19 diciembre 2006

En Irak hay 100.000 invasores no uniformados

The Washington post ha revelado parte de un informe del Comando Central del Ejército de EE UU que cifra en 100.000 las personas contratadas para realizar distintas tareas relacionadas con la ocupación de IrakEntre los contratados los hay nacionales y extranjeros, destacando sobremanera los estadounidenses, que acaparan los puestos con responsabilidad y mando.
Entre las tareas de los mercenarios figura la prestación de servicios al Ejército invasor, desde construcción de cuarteles hasta los suministros, así como proporcionar seguridad a empresas, sobre todo a las extranjeras. Es más, esas fuerzas no regulares incluso llevan a cabo operaciones para arrestar e interrogar a presuntos insurgentes.
Entre el personal de las empresas contratadas, casi todas pagadas con fondos procedentes de EE UU, abundan los mercenarios. La mayoría de ellos son ex miembros de los ejércitos estadounidense, británico y en menor medida de otros países adscritos a la OTAN. Su tarea fundamental consiste en adiestrar a las unidades del nuevo ejército iraquí, si bien en numerosas ocasiones también participan en acciones de combate.
..
La presencia de soldados occidentales en Oriente Próximo
no es nueva. En la imagen, entrada de un contingente
británico en Bagdad, en 1919
La omnipresente Blackwater
La mayoría de esas compañías "proveedoras de seguridad" --así han sido calificadas oficialmente por los gobiernos de los países invasores-- tienen sede en EE UU y Gran Bretaña. La firma más y mejor introducida es la estadounidense Blackwater, constituida en 1997 bajo la dirección de un ex miembro de los Navy Seals.
El grupo Blackwater está dividido en cinco empresas especializadas en distintas funciones; por ejemplo y según han precisado sus propios portavoces: la imposición de la ley, el denominado "peacekeeping" (misiones apaciguadoras y de mantenimiento de la paz) y lo que ellos describen como operaciones de estabilidad.
Un documento del Ejército de EE UU que hizo público The New York times en abril del 2004 ya revelaba que esas empresas auxiliares están autorizadas a "usar fuerza letal", pero no sólo para defenderse de posibles ataques o atentados de la insurgencia, sino también para "defender la propiedad" y "detener civiles y ejecutar requisas".
Las implicaciones de Occidente en el escenario iraquí van mucho más allá de lo que habitualmente informan los medios convencionales. Desde hace varias semanas, máxime desde que el partido de Bush II perdió las elecciones legislativas de EE UU, se barajan distintas fórmulas para la retirada de los ejércitos estadounidense y británico, pero poco o nada se dice de la presencia de las fuerzas no regulares que operan en Irak y que, a la vista de los extraordinarios intereses económicos en juego, seguirán condicionando la vida social, económica y política del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.