28 diciembre 2007

Pérez Touriño protagoniza un acto de corporativismo político

Pérez Touriño, presidente de la Xunta y líder teórico del PSdeG-PSOE, se ha perdido en el fangoso laberinto de la Cidade da Cultura.
Ayer, en el Parlamanto autonómico gallego se votó el dictamen elaborado por la comisión que ha investigado cómo, porqué y a santo de qué la Administración gallega ya ha gastado (incluidos compromisos de pago) más de 400 millones de euros en un complejo que no se sabe exactamente cómo será utilizado y que es de nula rentabilidad a corto y medio plazo (a largo plazo es una incognita).
Pues bien, los dos partidos de la coalición gobernante (PSdeG-PSOE y BNG) estimaron legalmente necesario que el dictamen sea remitido a la Fiscalía porque, según los datos y las declaraciones recabadas, hay evidentes indicios de delito en la puesta en marcha del proyecto y en la administración de las obras. Sin embargo, Pérez Touriño, que se opone (¿?) a la intervención de la Fiscalía, abandonó el pleno para no votar a favor de la resolución.
El presidente de la Xunta, que abandonando el hemiciclo ha dejado constancia de que está en minoría en su propio partido, ha confundido churras con merinas al justificar su espantá diciendo que ¡está en contra de judicializar la vida política!
Judicializar la vida política consiste en recurrir a la Justicia para deslegitimar o frustrar las decisiones democráticas de las instituciones. Cosa radicalmente distinta es que una institución --en este caso la Cámara gallega-- detecte posibles delitos e informe de ello a la autoridad judicial.
Cabe concluir, pues, que Pérez Touriño necesita un reciclaje; salvo que haya callado lo que miles de gallegos temen: Hay políticos cuyo corporativismo es tan acendrado que supeditan la ética y la credibilidad de las instituciones (incluidos los partidos) a la defensa de sus colegas, aunque éstos sean racionalmente sospechosos de haber burlado la ley.
Pocas cosas hay tan antidemocráticas como el corporativismo político. Que los elegidos para administrar la cosa pública hagan capilla, erigiéndose en colectivo intocable, es altamente peligroso en un Estado de Derecho. Ante la actitud de Pérez Touriño, cabe confiar en que la ejecutiva del PSdeG y la federal del PSOE reclamen mayor rigor político, institucional y legal al presidente de la Xunta.
INFORMACIÓN puntual, en La voz de Galicia y VIEIROS.

4 comentarios:

  1. Mayor rigor político y ética es lo que falta. Buen post.

    ResponderEliminar
  2. www.10000smileyfaces.com

    LOS PRIMEROS 100 SON GRATIS

    Hola, mi nombre es Ezequiel y te invito a formar parte de la comunidad de las “10000 Caras Sonrientes". Allí podrás hacer un link a tu blog y aumentar la cantidad de visitas. Nuestro objetivo es crear un medio de promocion de blogs y páginas personales porque pensamos que hay mucha gente que tiene algo que decirle al mundo entero.
    LOS PRIMEROS 100 SON GRATIS

    ResponderEliminar
  3. Estimado Félix:

    Feliz año 2008, y gracias por los buenos momentos que nos has hecho pasar este año leyendo tu magnífico blog,

    saludos de Cristóbal

    ResponderEliminar
  4. Pues, a mi me tira más, respecto a la política, para el lado de ajusticiarla que de judicializarla (a porpósito,linda palabra para un trabalenguas ¿no?).

    Hoy me levante sarcástico.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.