiencia por un pueblo como el saharaui; hay miedo a que ese pueblo, con unos líderes que por cierto en muchos casos dejan mucho que desear en cuanto a ética y responsabilidad, caigan bajo la influencia de "potencias enemigas". No corren buenos tiempos para la justicia en el mundo. Lo siento por los saharauis: nunca conseguirán dirigir los destinos de su tierra.

    ResponderEliminar
  6. Una vez más compartiré uno de tus post en el facebook.

    Un saludo, Félix.


    Lucía.

    ResponderEliminar
  7. A LUCÍA,
    Gracias y a seguir "viendo piedras"... Me gusta la frase de la cabecera de tu blog, recordando que sólo tenemos una vida.

    ResponderEliminar
  8. Siempre que busco algo de información sincera acabo aquí. Cada vez quedan menos sitios. Gracias Félix.
    enkil

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.