08 junio 2018

El hijo de la conselleira de Mar logró la subvención para una granja en ruinas

Una granja en ruinas, ubicada en Ordes y de la que apenas quedan en pie los cimientos y un deteriorado cuadro eléctrico, era el destino de la subvención que Medio Rural concedió al hijo universitario de la conselleira de Mar, Rosa Quintana, a la que finalmente ha renunciado.
La Xunta otorgó inicialmente una subvención de 30.000 euros al estudiante universitario y teórico joven ganadero afincado en el rural Marcos Luis Ortega Quintana, hijo de la conselleira de Pesca, que posteriormente fue rebajada a 15.000 euros. La concesión fue publicada en el DOG el pasado 12 de enero. El hijo de la conselleira cursa la carrera en Santiago.
Siga leyendo en ED Galicia.
..
1.ª ACTUALIZACIÓN (24 horas después):
«El PSdeG denuncia trato de favor al hijo de la conselleira de Mar», vía ED Galicia.

2.ª ACTUALIZACIÓN (12 junio 2018):
El Sindicato Labrego Galego pide explicaciones a Medio Rural, en tanto que Unións Agrarias (UU AA) emplaza a la Xunta a dar «garantías» de que al hijo de la conselleira «se le trató igual que al resto» porque, según argumenta el secretario general de UU AA, Roberto García, «llamaría la atención que se estén beneficiando de las ayudas falsos agricultores o pseudoagricultores cuando el año pasado y el anterior más de 600 de ganaderos con planes de mejora se quedaron fuera por falta de presupuesto».
Más detalles, en ED Galicia.
Es curioso, muy curioso, que UU AA ignore que se está dando dinero público de forma discrecional, a jóvenes y no tan jóvenes.
¿Los dirigentes de UU AA están encerrados en un despacho?, ¿no hablan con nadie del sector?, o sencillamente, que es lo más probable, ¿como nadie quiere denunciar nada, en UU AA prefieren hacer preguntas retóricas para callar lo que deberían decir pero no dicen por vergüenza ajena?: en el rural gallego reina la ley del «se non o fago eu, o fará outro»...

1 comentario:

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.