27 noviembre 2014

Sobre la corrupción, el presidente de Gobierno dice blablá

El inútil debate sobre la corrupción que hoy ha protagonizado Rajoy no ha tocado
ni de pasada una de las raíces más sólidas del problema: las connivencias
..
El debate sobre la corrupción celebrado hoy en el Congreso de los Diputados ha sido un brindis al sol. Pero no sólo ha sido un acto inútil, sino que para colmo el presidente de Gobierno ha ejercido de abogado defensor de la recién dimitida ministra de Sanidad. El cruce de argumentos nada sustancial ni nuevo ha aportado. De modo que se ha tratado de una puesta en escena. Teatro.
Rajoy ha insistido en la tesis de que Mato
fue beneficiaria indirecta, o involuntaria,
tal como también ha indicado el juez
instructor en el auto. Pero hay indicios muy
sólidos de que la relación de la ex ministra
con la trama Gürtel era "directa"; incluso
mantuvo al menos cuatro reuniones
con los cabecillas de la red con motivo
de otras tantas convocatorias electorales,
según han reseñado los investigadores
Prueba de que nada sustancial se ha dicho ni se hará (salvo que la Justicia siga adelante con su deber) es que rebuscando en la Red, en apenas diez minutos he encontrado medio centenar de episodios que reflejan la abundancia de resortes y personajes que --sin ser ni incurrir en delito-- ilustran las inmejorables condiciones que se dan en España para que la corrupción haya ganado tantos "usuarios"; tantos son que están destruyendo la credibilidad del Estado de Derecho, lo cual equivale a desmantelar el sistema democrático.
Eso sí, golpes de pecho y alardes absurdos los hay por doquier y desde siempre. Hace ya casi cinco años, por ejemplo, varios medios de información [hábilmente teledirigidos o manipulados desde las cloacas de un partido político] pusieron en marcha una campaña exigiendo el cese o dimisión del ministro de justicia, Mariano Fernández Bermejo, alegando para ello que había coincidido en una cacería con el juez que instruía un caso de corrupción. La demanda era absurda y el motivo que se aducía, más; pero el ministro dimitió.
..
Ora exagero, ora relativizo
Sin embargo, quizá porque las connivencias reales ya han sido "normalizadas", de un tiempo acá se han registrado varios episodios en los que las relaciones entre dirigentes políticos y funcionarios de Justicia  han sido objetivamente indicativas de posibles chanchullos, episodios que se repiten una y otra vez y sin embargo, pese a los indicios, casi nadie considera que sean ni siquiera criticables.
En fin, del escándalo hipócrita que se organizó para fusilar políticamente a Fernández Bermejo se ha pasado a la inhibición política e institucional ante episodios que son merecedores, como mínimo, de una indagación oficial.
Y luego se hacen los ingenuos preguntando por qué la corrupción ha crecido tanto...  
Copio y pego lo esencial de uno de esos episodios que como mínimo merecían indagación, extraído de la bitácora LOS GENOVESES:
El 5 de febrero de 2005, un conocido ultraderechista de Guadalajara [destacado militante de una organización fascista] apuñaló hasta ocho veces a un joven. En la sentencia, la funcionaria que juzgó la agresión no tuvo inconveniente en calificar al agredido como miembro de «tribus urbanas»; es más, incluso subrayó que el apuñalado vestía a lo punki... ¡! Sin embargo, ni siquiera mencionó que el agresor era un acreditado ultranacionalista afiliado a un partido que se opone al Estado democrático de Derecho.
«Sin quitar gravedad a las lesiones por las zonas afectadas y el arma utilizada», el animo que guiaba al agresor no era el de matar, según afirmó la magistrada, sino que sólo quería causar lesiones, «máxime si tenemos en cuenta que la victima es una persona delgada, con menor resistencia por tanto a la penetración, lo que denota la escasa contundencia del impacto», según consta en la singular sentencia.
Tras esas y otras perlas, el ultra fue condenado por un delito de lesiones a dos años de prisión. Doce meses después, el Tribunal Supremo corrigió la sorprendente sentencia y condenó al agresor por tentativa de homicidio a cinco años de prisión, lo que supuso su encarcelamiento para cumplir la pena; lo que muy probablemente habría evitado si no hubiera sido recurrido el primer fallo..
..
Viñeta de J·R·Mora
Doña Concepción y doña Dolores
Pues bien, la autora de aquella sentencia fue María Concepción Espejel Jorquera, magistrada a la que la número dos del PP, María de los Dolores de Cospedal García, llama Concha, su amiga Concha, cuyo historial es ejemplar, según demuestran los datos que aporta el texto de referencia.
El caso del ultra caracense que sólo quería causar lesiones apuñalando ocho veces a la víctima es uno de los muy interesantes episodios que narra la bitácora LOS GENOVESES en el post "Concha, a la que llaman Concha: siempre está donde la esperan".
Tras leer el --insisto-- muy interesante trabajo de LOS GENOVESES --que no es nuevo y al que he accedido buscando ejemplos de connivencias significativas--, mi primera reacción ha sido recordar la ingenuidad política de Rodríguez Zapatero por aceptar en 2009 la dimisión de Fernández Bermejo y, en segundo lugar, he visto reforzada mi convicción de que en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial del Estado español hay demasiados elementos carentes de escrúpulos que practican el todo vale, actitud que constituye uno de los alimentos básicos de la corrupción.
Lo del todo vale y también los corruptos son minoría, cierto, pero son demasiados.
La conclusión, pues, es la del titular: Cuando habla de corrupción, Rajoy dice blablá (sobres aparte).

3 comentarios:

  1. Y lo peor es que se consideran los gurú del siglo XXI. En manos de quién estamos, eso es lo que da miedo. La gente ya no puede soportar por más tiempo que una familia sea desahuciada y que sinvergüenzas como Blesa siga paseando por la calle y Elpidio Silva inhabilitado de por vida.

    Falto en el Congreso el del "¡Váyase señor Rajoy!"

    ResponderEliminar
  2. Hola amic Féli,

    Els periòdics diuen que Putin recolza amb nou milions la carrera presidencial de Le Pen. Jo em pregunto: si Le pen emmascara el seu discurs autoritari i és un partit d'extrema dreta.....llavors Pablo esglésies no és comunista? i el seu discurs no té el mateix objectiu que el de Marie le pen? Jo crec que els periodistes que diuen que Pablo no és comunista i no té el mateix objectiu això és doble rasadora.

    Salutacions.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No és així. Hi ha mitjans, no pocs, que han mentit. L'Estat i el Govern russos no no han donat cap crèdit al FN.
      El FN tenia dificultats per obtenir un crèdit en un banc francès, de manera que va buscar altres alternatives i va presentar la seva sol·licitud en bancs d'altres països i el que li va concedir millors condicions d'amortització va ser un banc rus; NO el Govern ni l'Estat rus, sinó un banc privat rus.
      Tota la resta és pura elucubració.

      Eliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.