06 octubre 2011

Novacaixagalicia (6): La Xunta se lava las manos y endosa los "muertos" al FROB y a NGBanco

De entrada, es obligado reconocer los méritos del Ejecutivo de la Xunta de Galicia a la hora de lavarse las manos en este rosario de despropósitos.
La última de las medidas adoptadas por el Gobierno de Núñez Feijóo (PP) para seguir vestido de blanco en esta novela negra consiste en difundir dos tesis y sendas cortinas de humo.
Desde el Gobierno gallego se ha lanzado la especie de que el FROB (Banco de España) podría o debería asumir la tarea de anular las multimillonarias indemnizaciones que se auto-otorgaron los directivos de la gran caja, Novacaixagalicia (NCG), y que esa tarea la podrían o deberían acometer los representantes del supervisor en el consejo de Novagalicia Banco (NGBanco)... ¡Lástima que sea una falacia!
Una falacia porque NGBanco no es NCG y, por tanto, esa posibilidad es absurda; es decir, una cortina de humo, pues el banco carece de la potestad de enmendar la plana a la caja muerta ni a la Fundación NCG, aunque esta posea el 6,84 % de las acciones de NGBanco.
Lanzar esta tesis sólo tiene un objetivo: marear la perdiz y confundir.
..
La tesis más barroca
Fernández Gayoso, ex número uno de Caixanova, fue incorporado al consejo de la gran NCG  gracias a los movimientos administrativos (cambio de normas incluida), políticos y mediáticos artillados desde la Xunta y desde el Ayuntamiento de Vigo durante el proceso de fusión para evitar que el setentón se jubilara.
La prolongación política de la vida laboral de Fernández Gayoso en la caja fue denunciada en su día por UGT; pero el enredo fue a más porque Fernández Gayoso, apoyado siempre desde ámbitos políticos, accedió al consejo de NGBanco cuando la Xunta todavía vendía la moto de que la arruinada NCG valía un potosí y ostentaría la mayoría en el accionariado del nuevo banco.
Así fue como el enchufado accedió al consejo incurriendo en flagrantes incompatibilidades.
Ahora, el Gobierno de Núñez Feijoo endosa la patata que él calentó al FROB, al Banco de España y a NGBanco para que sean ellos quienes enfríen el puchero.
En rigor, lo único que pueden hacer --y seguramente harán-- los representantes del FROB y la cúpula de NGBanco es invitar a Fernández Gayoso a que abandone la entidad, que ya no es una caja y en el que nada pinta la Xunta.
..
Dos tesis que tienen sendos objetivos políticos
Lanzando esas dos tesis el Gobierno de Núñez Feijoo confía en lograr lo siguiente:
Primero, confundir todavía más las cosas para reducir las posibilidades de que el electorado identifique al PP gallego con el escándalo de las cajas --¡las elecciones están a la vuelta de la esquina!--, y 
Segundo, lograr que el PP mantenga al archiamortizado Fernández Gayoso en el cotarro a modo de submarino. En definitiva, puro clientelismo: recuerde que nosotros le mantenemos ahí... qué quieren ustedes que haga... pues mire, para empezar... a sus órdenes... gracias... de nada... a mandar...
Lo dicho, a la hora de enredar y lavarse las manos el Ejecutivo gallego sienta cátedra.
..
SIGUE en, "Novacaixagalicia (7): La herencia dejada por Méndez y Gayoso amenaza la viabilidad de NGBanco".
..
CON ANTERIORIDAD:
"Novacaixagalicia (5): Sáenz de Santamaría es una ignorante... ¿O recurre a la tergiversación y a la mentira?"
..
DE INTERÉS:
WIKI·LISTADO de los retiros de oro.
..
1ª ACTUALIZACIÓN (15 octubre):
Varios medios han informado de que Novacaixagalicia (NCG) ha participado en la puesta en marcha de Eólica Galenova Perú, sociedad en la que --según los datos disponibles-- la gran caja habría invertido unos 46 millones de euros. En esta operación aparecen, entre otros, Honorato López Isla y los cajistas Ángel López Corona y María Victoria Vázquez Sacristán [ver "La aventura peruana de Novacaixagalicia"]. 
..  
2ª ACTUALIZACIÓN (9 marzo 2012):
NGBanco ha puesto fin a la participación de Novacaixagalicia (NCG) en la hidroeléctrica peruana, de que ahora era titular el banco por haberla heredado de la caja.
Más detalles, en Praza Pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.