10 mayo 2010

España es uno de los PIGS, ¿y Gran Bretaña?: "UK is the ghost"

El inventor del término PIGS [en lengua inglesa, cerdos] para referirse a los países de la Unión Europea (UE) menos ricos fue un periodista...
La ocurrencia no es nueva, data de los años noventa y las siglas corresponden a las iniciales de Portugal, Italy, Greece y Spain.
La clase dirigente inglesa, en la que es obligado incluir a la élite de sus periodistas, mira por encima del hombro al resto del mundo desde hace un par de siglos, máxime a los turkish, spanish and dogs, tal como rezaba el cartel colocado a la entrada de un pub de London para indicar las especies que tenían prohibida la entrada.
El cartel con este aviso lucía hace trece años en un establecimiento que tuve la dignidad de no pisar.
Más recientemente he vuelto a pasear por Londres pero por razones fácilmente comprensibles he evitado adentrarme en esa street.
[El cartel hostelero al que aludo no es único, tampoco el más habitual, sólo es uno más. Cito ese porque lo he visto, porque era uno de los mejor elaborados y porque guardo perfecto recuerdo de la sonrisa que me dirigieron dos lugareños que accedían al local y que me oyeron decir "algo" en castellano.
En otros establecimientos y con avisos de corte similar se menosprecia a esos o a otros pueblos, etnias o razas, siendo el colectivo más prohibido el de los black, por lo que yo he visto. 
A fecha de hoy son menos corrientes esas demostraciones de xenofobia, pero hasta hace unos diez años ese tipo de carteles todavía eran numerosos en Londres y en los años cincuenta, sesenta y setenta, ¡habituales!]
En fin, el caso es que salvo Greece, ningún otro de los PIGS de la UE acusa cifras macroeconómicas tan penosas como las de Gran Bretaña, donde eso de la macroeconomía es menos "sagrado" que en España.
La élite de los periodistas ingleses es más patriotera que la española y colabora con el Gobierno de su majestad para ocultar a la ciudadanía (y sobre todo en el exterior) ciertas debilidades económicas y miserias laborales; por ejemplo, que el déficit presupuestario es superior al de España y la deuda, 20 puntos mayor.
..
Especialistas en rapiñar
Sin embargo, la clase dirigente británica alardea (y dispone) de la City, el nido de ventajistas, especuladores y evasores de impuestos más importante del mundo; tanto que nada tiene que envidiar de los paraísos fiscales. Por si fuera poco, entidades financieras británicas acumulan miles de millones de millones no británicos (dinero negro incluido) en Man, Jersey, Gibraltar...
¿Por qué cree usted que fracasa toda iniciativa de armonizar la fiscalidad en la UE?
El gobierno de Gran Bretaña, sea laborista o conservador, figura entre los grandes defensores de la economía de libérrimo mercado.
Mientras tanto, numerosos periodistas ingleses, los mismos a los que la vicepresidenta del Gobierno español fue a dar explicaciones [¡manda carallo!] estigmatizan a los PIGS y justifican u ocultan que el Estado británico gasta montañas de dólares y libras esterlinas en enviar a decenas de miles de soldados profesionales a Irak o Afganistán, adonde sea con tal de defender los intereses de un Estado cuya política económica figura entre las que más plusvalías permite generar a una casta de privilegiados, a la vez que es uno de los Estados del Primer Mundo que peor trata y menos servicios públicos presta a las clases trabajadoras.
Sin ir más lejos, comparar los servicios públicos de sanidad de Gran Bretaña con los de España es desolador, para ellos…
Sin embargo, el Estado español y los del sur son (somos) los pigs pese a que la única ventaja de Gran Bretaña frente a la pig Greece es que la mayoría de su deuda tiene vencimientos a largo plazo (por encima de los 12 años), de modo que el Reino Unido es y seguirá siendo un apéndice o colonia financiera del amigo estadounidense.
..
Ciudadanos endeudados hasta las pestañas
La realidad económica de Gran Bretaña es una bomba de relojería, pero el sistema lo permite.
El endeudamiento medio de los ciudadanos británicos también es más elevado que el de los residentes en los PIGS. Si se repartiera la deuda británica, cada subdito de Isabel II debería una media del 170 % de sus ingresos anuales.
Si el Banco de Inglaterra pusiera el precio del dinero al nivel que en realidad corresponde a la maltrecha pero rutilante sociedad británica, quebrarían cientos de empresas y las ejecuciones por impago de hipotecas superarían con creces las que se registran en España.
Las aberraciones y sinsentidos económicos que caracterizan a Gran Bretaña dan para un libro.
Un último detalle, ¿sabía usted que el sueldo de 1 de cada 5 asalariados británicos depende de los presupuestos del Estado?: 6,2 millones de los 30 millones de ocupados son funcionarios o empleados públicos.
Pero ya ve usted, así funciona el sistema: Portugal, Italy, Greece y Spain son los PIGS... ¿y Gran Bretaña?: UK is the ghost. ¡Pero no está en el euro!, lo cual le permite maniobrar con su banco central y/o por la vía de los presupuestos; esto es esencial, tiempo al tiempo...

1 comentario:

  1. Y a pesar de todo, ya ves: Cameron va y consigue la mayoría absoluta.
    Es lo que hay. Los pueblos tienen a los gobernantes que se merecen. Aquí somos especialistas en ello.

    ResponderEliminar

NOTA: En ImP no se publicarán injurias ni difamaciones, ni tampoco imputaciones de faltas o delitos sin aportar pruebas, datos judiciales o sentencia.
Sólo se publicarán los anónimos que a criterio del administrador sean de interés.