23 enero 2009

La agresividad de los populares se vuelve contra ellos mismos

El sainete que protagoniza el PP de Madrid desde hace varios años ha alcanzado estos días uno de sus puntos álgidos con la película de espías que rueda el sector aguerrido. Al margen de quienes sean quienes emplean los métodos más asquerosos en la guerra por el poder que libran los conservadores, en este episodio no hay inocentes.
El conjunto de la organización --que no los militantes-- es responsable de cuanto ocurre.
Lo más chocante es el empeño de altos cargos del PP, empezando por el ¿centrista? González Pons, en poner el ventilador para implicar a otros partidos, al Ministerio del Interior e incluso a la prensa, actitud esta en la que influye aquello de matar al mensajero.
Para los aguerridos y para los ciegos --la mayoría de los segundos por interés-- lo preocupante es que la porquería ses visible públicamente.
Esperanza Aguirre, la lideresa 
(imagen capturada en Madridmemata)
A la vista de los datos ya difundidos, es lógico concluir que varias decenas de cuadros y altos funcionarios del PP madrileño estaban al tanto --en mayor o menor grado-- de las prácticas de los aguerridos, que han demostrado hasta la saciedad estar dispuestos a todo para conservar el poder. Actitud esta que ya quedó patente con motivo del tamayazo, lodazal que fue posible gracias a la connivencia o al silencio del conjunto del PP madrileño, incluidos los seguidores del inocente Ruiz-Gallardón.
Si la dirección de los populares no depura las aguas negras, todos los cuadros del PP serán co-responsables del juego sucio. Y no vale decir que todo es un invento de los medios, hace un mes un miembro de la banda de los aguerridos ya fue condenado por espiar a altos cargos.
OTRAS OPINIONES en la Blogosfera, en la selección elaborada por Radiocable.
DE INTERÉS:
"El tamayazo permanente", por Orencio Osuna, vía NUEVA TRIBUNA;
"Aguirre y sus terminales mediáticas", por Isabel G. Caballero, vía NUEVA TRIBUNA;
"Ubú presidenta", en DIARI DE L'ABSURD; y
"Apuntes para guión de película", en BUCEANDO.

3 comentarios:

  1. Algunos párrafos del artículo de Orencio Osuna (saqueo de la sanidad, escuela pública, compra de votos, medios de comunicación dedicados al chantaje y la extorsión...) son totalmente insidiosos, calumniosos, y de juzgado de guardia. La desvergüenza con la que escribe y desinforma sólo es comparable a la de los medios que le dan cobijo.
    Ante tamaño despropósito de insultos y mentiras, sólo se le pueden enfrentar los datos: el Partido Popular gana en Madrid desde 1991 todas las elecciones convocadas. En las últimas elecciones a la Asamblea de Madrid (2007), Aguirre obtuvo 1.577.000 votos, el 53% del total, y el PSOE el 33%; en las últimas elecciones municipales (2007), Gallardón obtuvo 875.000 votos, el 55%, y el PSOE, el 30%; y en las últimas elecciones generales (2008), en la circunscripción de Madrid el PP obtuvo el 49% de los votos frente al 39% del PSOE.
    ¿Son tontos los ciudadanos madrileños?

    ResponderEliminar
  2. La pregunta final del primer comentario pone en bandeja una contestación que no daré porque no tengo "de los c......".

    ResponderEliminar
  3. A Josito:
    Los ciudadanos no son genéricamente inteligentes ni tontos. Pero lo que sí es incuestionable es que la razón (o la racionalidad) y las certidumbres científicas o comprobables son ajenas a la cuantía de las personas que las admiten o que las repudian.
    El sufragio no dirime razones ni verdades; los votos sólo determinan quien tiene que gobernar por decisión de la mayoría (o de las minorías que pactan constituir una mayoría), pero este asunto es ajeno a la bonda o maldad de las decisiones ulteriores y, sobre todo, es ajeno a los valores.
    Hitler llegó al poder aplicando el sufragio universal; esto no quiere decir que haya que suprimir el derecho de sufragio, sino que refleja una circunstancia: la gente vota lo que cree que debe votar, loq ue le gusta, lo que le convence, lo que le pasa por las narices, etcétera. ¡Nada más! Y eso no hace más inteligentes ni más tontos a los votantes, voten lo que voten, ni convierte en perfecta o deleznavle la opción política elegida, sino que la hace vencedora política y le da derecho a gobernar. Y punto.
    No mezclemos cuestiones jurídico-políticas y legales con valores que son ajenos a las urnas.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.