29 noviembre 2006

Bruselas riñe al Gobierno turco y Erdogan se enroca

Esta semana, la Comisión Europea ha remitido al Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE) --máximo órgano de los Veinticinco-- un dictamen recomendando congelar las conversaciones con Turquía, que desde hace ya más de dos decenios llama a la puerta de la UE.
¿A qué viene el parón? Aparte de que no existe acuerdo en 8 de los 35 apartados en que se divide la negociación, Turquía se empeña en mantener abierto el litigio chipriota, herida que sangra desde el verano de 1974, cuando el ejército turco ocupó parte de la isla y Ankara organizó la llamada República Turca del Norte de Chipre.
Desde entonces, Chipre --que ya es socio de la UE-- permanece dividido y Turquía, para colmo, impide que barcos y aviones chipriotas operen en sus aguas y aeropuertos.
En esas circunstancias, la negociación Bruselas-Ankara está condenada a fracasar. El actual primer ministro turco, Recep Tayip Erdogan --que en su juventud fue un redomado islamista-- ha respondido al dictamen de Bruselas con una bravata impropia de quien se ha declarado europeísta. ¿O era simple retórica?
Desde hace años, tirios y troyanos de la UE --excepto Gran bretaña, que ejerce de submarino de EE UU en Europa-- coinciden en que carece de sentido negociar el ingreso en la UE de un Estado que mantiene ocupado manu militari parte del territorio de un país socio. Parece que, por fin, se impone la lógica, aunque haya sido arguyendo un detalle menor (las trabas que pone Ankara a la libre circulación de los buques y aviones chipriotas).
Erdogan, que de un tempo acá parece dispuesto a echar mano de sentimientos y retóricas trasnochadas, y se niega a reconocer sin sombra de duda que el ingreso de Turquía en la UE poco o nada tiene que ver con el hecho de que el 98 % de la población otomana sea de religión mahometana.
En esencia, los escollos para el ingreso de Turquía son tres:
Erdogan y su esposa, Esmine, en foto reciente
1. La ocupación turca del norte de Chipre;
2. Que Turquía tenga acceso y a su vez garantice la libre circulación de personas y mercancías, y
3. Que Turquía asegure el respeto de unas mínimas garantías jurídicas y el respeto de los derechos humanos fundamentales --amén de que la aplicación de la pena de muerte no ha sido derogada, sólo suspendida.
El dictamen de Bruselas será debatido el próximo 11 de diciembre por el Consejo Europeo. Tal es el plazo de que dispone Erdogan para dar muestras de que acabará retirando las tropas que ocupan las provincias chipriotas de Famagusta, Kirenia y parte de la de Nicosia y que, por tanto, desaparecerá la fantasmal República Turca del Norte de Chipre.
El primer paso para demostrar que ese futuro es posible consiste, exclusivamente, en que los buques y aviones de Chipre sean respetados en territorio otomano.
Por cierto, puestos a abrir lo ojos, Erdogan debería reconocer que cuando Turquía decidió ocupar el norte de Chipre el 82 % de la población isleña era grecoparlante. Porque mientras los pleitos greco-turcos --países que comparten historia, cultura, mar e islas-- sigan emponzoñando el pensamiento del Gobierno de Ankara, el ingreso de Turquía en la UE difícilmente se sustanciará, pese a que cuatro de cada cinco turcos ansían ser oficialmente ciudadanos comunitarios.
..
ENLACE al ensayo de FOREING POLICY, en su versión castellana, referido al escenario turco actual y al papel que juega el ejército otomano como teórica salvaguarda del laicismo.
..
ACTUALIZACIÓN (11 de diciembre 2006):
El Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE decide, por fin, hacer lo que en rigor debe y reduce sensiblemente la intensidad y los contenidos de las conversaciones bilaterales mediante las que se prepara el hipotético ingreso de Turquía. ¿Razones?
El callejón sin salida al que se ha llegado en ocho apartados del sumario de las negociaciones (transportes, unión aduanera, libre circulación de mercancías, libre establecimiento de empresas, servicios financieros, agricultura, pesca y relaciones exteriores), más la probada renuencia de Ankara a normalizar sus relaciones con Chipre y retirar sus tropas de la isla.
..
CON POSTERIORIDAD:
octubre 2015, «Erdogán de Turquía, el ex yihadista que borda el papel de "amistoso enemigo"», y
noviembre 2015, «El partido islámico del PPE ha recuperado la mayoría en el Parlamento de Turquía».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.