25 agosto 2010

Marruecos es una "base" de primer orden para Estados Unidos y la OTAN

El último contencioso prefabricado por el régimen alauí (como casi todos) para pleitear con el de España no sólo sirvió para que el ala patriotera del PP hiciera otro ejercicio de papanatismo, sino que además evidenció una vez más algo realmente sustancial: el Estado español está obligado a llevarse bien con la dictadura magrebí.
Esa buena vecindad se achaca por lo general a dos factores: a la amistad del jefe de Estado español con la familia real alauí y, sobre todo, a intereses comerciales derivados de la creciente presencia de grandes empresas españolas en Marruecos, donde invierten, compran o tienen desde medio pie hasta pie y medio.
Pero con ser fundamental la relación económica, también hay un poderoso motivo geopolítico. A fin de ilustrar esto último basta recordar un detalle de importancia capital que casi todos los medios convencionales no mencionan cuando se producen episodios como el provocado por la supuesta agresión sufrida por un grupo de marroquíes en la frontera melillense.
..
A escasos kilómetros de la frontera saharahui
La comandancia militar de Estados Unidos en África (Africom) está ubicada desde hace dos años en la desembocadura del río Dra, en las proximidades de la localidad de Tan-Tan, en la costa atlántica del sultanato, a escasos kilómetros de la frontera saharahui-marroquí.
Washington, con George W. Bush todavía en la Casa Blanca, eligió Tan-Tan para el nuevo centro de mando de los efectivos militares desplazados a África o que en el futuro operen en el continente. La decisión es fruto de un prolijo estudio iniciado en el 2005.
Finalmente, en el 2007, tras mantener contactos de primer nivel con varios gobiernos africanos, los analistas del Pentágono y de sus agencias de seguridad e inteligencia concluyeron que el reino alauí no sólo ofrecía una “ubicación privilegiada” (disponer de un puerto en el Atlántico en el área del continente más cercana a América), sino que además Mohamed VI dio, da y dará todo tipo de facilidades y, para redondear, el régimen posee “una notable estabilidad político-social”. Desde un punto de vista estrictamente militar, a EE UU no le importa que la estabilidad sea posible por la vía de la represión y de la ausencia de libertades democráticas.
..
Puerto de Tan-Tan (Marruecos)
El PP lo sabe, pero ama el teatro
El único Estado europeo que reaccionó con disgusto ante la decisión de instalar el Africom en Tan-Tan fue Francia, si bien evitó hacer oficial su posición, pues París no ve con buenos ojos la presencia de Washington en el noroeste africano, sabedora de que a medio plazo el Africom le hará perder influencia en la región. El Gobierno español no dijo ni mu.
[Por cierto, en su día la guerra de Perejil causó estupor, sonrisas y también disgusto en el Pentágono]
De momento, en la sede del Africom apenas hay tropas y material bélico, pero ya se han instalado equipos de seguimiento, de observación y de telecomunicaciones.
..
Familia pro norteamericana
Desde siempre, el régimen alauí ha dado facilidades a EE UU para utilizar su territorio con fines militares --¡además del control de los fosfatos saharauis!-- permitiendo, por ejemplo, que las fuerzas de intervención rápida norteamericanas hicieran escalas en el reino con motivo de las dos guerras del Golfo.
Entre otros detalles, conviene recordar que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) dispone de instalaciones de escucha en Tánger y otra de seguimiento de satélites en Ben Guerir y, a modo de anécdota que ilustra perfectamente la situación, la NASA mantiene una megapista de aterrizaje en territorio magrebí para el caso de que sus lanzaderas espaciales necesiten utilizarla.
El proceso viene de lejos, en los últimos años el US Army ha participado en varias maniobras conjuntas con ejércitos de países del Sahel en el marco de la Iniciativa Antiterrorista Transahariana y de la llamada Iniciativa Pan Sahel. La presencia de Estados Unidos va a más y, con su tradicional pragmatismo, Washington ha prescindido de las tiranteces que caracterizan las relaciones Rabat-Argel para colaborar con los servicios de inteligencia argelinos --por ser los que mejor conocen el asunto-- a fin de combatir al llamado Al Qaeda del Magreb Islámico, cuya semilla política y material fue aportada por los Grupos Salafistas de Predicación y Combate argelinos.
..
Importante peón geoestratégico    
Para el Pentágono --y también para los gobiernos europeos-- la ruta marítima que rodea África pasando por el cabo Buena Esperanza (Sudáfrica) tiene alto valor estratégico, motivo por el que la nueva base marroquí complementa perfectamente las del Índico y Arabia.
En torno al 40% del crudo que consume Europa, por poner un ejemplo, llega a través de la ruta índico-atlántica. Sin olvidar el valor económico --¡y también militar!-- que tienen los oleoductos y gasoductos que circulan por y desde los países norteafricanos hasta las costas española e italiana. Y para redondear, ya se ha iniciado la construcción del oleoducto Nigeria-Argelia.
En definitiva, la decisión de ubicar el Africom en Marruecos obedeció a una visión de conjunto y todos los miembros de la OTAN --rabieta francesa aparte-- aplaudieron la decisión.
Más sencillo: Ningún aliado de Washington contribuirá ni siquiera tangencialmente a que Tan-Tan o el rey alauí sufran contratiempos innecesarios. Mohamed VI lo tiene muy en cuenta y los gobiernos de Francia y España, también...

2 comentarios:

  1. Y siendo presidente Richard Nixon y secretario de Estado Henry Kissinger, EE.UU, advirtió al régimen español de que se olvidara de cualquier ayuda de ese país a España en el caso de conflicto por el asunto del Sahara Occidental.

    Así que el sobrino del tío, primo del de ahora, se bajó al moro y pactó la entrega vergonzosa de la antigua colonia.

    saludos

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.