04 julio 2006

Salarios del Tercer Mundo aquí y ahora

El salario mínimo interprofesional (SMI) de los españoles que trabajan por cuenta ajena está fijado en 540,90 euros al mes; en tanto que el SMI de Francia es de 1.254,30 euros, tal como ha quedado establecido esta semana tras la revisión anual realizada por el Gobierno galo, que ha incrementado la cuantía un 3,05 % respecto a la fijada en el verano de 2005.
La comparación es demoledora: un ciudadano francés “mal pagado” gana un 131 % más que un trabajador español del mismo rango salarial.
El resultado de comparar el SMI y la remuneración media de los asalariados españoles con las cifras correspondientes a los trabajadores de la mayoría de los países comunitarios del Occidente europeo (exceptuando Portugal e Irlanda) arroja proporciones parecidas e incluso superiores.
..
Nómina de un asalariado de la multinacional
El Corte Inglés (pulsar para ampliar)
El 17 % de los trabajadores
cobran el salario mínimo
Y lo que es peor, durante los últimos diez años el porcentaje de asalariados españoles a los que las empresas en las que trabajan les aplican el SMI va en aumento. Así, en 1995 la tasa de asalariados españoles que cobraban el salario mínimo era del 10 % y el año pasado fue del 17 %.
¿Quiénes han sido, pues, los españoles que más se han beneficiado del portentoso crecimiento económico que experimentó la economía española durante el período 1996-2004, período durante el que los gobiernos que presidía Aznar López cantaban cada día la consigna España va bien?, ¿qué hace el actual Gobierno, presidido por un socialdemócrata, para reducir los graves desequilibrios sociales que acusa España?
..
¿Acaso una familia residente en España
puede vivir con 540,90 euros al mes?
La respuesta es no, indudablemente; luego, ¿por qué la cuantía del salario mínimo sigue siendo tan miserable?
Por lo visto, la forma más común de que las empresas españolas mejoren su competitividad en los mercados consiste en reducir costes y para ello recurren a los más fácil: pagar lo menos posible a los asalariados. Es decir, en España la táctica más habitual para reducir costes es la misma que emplean las empresas indonesias, chinas, gabonesas, peruanas, bengalíes…
España va bien, decían anteayer los del PP. Y hoy España va mejor, según ha precisado recientemente José Blanco, segundo en el organigrama interno del PSOE, pese a que el 17 % de los asalariados cobran una miseria y pese a que cuatro de cada diez puestos de trabajo carecen de garantía de continuidad.
Por cierto, en Francia gobierna el centro-derecha y en España, el centro-izquierda. Curioso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.