15 enero 2011

La estrategia de la manipulación que aplican el Poder y numerosos medios

Noam Chomsky ha elaborado el decálogo Diez estrategias de manipulación que, entre otras cosas, sirve de guía para vislumbrar cómo funciona un elevado porcentaje de dirigentes económicos, sociales, culturales y políticos, así como numerosos medios de comunicación y --con ellos-- no pocos profesionales de la información.
Ahí va un resumen:
1. Difundir mucho entretenimiento para que los ciudadanos centren su atención en las estupideces, en las nimiedades, en lo superficial y en el entretenimiento, despreocupándose así de lo sustancial y de sus propios intereses colectivos y personales.
2. Crear problemas y conflictos, lo que permite concitar reacciones concretas entre los ciudadanos a fin de que acaben deseando y demandando las soluciones que el manipulador ya tenía previsto aplicar.
3. Generalizar la percepción de que a veces lo inaceptable puede ser necesario o inevitable, insistiendo durante semanas, meses e incluso años en una idea; por ejemplo, un elevado porcentaje de los ciudadanos ya están convencidos de que la única política económica posible es el ultraliberalismo.
4. Presentar las decisiones "dolorosas" como necesarias, alimentando si es necesario la creencia de que es más fácil imponer y aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato, o viceversa, según convenga.
5. Fomentar el simplismo, dando por buenas las verdades emocionales, aunque sean irracionales; fomentando la inmadurez e ignorancia de las gentes, lo cual --aparte de que en ocasiones y en cierta medida sea cierto-- sirve para promover la estulticia, el apoliticismo y el nihilismo, actitudes siempre útiles y favorables al sistema.
6. Concitar emociones o exacerbar las ya existentes, favoreciendo la irracionalidad y destruyendo el sentido crítico de los individuos.
7. Dificultar que el ciudadano comprenda asuntos financieros, económicos, tecnológicos y científicos, lo que además de proporcionar beneficios mercantiles también contribuye a que los administrados desconozcan los métodos que se utilizan para controlar la economía y también a las personas.
8. Cultivar la percepción de que ser vulgar o inculto es "natural"; es más, de un tiempo acá la ignorancia es presentada como un rasgo de autenticidad (¿estaría Chomsky pensando en las belenes esteban?...)
9. Subrayar que todo cuanto ocurre es culpa o responsabilidad de todos, ¡o de la providencia!...
10. Mantener y ampliar la brecha entre quienes poseen conocimiento y la plebe, generando la convicción de que los conocimientos y la cultura en general constituyen un bien heredado, de difícil acceso y  cuya comprensión exige duros sacrificios, de forma que la ciudadanía se convenza de que el saber es distribuido de forma discriminada por la sabia condición humana --formulación antropométrica de la providencia divina.
Pero falta un modelo: Mentir.

2 comentarios:

  1. ¡Y hay qué ver lo bien que funcionan! Ahora bien, el mérito no es de ellos, sino demérito de los demás, eso que llamamos "la masa", tan susceptible al llanto fácil y tan ajena al "A quien corresponda:".
    Apertas.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, con tu permiso lo comparto.
    UN saludo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.