05 noviembre 2007

Emigración-inmigración: ¿A quiénes beneficia?

Los movimientos de población transfronterizos tienen variadas raíces, pero casi siempre se dan por dos motivos: económicos (sea para buscar comida, mejor calidad de vida o abrir horizontes a la prole propia) y políticos (persecución ideológica, religiosa o étnica).
Los datos, además, demuestran que las migraciones más numerosas son las de orden socio-económico.
¡Que rápido ha olvidado el Viejo Continente que no menos de 45 millones de europeos embarcaran rumbo a América desde el siglo XVI hasta bien avanzado el siglo XX!
Dibujo de Alfonso Daniel Rodríguez Castelao
Desde hace más de un siglo y para colmo de males, la mayoría de los movimientos de población se producen desde países poco desarrollados a países emergentes o ricos. Por lo que a medio y largo plazo las migraciones contribuyen a empobrecer a los territorios pobres y multiplican las posibilidades de acumular riqueza en las geografías más desarrolladas.
Y pocas certezas más pueden extraerse de la historia de las migraciones. El rosario de simplezas, superficialidades u obviedades con las que algunos pretenden enriquecer el debate sobre las emigraciones e inmigraciones apenas clarifica nada y, para colmo, en ocasiones sólo sirve para emponzoñar actitudes. Naturalmente, hay cuestiones culturales --personales y colectivas-- de alto interés que exigen atención, pero en las Españas se ha llegado a un punto en el que cuando se habla de emigración o inmigración priman los discursos interesadamente alambicados, los simplismos propios de la ignorancia, e incluso empiezan a ganar crédito la xenofobia (rechazo al otro) y el racismo (rechazo a otras etnias).
Y lo más chusco: ¡Hasta hay quienes aducen razones económicas para promover la construcción de muros!
Convendría colocar carteles en los lugares públicos más concurridos en los que figuraran estos dos hechos:
1. Históricamente, Europa es el continente emigrante por antonomasia, los datos así lo constatan; y
2. Las emigraciones siempre acaban beneficiando al país receptor y perjudicando al emisor, y de esto saben mucho cientos de miles de familias españolas, por mucho que ahora haya quienes se hacen los olvidadizos.
..

9 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo.

    Y que opinas de la "emigración" (por llamarle de algún modo) interregional dentro de un pais. ¿Beneficia también a la región receptora o a todo el pais en general?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Siempre acaba imperando, sin embargo, el discurso político, porque es el más fácil y simple, y hasta cuando parece que es el económico el que impera, siempre lo hace con tintes, con matices políticos que lo devalúan. Seguiremos intentándolo. Unha aperta.

    ResponderEliminar
  3. Pedazo de post!!!
    Me lo imprimo.
    No puedo añadir nada. Todo lo has dicho en el post.

    Besos migratorios, como la historia del mundo.

    ResponderEliminar
  4. A José Luis: En mi opinión, las migraciones dentro del territorio español --porque supongo que esa es la "esencia" de tu interrogante-- han generado fenómenos similares.
    De ahí que las revindicaciones políticas y presupuestarias de corte nacionalista --con ser legítimas-- estén "cojas" y carezcan en gran medida de las virtudes de la prudencia, de la ciencia económica y de la equidad inter-territorial en su sentido más social. Nadie puede negar --científicamente hablando-- que Cataluña, el País Vasco y Galicia son naciones--al igual que Castilla-- pero Estado y nación nunca han sido conceptos equiparables, otra cosa es que esa y otras condiciones fueran utilizadas como factores integradores y/o cohesionadores en los siglos XVII-XX, en el tránsito al Estado moderno.
    Dentro de un mismo territorio administrativo (estatal) se han dado y se dan situaciones equiparables a las que se hoy se registran entre países del Tercer y Primer mundos en cuanto a las migraciones.
    En los años sesenta y setenta eso era perceptible en la Barcelona en la que yo me crié, por poner un ejemplo. No por esto hay que afilar las herramientas españolistas --que es otro nacionalismo, hoy el más "peligroso"--, pero sí nos debería ayudar a comprender, matizar, relativizar...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno el post y muy certero, solo un pero, los principales movimientos migratorios actuales se dan dentro de la África, o al menos eso creo haber leído.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué me vas a contar! Nacido en Alemania en 1968, hijo de emigrantes gallegos... luego retornados. Además, antes de ir a Alemania habían venido a Vigo desde sus pueblos respectivos... aúno la migración interior y la exterior en mi familia y en mi persona.

    Totalmente de acuerdo con las ideas que expones y cómo las expones, como cabe suponer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Magnífico post, Félix. Gracias por el análisis.
    Enlazo.

    ResponderEliminar
  8. Buenos días.

    Gracias por contestarme. Si que estoy de acuerdo contigo en el concepto de nacionalismos central como algo "peligroso", como concepto de "nacionalismo". A mi modo de ver, (también digo que sin mucho peso), creo que los movimientos interregionales de capital humano no mueven las cifras macroeconómicas de un país (si consideramos a España como pais sin diferenciar comunidades). Las cifras macro de cada de comunidad si que se ven afectadas. Yo creo, y no se si opinarás lo mismo, que el movimiento interno de mano de obra no se refleja en la economía nacional (macro)mientras lo que si motiva es que en la microeconomía familiar si se puedan producir muchísimas desigualdades entre diferentes territorios o comunidades, que a su vez lleven aparejadas diferentes asignaciones presupuestarias dentro de los presupuestos nacionales. Es una especie de pescadilla que se muerde la cola. Si una comunidad genra empleo y riqueza, esta repercute en la microeconomía de sus miembros que a su vez demandan servicios que necesitan una inversion estatal mayor y asi consecuentemente generara más riqueza y por lo tanto mejoras en sus ciudadanos. Yo creo que muchas veces el problema se encuentra en los políticos y en su utilización de los fonods públicos no en bien de su comunidad, sino en su propio beneficio político, pero bueno, esto es algo normal.

    ResponderEliminar
  9. A José Luis: Sólo quiero añadir un detalle. La calidad de vida no depende sólo de la economia --y mucho menos de la macro--. Prácticamente nunca se valoran "bienes" que los analistas económicos oficiales y oficialistas no mensuran. Por si fuera poco, hay afanes y fijaciones tan abusrdos como demandar autopistas de 20kilómetros para ahorrar cuatro minutos en desplazamientos que afectan al 5% de la población... Hay casos concretos al respecto; en parte debido al escaso sentido de colectividad que acusan (o acusamos) los ciudadanos españoles.
    En fin, el asunto es muy complejo y la tendencia a territorializar todos los análisis acostumbra a emponzoñar y muchas veces convierte lo relativo en absoluto.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.